RANKINGS

10 actores y actrices irreconocibles por exigencias del guion

Cuando un actor se enfrenta a un papel tiene un objetivo claro: conseguir una interpretación tan buena que el público no vea al actor ‘haciendo de’ sino al propio personaje. A veces, el reto es todavía más grande porque el intérprete no se parece a quien representa. La historia del cine está llena de actores y actrices que llevaron a cabo grandes transformaciones físicas para dar vida a los personajes más variopintos.

Robert de Niro ganó muchos kilos, 27, para la película ‘Toro salvaje’. Christian Bale fue todavía más lejos y adelgazó 29 kilos para protagonizar ‘El maquinista’. No obstante, este artículo no va a tratar sobre este tipo de transformaciones sino que va a centrarse en cambios de aspecto más radicales aunque sea con la ayuda del maquillaje. Aquí van a aparecer actrices y actores a los que no reconocería ni su familia de no ser porque sabían qué película estaban rodando.

Es cierto que, en todos estos casos, la labor del departamento de maquillaje fue esencial para hacer creíble al personaje, pero también lo es que los intérpretes ofrecieron lo mejor de sí mismos para acabar de redondear la transformación.

Gary Oldman en ‘El instante más oscuro’

Actor camaleónico como pocos, Gary Oldman ha vuelto a sorprender a propios y extraños con su transformación física para dar vida a Winston Churchill en ‘El instante más oscuro’. Parece que estás viendo y oyendo al Primer Ministro británico durante la II Guerra Mundial. El actor ha contribuido con su actuación y con su voz ya que tiene una gran habilidad para modularla y subirla o bajarla de tono para potenciar el personaje y parecerse al referente real.

Sin embargo, tanto o más ha ayudado la increíble caracterización. No es para menos porque el actor ha necesitado 200 horas en maquillaje para lucir igual que su compatriota político del pasado siglo. No es la primera transformación física de Oldman de este tipo, que en 2001 pasó por sesiones de maquillaje de seis horas diarias para caracterizarse como Mason Berger en ‘Hannibal’.

John Hurt en ‘El hombre elefante’

El segundo de esta lista es John Hurt. Este actor fue nominado al Oscar por su interpretación de John Merrick, un hombre con la cabeza deforme, en ‘El hombre elefante’. En la película, su personaje sufre continuas humillaciones por su aspecto físico y es exhibido como una atracción de feria. Un papel jugoso que vino acompañado de una increíble transformación física.

En el vídeo anterior, a partir del 4:20, puedes ver la magia del cine y de Hollywood en directo. Con la ayuda del maquillaje y de unas prótesis, Hurt se convierte en el monstruoso Merrick. Una transformación que no mereció una nominación al Oscar al mejor maquillaje. De hecho, el largometraje recibió ocho nominaciones y no se llevó ninguna.

Charlize Theron en ‘Monster’

La sudafricana Charlize Theron ganó en 2003 el Oscar a la mejor actriz por su papel de asesina en serie en el largometraje ‘Monster’. También se hizo con el Globo de Oro y el premio del Sindicato de actores. Hubo unanimidad en el mundo del cine para elogiar su actuación metida en la piel de la prostituta y homicida Aileen Wuornos. Lo de meterse en la piel nunca mejor dicho porque su caracterización fue increíble.

En el vídeo de arriba, a partir del 3:20, tienes cómo consiguieron convertir a la bellísima y angelical Theron en la fea y dura Wuornos. Un trabajo de maquillaje sobresaliente unido a una actuación enorme en la que la actriz copió los gestos de la asesina en serie ejecutada mediante inyección letal en 2002. Fue condenada por quitar la vida a siete hombres entre 1989 y 1990 que, según ella, la violaron o intentaron violarla mientras ejercía como prostituta.

Anthony Hopkins en ‘Hitchcock’

Es evidente que el resultado final tras maquillar a Anthony Hopkins no fue todo lo parecido al director Alfred Hitchcock que hubiera sido deseable. Éste tenía un rostro muy peculiar. También es cierto que el resultado fue bastante aceptable y que el actor quedó lo suficientemente cambiado para no reconocerle.

El resto vino a cargo de la actuación de Hopkins, que fue lo mejor del largometraje junto a Helen Mirren, que hizo de Alma Reville, la mujer del cineasta británico. Hopkins hizo un gran trabajo a la hora de imitar a Hitchcock, aunque no vio recompensado su trabajo en forma de premios. Quizá pesó que el argumento y la dirección de ‘Hitchcock’ no estuvieron al nivel de la interpretación de su pareja protagonista.

Jim Carrey en ‘El Grinch’

Jim Carrey es inconfundible con sus muecas. Sin embargo, es casi un ejercicio de fe reconocerle en ‘El Grinch’. Ron Howard dirigió esta película en la que el actor da vida a un ogro que odia la Navidad y decide robar los regalos de Papá Noel a los niños. La labor de maquillaje para convertir al cómico en la criatura mereció un premio Oscar al mejor maquillaje.

En el vídeo de arriba puedes ver cómo fue la transformación de Carrey en el Grinch. Hay distintas versiones del ogro en las que se pueden apreciar mejor y peor los rasgos del intérprete. Al final, se optó por una versión en la que no se le reconoce, pero dándole libertad ‘facial’ para poder gesticular. ¿Qué sería de Jim Carrey sin sus muecas?

Robert Downey Jr. en ‘Tropic Thunder, ¡una guerra muy perra!’

El papel de Kirk Lazarus en en ‘Tropic Thunder, ¡una guerra muy perra!’ le dio a Robert Downey Jr. una de sus dos nominaciones a los Oscar. En esta comedia, interpreta a un actor del método que gana continuamente el Oscar por sus actuaciones. Para ir un paso más lejos, Lazarus (Robert Downey Jr.) decide interpretar a un negro en una película sobre la guerra de Vietnam. Hasta aquí parece todo normal.

Lo novedoso (y paródico) es que Lazarus se somete a una operación de pigmentación de la piel para lograr la caracterización más perfecta. Y vaya si lo logra. Se vuelve negro. El actor está irreconocible. Encima, cambia su tono de voz para parecer todavía más negro en una interpretación divertidísima. No es la única del film porque Tom Cruise también sufrió una transformación considerable para hacer del despiadado productor.

Tilda Swinton en ‘Suspiria’

El físico juega a favor de Tilda Swinton, una actriz que puede hacer incluso de hombre con un poco de maquillaje. No hay más que ver su currículo para comprobar lo camaleónica que es. Aunque en el caso de ‘Suspiria’, la transformación fue profunda, tan grande, que la actriz parece un hombre mayor. Nadie podría reconocerla.

El papel de Swinton no es el de un hombre aunque lo parezca por las imágenes. Interpreta a Madame Blanc, la directora de una prestigiosa escuela de ballet de Alemania en la que desaparece una de sus alumnas. Esta obra es un remake del clásico de cine de terror de 1977 dirigido por Dario Argento.

Naomi Grossman en ‘American Horror Story’

Los cambios de imagen radicales no sólo se dan en el cine. En la televisión también hay ejemplos muy llamativos donde el departamento de maquillaje ha realizado un trabajo soberbio. Uno de ellos es el de la actriz Naomi Grossman, que está irreconocible como Pepper en la serie ‘American Horror Story’.

En el anterior vídeo puedes ver el proceso de transformación de Grossman en Pepper, una paciente de un manicomio con microcefalia. Aquí la transformación no parece tan radical porque la intérprete ya iba con el pelo afeitado. Si la ves en Google con pelo y maquillada para la vida real, es imposible reconocerla.

John Matuszak en ‘Los Goonies’

Como jugador de fútbol americano, John Matuszak tuvo una carrera mucho más exitosa que como actor en el mundo del cine. Sus dos títulos de la Super Bowl dan fe de esta afirmación. Sin embargo, fue como actor que se ganó el corazón de millones de niños en todo el mundo. Todo gracias al personaje de Sloth en la película ‘Los Goonies’.

Para convertirse en el deforme hermano Fratelli, Matuszak se tuvo que someter a largas sesiones de maquillaje de más de cinco horas. El resultado fue sorprendente: un personaje que resultaba tan amenazador por su tamaño y aspecto como entrañable por su buen corazón y su relación de amistad con Gordi. Fue el mejor papel del ex deportista reconvertido en actor, que también tuvo alguna aparición como secundario en varias series de los años 80.

Doug Jones en ‘El laberinto del fauno’

Las largas sesiones de maquillaje pueden ser un suplicio. Muchos actores dan fe de ello. Seguro que todos los de este artículo. Doug Jones fue más lejos y lo hizo por partida doble en ‘El laberinto del fauno’. Para este film da vida a dos personajes fantásticos: el Fauno y el Hombre pálido.

En el vídeo de arriba puedes ver la transformación de Jones en el Fauno. Debajo de estas líneas, en otro vídeo, tienes el trabajo del departamento de maquillaje para su rol del Hombre pálido. Un trabajo tan bueno que la película recibió el Oscar al mejor maquillaje. La paciencia de Jones se vio recompensada así aunque de forma indirecta.

HACE 2 AÑOS