¿Realmente necesitas una cámara deportiva?

3 COMENTARIOS

No practicas snow, ni haces descensos en mountain bike por senderos imposibles. No vas a tirarte nunca en paracaídas ni mucho menos vas a intentar pillar una ola de 30 metros de altura.

Pero, aún así, deseas una cámara deportiva tipo GoPro:

[iframe src=”http://www.doofinder.com/widget/es/9682875d68c647900a601a23afd541d8?query=videocamaras%20outdoor” height=”300″]

Tranquil*, no eres el único: te pasa a ti y nos pasa al 99% de la población.

Si por casualidad tú formas parte de ese 1% de gente que practica actividades y deportes extremos, tu respuesta seguramente será un “Sí, realmente necesito una cámara deportiva” rotundo. Y será un sí con fundamento. Un sí justificado con argumentos racionales.

Pero, ¿qué hay del resto? ¿Qué justifica nuestra necesidad infundada de poseer una vídeocámara de outdoor?

 

Cosas que puedes hacer con una cámara deportiva

Hay dos tipos de comprador de gadget: el que utiliza el 10% de las posibilidades que le ofrece el producto y el que lleva las capacidades del mismo más allá de lo que sus fabricantes tenían en mente.

“Pregúntate qué puedes hacer tú por la cámara.”

Es sorprendente ver que en Internet la gente le da usos a las cámaras deportivas que van más allá de lo habitual.

Por ese motivo, nunca tienes que preguntarte qué puede hacer una cámara por ti, sino qué puedes hacer tú por la cámara.

Ahí van algunos ejemplos de cosas originales que puedes grabar con una cámara deportiva:

 

LANZAR BEBÉS EN PLANO SUBJETIVO

Seguro que no te pasas el día lanzándote en paracaídas, pero te encanta lanzar a tu hijo al aire. ¿Has pensado en grabarlo en plano subjetivo?

 

 

IR A TRABAJAR SIMULANDO QUE ERES TOTORO

Otra cosa que puedes hacer con una videocámara deportiva es grabar un día cualquiera de tu vida. La sola idea de que va a quedar registrado te motivará para hacer que ese día sea especial.

A nosotros nos ha pasado, nos propusimos grabar un día cualquiera en las oficinas de Media Markt y al final salió esto:

 

 

PEGARTE UNAS VACACIONES HIPPIES

Una furgoneta, una cámara de outdoor y buenas vibraciones. Mezclamos todo y el resultado puede ser este vídeo:

 

“Las cámaras de acción son lo más parecido a unos ojos que puedes comprar.”

Ahora te preguntarás: “¿Por qué me contáis todo esto?”.

Pues lo hacemos porque creemos que hay que usar la tecnología para comunicarnos y compartir emociones, no como un elemento disociador.

Las cámaras de acción no son tus ojos, pero son lo más parecido a unos ojos que puedes comprar. Son una oportunidad más de poner la tecnología al servicio de tu creatividad.

Y tú, ¿realmente necesitas una cámara deportiva?

HACE 5 AÑOS