7 sistemas operativos móviles para los que no quieren usar Android

750x500_so-moviles

A finales del pasado mes de febrero, los datos arrojados por un estudio de la International Data Corporation (IDC) indicaban que Android estaba dominando ampliamente el sector móvil, con más del 80% de los dispositivos del mercado llevaban en su interior el sistema operativo móvil de Google.

Pero eso no quiere decir que no existan alternativas, y si estás cansado de Android o tienes ganas de darle una oportunidad a otros,  te puedes encontrar con hasta un total de siete sistemas operativos diferentes dispuestos a hacerse un hueco en tu bolsillo. Los tienes para todos los gustos, desde los hippies y alternativos Firefox y Ubuntu hasta los que vienen apoyados por grandes empresas como iOS o Tizen. ¿Quieres conocerlos?

 

iOS, el precursor de la revolución

iOS

El 9 de enero del 2007 Apple cambió para siempre el mundo de la telefonía móvil presentando el primer iPhone, un teléfono con pantalla táctil que ofrecía toda la calidad de reproducción musical de sus iPod y que además estaba especialmente diseñado para interactuar en la red, entretenernos y ayudarnos con nuestras tareas a gracias a un completo repertorio de aplicaciones. Aquel móvil estaba un paso por delante de lo que ofrecía la competencia. Fue el primer smartphone de verdad.

Mucho ha llovido desde entonces pero el iPhone y su exclusivo sistema operativo iOS siguen siendo una referencia a tener en cuenta a pesar de haberse quedado un poco descolgados en la carrera por la innovación, y de tener que conformarse una cuota de mercado de apenas un 15%.

Si estás pensando comprarte un iPhone, tienes que saber que al funcionar en un número muy limitado de dispositivos, a tu favor jugará lo perfectamente optimizado que está su sistema operativo. Es verdad que son teléfonos ligeramente caros a pesar de no tener ninguna tecnología revolucionaria, pero a cambio te ofrecerán un cuidado diseño y el hecho de que iOS sea hoy el único que puede equipararse a Android en cuanto al número de aplicaciones.

 

Windows Phone, el eterno aspirante

Windows Phone

Cuando iOS y Android ya llevaban un par de años repartiéndose el mercado de los smartphones, Microsoft decidió que no quería quedarse sin su parte del pastel. Fue entonces cuando se lio la manta a la cabeza, acabó con de un plumazo con su poco efectivo Windows Mobile y lo hizo evolucionar para, en febrero del 2010, presentarle al mundo su nuevo Windows Phone.

Pero Windows Phone llegó tarde, y eso ha sido una losa que le ha estado pesando desde su lanzamiento hasta el día de hoy. Aun así, Microsoft nunca ha escatimado en gastos para intentar sacar adelante su sistema operativo, y en abril del año pasado compró la división móvil de Nokia para comercializar teléfonos propios de la misma manera que Apple.

Los Lumia de Microsoft son unos excelentes dispositivos que conservan las mejores características de la antigua Nokia. Si estás pensando en comprarte uno o probar con cualquier otro Windows Phone has de saber que pese a tratarse de un sistema mucho mejor optimizado, y más ligero que Android, su catálogo de aplicaciones deja un poco que desear.

Aun así este problema podría tener los días contados o eso esperan en Microsoft, porque Windows 10 estrenará un nuevo ecosistema de aplicaciones universales que funcionarían igual tanto en móviles como en ordenadores de sobremesa.

 

Firefox OS, marcando el camino

Firefox OS

El navegador Firefox lleva más de una década posicionándose como la eterna alternativa para nuestros ordenadores. Nunca ha llegado a liderar el sector, pero siempre ha ofrecido razones más que suficientes para que muchos se decantasen por utilizar su alternativa abierta para el sector de los navegadores.

En el 2012, la fundación Mozilla decidió probar suerte en el sector móvil presentando Firefox OS, un ligerísimo sistema operativo basado en el estandar HTML5 y destinado a sacar adelante toda una gama de smartphones de bajo coste destinados a los países emergentes.

De hecho, ha sido esa etiqueta de low cost la que ha lastrado a Firefox desde sus inicios, y ha impedido que llegue a convertirse en un aspirante serio que consiga competir contra Android, iOS o incluso el propio Windows Phone.

Si estás pensando en pasarte a Firefox OS seguramente sea porque te atrae su filosofía de software libre y abierto. Es verdad que si en casi tres años no ha conseguido hacerse un hueco en el sector ahora lo va a tener mucho más difícil con las nuevas alternativas, pero fue uno de los primeros en apostar por un sistema libre y abrir un camino del que otros acabarán beneficiándose.

 

Tizen, a la chita callando

Tizen

Después de que el sistema operativo MeeGo terminara fracasando, las dos empresas que lo crearon tomaron caminos diferentes. Nokia decidió olvidarse por completo del tema, mientras que Intel utilizó sus cenizas para, uniéndose a Samsung, emprender el desarrollo de un nuevo sistema al que llamaron Tizen. Su misión no era otra que la de ser el elegido para dominar todos los dispositivos inteligentes de los surcoreanos, desde teléfonos a lavadoras.

La primera versión de Tizen fue presentada a la comunidad online durante en el año 2012. Pero pese a sus ambiciones,  parecía que Samsung e Intel no las tenían todas consigo, y el lanzamiento de su esperado primer móvil fue retrasándose una y otra vez durante casi dos años. Finalmente, en el 2014 Samsung se decidió a elegirlo para equipar algunos de sus relojes inteligentes.

Tras la buena acogida en el sector de los wearables el primer teléfono con Tizen, el Samsung Z1, fue lanzado a principios de este mismo año. Lamentablemente el teléfono no ha llegado a nuestro país, pero ha tenido el suficiente éxito como para que Samsung considere sacar un segundo móvil más ambicioso.

Eso sí, si tienes pensado ahorrar para comprártelo tienes que tener en cuenta que pese a tener una interfaz parecida a Android, e incluso ser capaz de ejecutar sus aplicaciones, el catálogo de apps nativas dejará mucho que desear durante los primeros años.

 

Ubuntu, por y para la comunidad

Ubuntu

Durante los últimos años el sistema operativo Ubuntu se ha convertido en el más importante de los basados en GNU/Linux. Lejos de conformarse con establecerse como una alternativa sólida para los ordenadores de sobremesa, en enero del 2013 anunciaron su incursión en el mundo de la telefonía móvil con un sistema único que valiera igual para teléfonos, tabletas y PCs.

Pero con este movimiento, Canonical, la empresa responsable del sistema operativo, mordió más de lo que podía tragar. Esto acabó traduciéndose en continuos retrasos en su puesta de largo, y en que en este tiempo Ubuntu tuviera que ver cómo Windows 10 le adelantaba en su carrera por la convergencia entre teléfono y PC.

Pero quien sigue la consigue, y después de mucho esperar Canonical consiguió su objetivo cuando este mes de febrero la empresa española BQ fue la primera en presentar un teléfono de la gama Aquaris con Ubuntu, al que seguiría un mes después otro de gama media alta firmado por Meizu.

Si estás pensando en darle una oportunidad a uno de los dos teléfonos deberías prepararte para olvidar cómo se maneja Android, puesto que este sistema te ofrecerá una experiencia completamente nueva con un entorno basado en sencillas y prácticas aplicaciones web en el que no existen los botones físicos, y donde el interfaz se maneja a base de movimientos sobre la pantalla.

 

Sailfish OS, a su aire

Sailfish OS

Aunque al hablar de Tizen te he mencionado que Nokia se olvidó del sistema MeeGo cuando murió, esto no es del todo verdad. De hecho, un grupo de sus ex-trabajadores fundó la empresa Jolla, en la que utilizaron las cenizas del antiguo sistema operativo para lanzarse a desarrollar otro nuevo también basado en HTML5. Sailfish OS fue presentado a finales del 2012, y entre sus armas también cuenta con ser capaz de utilizar las aplicaciones de Android.

De Jolla se podría afirmar que van un poco a su bola. Tienen un sistema operativo propio y ellos mismos se han encargado tanto de fabricar su primer teléfono, como de sacar adelante una exitosa campaña de crowdfunding para financiar el desarrollo de su primera tableta. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.

Si quieres darle una oportunidad a Sailfish OS tienes que tener en cuenta que tampoco utiliza una interfaz basada en botones, por lo que te tocará aprender a manejarte a base de gestos y movimientos sobre la pantalla. A cambio accederás a un sistema fresco y novedoso, escaso en aplicaciones pero con un buen futuro al no depender de nadie más que de sí mismos.

 

Cyanogen OS, el invitado inesperado

Cyanogen OS

Cuando un fabricante se desentiende de uno de sus teléfonos Android, si quieres actualizar tu sistema operativo tienes que recurrir a las famosas ROMs desarrolladas por la comunidad. Así es como empezó CyanogenMod, una ROM que alcanzó tal popularidad que sus desarrolladores decidieron crear una empresa y lanzarse a la conquista del mercado móvil.

Su objetivo no es otro que liberar Android de las garras de Google, creando para ello una alternativa que no dependa tanto de las exigencias de la empresa del buscador, y en la que no estén obligados a incluir todo un arsenal de aplicaciones preinstaladas.

Si tu también sueñas con la libertad de Android y quieres darle la oportunidad a este invitado inesperado, mucho me temo que necesitarás ciertos conocimientos informáticos. Y es que salvo el OnePlus One aun no podemos comprar ningún otro teléfono que utilice Cyanogen OS como sistema, y tu única alternativa sería mirar si hay alguna versión compatible con tu Android y liarte a instalarla.

 

Imagen | Maurizio Pesce

 

[newsletter utm=”siete-sistemas-operativos”]

HACE 5 AÑOS