RANKINGS

6 curiosidades que no sabías de las neveras

Todos tenemos un frigorífico en casa. Creemos que lo sabemos todo de este electrodoméstico. Pero ¿realmente lo sabemos todo? Apuesto a que no. Aquí tienes 6 curiosidades que no sabías de las neveras. 

Las primeras neveras: hielo y corcho o pizarra

barra-hielo-mediatrends

Aunque hoy día pueda parecernos una locura vivir sin nevara, lo cierto es que hasta mediados del siglo XIX no existían refrigeradores. De hecho, las primeras unidades se crearon en Inglaterra para las industrias cerveceras y las empacadoras de carne.

En es momento, se trataba de simples cajas de madera recubiertas de metal y corcho o pizarra, en las que se introducían bloques de hielo.

No fue hasta 1913 cuando se comercializó un frigorífico realmente útil. Fue en Estados Unidos. Y en 1923, la marca Electrolux empezó a vender la primera nevera eléctrica.

¿Seguro que sabes lo no se debe guardar en la nevera?

chocolate-mediatrends

Quizás crees que eres el máster de la nevera y que no tienes dudas sobre lo que se debe guardar -y lo que no- en la nevera. Pues aquí tienes una lista de lo que jamás deberías guardar en la nevera. Aunque hay más; mucho más.

5 COSAS QUE NO DEBEMOS GUARDAR JAMÁS EN LA NEVERA

Pan: El pan guardado en el frigorífico se pone duro más rápido. La única excepción es el pan de molde, el cual sí resiste bien el frío, aunque siempre guardado en una bolsa para que no se seque.

Jamón: Al refrigerarse, el jamón pierde su sabor original.

Aguacates: Contrariamente a lo que pudiera parecer, poner los aguacates en la nevera acelera su maduración, poniéndose completamente negros.

Chocolate: Jamás pongas chocolate en la nevera, a no ser que tenga relleno lácteo. Y es que el frío hace que le aparezca una capa blanquecina, que le hace perder su sabor y textura. Asimismo, el chocolate actúa como una esponja, absorbiendo los olores del restos de los alimentos de la nevera. Chocolate con sabor a cochinillo… tentador, ¿verdad?

Queso seco: El queso seco es un alimento que resiste muy mal el frío: lo hace más insípido. 

Y el congelador tampoco se salva. Porque no todo vale para el congelador, ¿Quieres saber más? Aquí tienes una aproximación de lo que no debes guardar en el congelador.

5 COSAS QUE NO DEBEMOS GUARDAR JAMÁS EN EL CONGELADOR 

Patatas: Al contener un alto contenido en agua, las patatas no resisten su paso por el congelador. Se vuelven blandas y su sabor cambia. Y eso pasa tanto con las crudas como con las cocinadas, así como con aquellas guisadas.

Fritos: Si decides meter en el congelador un frito, perderá su textura crujiente, volviéndose un rebozado blando y húmedo.

Yogur: Un yogur congelado pierde su sabor y textura. Y lo que es peor: en algunos casos, puede llegar a cortarse.

Ensaladas: En el congelador, las hojas se marchitan y se vuelven blandas.

Queso: Por mucho que el queso esté a punto de caducar, si lo congelas perderá toda su textura.

¿Por qué ahora las puertas son magnéticas?

neveras-vintage-antiguas-mediatrends

Hasta mediados de los años 50, los frigoríficos se solían abrir y cerrar con una manecilla, que las dejaban herméticamente cerradas. Sin embargo, al popularizarse su uso en las casas, también aumentaron los casos de fallecimiento de niños pequeños, quienes se quedaban encerrados en su interior al meterse jugando.

Por este motivo, a partir de 1958, las marcas empezaron a comercializar las primeras neveras con sistema magnético en sustitución de las manecilla.

Si bien es cierto que hoy en día existe un auge de los frigoríficos de estética vintage, con manecilla incorporada, éstos ya vienen equipados con un método de seguridad, que permitiría abrir la puerta desde su interior con un simple empujón.

Si ordenas bien  la nevera, los alimentos durarán más

interior-nevera-puerta-abierta-alimentos-mediatrends

Aunque no lo creas, según cómo dispongas los alimentos en tu nevera, éstos durarán más o menos tiempo. Por ejemplo, los alimentos más recientes deberías ponerlos siempre al fondo de la nevera y los viejos al frente para acordarte de consumirlos cuanto antes. Sin querer marearte en exceso, debes saber estos trucos imprescindibles:

PUERTA

Ideal para bebidas, conservas, mermeladas, huevos y salsas, ya que se encuentra a unos grados más que el resto del refrigerador.

CAJONES 

Frutas y verduras. Siempre guárdalos sin la bolsa de la frutería.

ESTANTES

Yogures, quesos y lácteos en el estante más alto.

Los centrales están destinados a lo que estés a punto de comer, como alimentos ya cocinados. 

Finalmente, los estantes inferiores están destinados a carne y pescado. 

Puede ayudarte ahorrar en la factura de luz

bombilla-luz-factura-dinero-mediatrends

Así es. Hay sencillos trucos con los que podemos ahorrar energía con nuestra nevera. Algunos son tan conocidos como abrir la nevera solo cuando se sepa exactamente lo que se va a coger o no introducir nunca alimentos calientes. Pero hay otras quizás menos conocidos como estos:

  • No juntar demasiado los alimentos para que el aire pueda circular entre ellos.
  • Colocar siempre el frigorífico alejado de fuentes de calor.
  • Descongela los alimentos en el interior de la nevera.

Las neveras, ‘testigos’ de crímenes

nevera-conectada-iot-mediatrends (1)

Según el diario The Times, los nuevos electrodomésticos conectados podrían convertirse en los futuros detectives. Y es que la información que recopilan hoy día los electrodomésticos, gracias al IoT (Internet de las Cosas), puede representar un nuevo hito para los investigadores forenses, aunque por el camino perdamos cualquier tipo de privacidad. ‘La escena del crimen de mañana va a ser el Internet de las Cosas, aseguraba a este medio el jefe de la unidad digital, cibernética y comunicaciones forense de la policía Metropolitana, Mark Stokes.

HACE 2 SEMANAS

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario