Así es USB-C, el conector del futuro que pronto veremos en tablets y smartphones

Desde hace unos días, sólo oímos hablar del USB-C. Primero fue en la Keynotye en la que Apple presentó el nuevo MacBook. Y más recientemente en el nuevo Chromebook Pixel de Google.

Y es que si parecía que el dominio del USB sobre el resto de puertos iba a ser algo imperturbable, ahora son muchos los que empiezan a dudar de esta afirmación y ya consideran al nuevo conector USB Tipo C como el conector del futuro.

Pero, ¿en qué consiste exactamente esta conexión? ¿Qué ventajas y desventajas tiene? Y lo más importante: ¿realmente se va a convertir en el futuro de los conectores o, simplemente, será una moda pasajera más? Te lo desvelo, a continuación, no sin antes avisarte: vete preparando, porque tenemos USB-C para rato.

 

USB-C: el conector “para todo”

Desde hacía más de un año, existía un “run run” sobre la posibilidad de un nuevo conector USB reversible. Pero no ha sido hasta ahora que esa posibilidad se ha hecho realidad. Se llama USB-C o USB Tipo-C (veremos qué nombre se acaba finalmente popularizando) y viene pegando fuerte.

Para empezar tiene unas ventajas sobre el tradicional USB, que ya predicen la “jubilación” de este último. Pero también tiene sus desventajas. ¿Quieres saber cuáles son? Te las detallo, a continuación.

 

VENTAJAS

  • Es reversible (se acabó ese sudior frío antes de conecctar el purto para ver si acertamos a la primera
  • Permite una velocidad de transferencia de 10 Gbps (el doble que los que ofrece el USB 3.0)
  • Su carga es mucho más rápida de los dispositivos que conectemos a este puerto, al soportar hasta 100W
  • Aunque no es tan pequeño como el Lightning (7,7 x 1,7mm), este conector es más estrecho que el USB, lo que permite unos dispositivos más estrechos. Por todo ello resulta perfecto para equipos tan delgados como smartphones o tabletas.
  • Sirve para todo: carga, trasmisión de vídeos y datos. De este modo, consigue algo que los fabricante venían deseando desde hacia años: la eliminación de múltiples puertos y la carga, no sólo de portátiles, sino también de tabletas, cámaras de foto, móviles…
  • Puede importar vídeo a resoluciones 4K. Además, como es capaz de transmitir el vídeo en ambos sentidos (de teléfono móvil a PC y al revés), sus posibilidades son infinitas
  • Es reversible también en cuanto a carga. Es decir, el mismo cable puede utilizarse para recibir carga o proporcionarla. De este modo, este conector abre un abanico de posibilidades en cuanto a compartir carga entre dispositivos

 

DESVENTAJAS

  • El USB-C no es sólo un nuevo conector. Por sus características, implica un nuevo estándar, que obliga a la industria a rediseñar todas sus conexiones, con las dificultades que eso implica
  • No es compatible con las anteriores conexiones, como el USB 2.0 o 3.0. Habrá que compararse un adaptarlos ‘ad hoc’ para hacerlo compatible

 

¿El futuro se presenta con USB-C?

USB-C-6

Google y Apple no son los únicos que están empezando a  integrar puertos USB Type-C en sus dispositivos. Sin ir más lejos, otras marcas, como LaCie y Sandisk, ya lo están incluyendo.

Pero USB-C ya se está haciendo famoso y no sólo por los últimos lanzamientos con este conector. Un reciente vídeo de parodia, subido a YouTube, presenta a ‘El Risitas’ como un ingeniero de Apple, que concede una entrevista para hablar del proceso de creación del nuevo MacBook y la inclusión, tal comentada, de un único puerto: el USB-C. No te lo pierdas, porque no tiene desperdicio. En sólo un día, ha conseguido más de dos millones de visitas. ¡Ahí es nada!

 

[newsletter utm=”Así-es-USB-C”]

HACE 5 AÑOS