Saben dónde estás, aunque desactives el GPS

¿Creías que al desactivar el GPS tu smartphone dejaba de registrar dónde te encuentras? Pues no. Adiós privacidad. Y es que el GPS no es el único sistema que desvela nuestra posición real en todo momento -o, más concretamente, la de nuestro teléfono-. Te contamos cómo Android le chiva constantemente a Google nuestra ubicación, aunque desconectemos el GPS.

GPS, torre de telecomunicación y red WiFi

Para empezar a entender cómo es posible que nuestro teléfono registre dónde nos encontramos, aunque no usemos el GPS, hay que entender que para interpretar nuestra ubicación real, el smartphone emplea tres factores indicativos (que también habrás visto en la películas de policías o crímenes).

Por un lado, el GPS devuelve la información de dónde estamos gracias a la triangulación de nuestra posición respecto a la concesión son los satélites dedicados.

Hecho esto, esta información se combina con la detección de la torre de telecomunicaciones, que está prestando señal a nuestro dispositivo. Obviamente esta torre tiene una posición concreta y reconocida.

gps-mediatrends (1)

Por último, las numerosas redes WiFi sirven también como asistentes de geolocalización mediante la dirección IP. Esta dirección está asignada por el operador de telecomunicaciones para una zona determinada. Así, aunque su precisión es menor, sí permite saber la posición aproximada en la que se encuentra el móvil.

¿Podemos evitar facilitar la ubicación del teléfono?

gps-mapa-mediatrends

Aunque hay quienes intentan evitar este ataque a la privacidad usando redes privadas virtuales, ya que prestan una dirección IP remota y alternativa, lo cierto es que los smartphones seguirían enviando información acerca de la ubicación, gracias a la conexión con redes móviles.

Con todo ello, queda claro que, aunque desactivemos el GPS de nuestros teléfono, nuestro dispositivo seguirá facilitando información acerca de dónde nos encontramos y se puede ver en páginas como del Historial de Ubicaciones de Google.

HACE 4 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario