Call of Duty: la saga que marcó una época

Call of Duty Advanced Warfare

Tenemos nueva entrega de Call of Duty y eso hay que celebrarlo de alguna forma. La saga tiene más de diez años y ha dado signos de cansancio, evidentemente, pero también ha marcado una época y siempre tenemos la esperanza de que una nueva entrega sea mejor que la anterior.

Merece la pena hacer un repaso por una de las franquicias más tochas de la industria, una de esas que con cada nueva entrega copa las ventas de nuestro país durante meses. Si quieres saber cómo empezó todo aquí te lo contamos.

La Segunda Guerra Mundial

Call of Duty 3

Como muchos otros shooters, los primeros Call of Duty optaron por ambientar sus historias en la Segunda Guerra Mundial. De hecho el juego original fue lanzado por Activision en el año 2003 en respuesta a la saga Medal of Honor de Electronic Arts, la cual había nacido en 1999 y con esa misma ambientación.

Hay una constante en las tres entregas que forman este primer lote: en todas ellas viviremos los enfrentamientos desde varios puntos de vista. De este modo los juegos te hacen saltar de los americanos a los soviéticos, pasando por los británicos, los polacos y los canadienses. Y siempre con un estilo de juego muy directo y con poco margen para estrategias: cumple este objetivo y luego este otro y el de más allá disparando sin cesar a todo bicho que ose moverse.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=pLSK9UGLDEQ]

Años más tarde volvería a salir un Call of Duty ambientado en este conflicto, aunque a nivel argumental no pertenece a esta primera trilogía. Los juegos que la forman, por si te interesa meterte en alguno de ellos, son estos (verás que no tiene pérdida posible):

Cabe mencionar un aspecto importante: si bien las dos primeras entregas fueron desarrolladas por Infinity Ward para Activision con ciclos de dos años, a partir de la tercera entra en juego un segundo estudio llamado Treyarch. Esto le permite a la compañía lanzar un nuevo Call of Duty cada año manteniendo esos dos años de desarrollo por juego. Así de bien le habían ido las cosas a Activision.

 

La guerra moderna

Call of Duty Modern Warfare 3

La importancia de contar con dos estudios de desarrollo distintos queda patente al entrar en esta nueva fase. Se abandona la Segunda Guerra Mundial para apostar por la guerra moderna por un lado, algo de lo que se hace cargo Infinity Ward, y se crea otra línea argumental distinta (Black Ops) de la que se ocupará Treyarch.

Infinity Ward desarrolla tres entregas dentro de la serie Modern Warfare, gracias a las que consigue convertirse en el estudio bueno, mientras que a Treyarch parece que le cuesta seguir el ritmo. Es en MW, y muy especialmente en Call of Duty: Modern Warfare 2, donde la saga sube el listón y nos ofrece sus mejores momentos.

También es la entrega que le dio algún dolor de cabeza que otro a Activision por esa misión que tanto revuelo causó llamada No Russian. Una misión en la que debíamos llevar a cabo una masacre a sangre fría en un aeropuerto lleno de civiles.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=8NMnnMRWJ-0]

Las tres entregas que forman este arco son las siguientes:

 

La era Black Ops

Call of Duty Black Ops II

Mientras Infinity Ward se metía en la guerra moderna, con armamento actual y mucha tecnología, Treyarch iniciaba el arco argumental Black Ops.

Call of Duty: World at War, la primera entrega de las tres que forman esta serie, vuelve a la Segunda Guerra Mundial. No es un mal juego, pero si lo comparamos con los que estaba haciendo Infinity Ward en Modern Warfare los cierto es que no sale bien parado. Qué pereza volver a ese conflicto, son demasiados juegos ya con lo mismo. Por suerte los otros dos salen mejor.

Un inciso aquí. Treyarch sí hizo algo en ese Call of Duty: World at War que acabó siendo un sello marca de la casa: incluir un modo cooperativo para hasta cuatro jugadores en el que había que masacrar oleadas de zombis nazis. Este modo es tan extremadamente bueno que su sola presencia ha convertido en imprescindibles al resto de entregas desarrolladas por el estudio.

De hecho esto forzó a mover ficha a Infinity Ward, que intentó replicar la hazaña con un modo en el que los zombis fueron sustituidos por alienígenas y en el que se incluyeron objetivos. No acabó de cuajar.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=YH_9GzaUW40]

Hay un tema del que todavía no he hablado y ya va siendo hora porque es un pilar imprescindible de todo Call of Duty: su multijugador competitivo. Si hay algo que han hecho bien muchas de estas entregas es ofrecer unos modos online verdaderamente adictivos. Prueba el del Black Ops II, por poner un ejemplo de los recientes, y luego nos cuentas.

Con esta serie, además, se produce una cosa curiosa. Si hasta ahora Infinity Ward había sido el estudio bueno y Treyarch el que lanzaba los juegos reguleros, con Black Ops la cosa empieza a cambiar hasta el punto de que Call of Duty: Black Ops II acaba por encima de lo que haría Infinity Ward en Call of Duty: Ghosts, su última entrega hasta la fecha.

Los juegos que forman esta serie son estos:

 

Ghosts y la guerra futurista de Advanced War

Call of Duty Advanced Warfare

Después del notable Call of Duty: Black Ops II tocaba entrega desarrollada por Infinity Ward y todos estábamos muy ansiosos por ver qué habría sido capaz de hacer el estudio que tan buenos momentos nos dio con Modern Warfare. La cosa no salió bien y Call of Duty: Ghosts no estuvo a la altura.

Una campaña algo irregular y falta de más momentos épicos se unía a una de las experiencias multijugador más flojas de toda la saga. Ni siquiera funcionó ese modo Extinción que pretendía ser una respuesta a los zombis nazis de Treyarch. Lo cierto es que fue todo un jarro de agua fría: los fans esperan cada nueva entrega con ganas de ver qué novedades aportará cada estudio al multijugador y si es ahí donde falla el juego poco importa si la campaña es mejor o peor.

En estas estamos cuando Activision anuncia la entrada de Sledgehammer Games como tercer estudio de desarrollo en la rotación, lo cual permitirá ciclos de desarrollo de tres años por entrega sin perderse ni una sola campaña navideña.

Sledgehammer Games, un estudio fundado por un par de ex miembros de Visceral Games que estuvieron implicados en el primer Dead Space (eh, obra maestra del terror espacial. Píllalo si no lo tienes. Ése y sus dos secuelas), había colaborado anteriormente con Infinity Ward en el desarrollo de Call of Duty: Modern Warfare 3 y viene con ganas de armar jaleo.

Su propuesta es el nuevo Call of Duty: Advanced Warfare, una entrega que no sólo deja atrás toda esa ambientación viejuna de la Segunda Guerra Mundial, sino también la guerra moderna para apostar por un enfoque futurista. Estás en el año 2054, tienes un puñado de juguetitos tecnológicos a tu alcance (ese exoesqueleto es el eje sobre el que se ha construido la experiencia de juego, ahora más vertical), y hay un grupo terrorista al que tienes que pararle los pies.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Z08IixoEKKo&w=650&h=366]

Por lo poco que he podido probar hasta ahora de su campaña parece ser que la cosa promete. Por un lado porque, por fin, la saga ha sufrido un buen lavado de cara y luce espectacular en las nuevas consolas. Y por el otro porque la historia se centra en un único protagonista —ya iba siendo hora de dejarnos de saltos entre personajes—, el multijugador tiene pinta de volver a molar y… ¡hay zombis! Y si hay zombis, todo es mejor.

Comprar Ahora

 

 

[newsletter utm=”repaso-call-of-duty”]

HACE 6 AÑOS