12 lecciones de muerte que nos dejan las películas de terror

¿Sabes qué debes hacer si un espíritu se mete en tus sueños y te anima a que saltes por el balcón sin paracaídas? ¿O cómo debes actuar si una bestia zombie, muerta de hambre, te sigue el rastro porque pretende hacer cupcakes con tus amígdalas? ¿O cómo ahuyentar a ese asesino mutante que te persigue, mientras paseas tranquilamente por el bosque?

Si no lo sabes, es obvio que no has pasado suficiente tiempo mirando películas de terror. Esas grandes condensadoras de sabias lecciones de supervivencia (y muerte).

Por eso hoy queremos ofrecerte algunas lecciones de muerte para sobrevivir a su ataque. Más que nada, para que siempre sepas qué hacer  si algún espíritu, asesino mutante o muerto viviente se te acerca… Y si prefieres no hacernos hacer caso, RIP (Rest In Peace), querido lector…

1. Documéntate siempre sobre quién metes en casa (La huérfana)

Si no, a la larga puedes arrepentirte de tu decisión… ¡Y mucho!

2. Vigila qué grabas con tu cámara (Rec)

Ten cuidado qué enfocas y a quién enfocas con tu cámara. No vaya a ser que te lleves más de una sorpresa… Sea como fuere, nosotros te recomendamos una buena cámara y mucha, mucha prudencia…

3. Asegúrate que tu teléfono tiene identificador de llamadas (Scream)

Si los protagonistas de Scream hubieran tenido un identificador de llamadas, no les hubiera pasado lo que les pasó. Así que no caigas tú en el mismo error y jamás cojas una llamada si no sabes quién está al otro lado del teléfono. Créenos.

4. Si eres virgen, sobrevivirás, Si no, ya puedes empezar a rezar… (Viernes 13)

No lo decimos porque tengamos especial interés en que te mantengas virgen hasta el altar. Allá tú y tu cuerpo. Sólo que en todas, absolutamente todas las películas de terror, la virgen siempre se salva. Así que toma nota, porque ya sabes: si estás en peligro y no eres virgen, ¡corre!

5. No confíes ni en tu hermano (Halloween)

O mejor le hubiera ido a la hermana de nuestro asesino. Y es que ya se sabe: “Las peleas más gordas pasan hasta en las mejores familias”.

6. Aléjate de los muñecos parlantes (Chucky: El muñeco Diabólico)

No te fíes de cualquier muñeco, por más adorable que parezca. Y mucho menos de aquellos que, pese a funcionar con pilas, empiecen a hablar y a moverse sin necesidad de batería. Y es que puede que el muñeco haya sido poseído por un asesino en serie que desea vengarse a toda costa.

7. El cubo de Rubik también tiene una parte maligna (Cube)

Cuando Erno Rubik, creador de el Cubo de Rubik, ideó su cubo, no debió pensar que serviría como trama argumental de una película tan inquietante. Pero sí. Y funciona. Advertencia: tras ver el filme, nunca volverás a ver el Cubo de Rubik de la mima manera…

8. Si sueñas que un asesino va a por ti, mantente despierto (Pesadilla en Elm Street)

Si una noche sueñas que un asesino quiere matarte, relájate. Ahora, si ese sueño se convierte en reiterativo y tus amigos empiezan a soñar lo mismo que tú, empieza a plantearte que tienes un problema…  Y no uno pequeño. Y es que por lo que parece, ese asesino va realmente a por ti y hasta que no te mate, no te dejará en paz. Consejo: saquea el supermercado más cercano y pilla todas las bebidas energizantes que encuentres, porque te harán falta, teniendo en cuenta que tu única salida pasa por no dormir jamás.

9. Si te quedas tirado con el coche, no llames a ninguna casa o puede que acabes comiendo la m* de otro (El cienpies humano)

O eso es lo que les pasa a las dos turistas del filme. Y esta lección queremos que te la tomes muy, muy en serio. Ya que la promoción de la película explica que la operación es 100% medicamente posible. 

10. No mires el calendario. Y menos si te quedan 7 días de vida (The Ring)

 Si después de ver un vídeo, recibes una llamada y te dicen que te quedan 7 días de vida, relájate. No te pases todos los día agobiado y goza con frenesí de esos últimos momentos. O esto es lo que haríamos nosotros…

11. No te metas en la primera casa que encuentres o la hipoteca puede salirte muy cara… (Expediente Warren)

Si encuentras un piso o una casa que te gusta, ¡frena! Ni se te ocurra firmar nada de forma impulsiva e infórmate primero cuál es la historia del lugar. Si no, puede que más allá del inmueble, te hagas también con un montón de invitados inesperados…

12. Los hoteles de 5 estrellas no son sólo spas y piscinas climatizadas (El Resplandor)

Por eso, opta mejor por hoteles de 2 o 3 estrellas… Ejem… No… Pensándolo bien, casi que no. O mira qué le pasó a la protagonista de Psicosis

Y si, pese a nuestros esfuerzos y consejos, nada de esto te funciona, ya sabes a quién debes llamar, ¿no?

 

Imagen de los Cazafantasmas

HACE 5 AÑOS