¿Firmar una permanencia móvil? Antes estudia si te merece la pena

750x500_permanencia-movil

Si hace tres años las tiendas de los operadores no hacían más que regalar móviles de ultimísima generación para captar adeptos cual secta, hoy en día al entrar a una tienda de éstas lo primero que te encuentras ya no son móviles. Ahora todo es hablar de tarifas, de juntar el ADSL con la línea móvil, y luego ya sí te hablan de móviles.

Pero en momentos puntuales todavía te puedes encontrar con ofertas concretas en las que comprar un móvil con un operador todavía puede tentar más que hacerte con un móvil libre. Eso sí, antes de firmar una permanencia y prometer fidelidad durante dos años a un operador (ni que fuese una pareja) echa cuentas y pregúntate ¿merece la pena firmar permanencias a día de hoy?

 

¿Esa tarifa es para mí?

“Llévate el último supermega smartphone, solo con la tarifa Cuervo!”. ¿Un smartphone gratis? ¿Dónde tengo que firmar? ¡Póngame 10 por favor! Quieto. Antes de hacer nada, ¿la tarifa Cuervo es para ti? Eso es lo primero que deberías pensar antes de firmar ningún contrato, y más si la firma te va a atar a la compañía durante los años que sean.

Quizás si ves una oferta como esa te da igual la tarifa, pero si tu gasto medio en la factura del móvil es de diez euros al mes, ¿te merece la pena un móvil de “regalo” si luego vas a pagar el doble al mes? La respuesta es obvia: no. Primero estudia cuál es la tarifa que mejor se adapta a tu consumo, y tras decidir la que mejor te encaja es hora de mirar el precio del móvil.

 

¿Con o sin permanencia? Depende del ahorro

Hoy en día te puedes encontrar con varias opciones, aunque la menos habitual es el teléfono gratis. Sí que puede ser más fácil encontrar móviles con pago único (sueltas en la tienda los euros correspondientes y te olvidas de estar todos los meses apoquinando). Pero lo más normal ahora mismo es lo de ir aflojando mes a mes, a veces con un pago al principio e incluso en el caso de Yoigo pagando cuando acabas tu permanencia. Suma la tarifa y lo que te dejas en el móvil y ahora toca echar otras cuentas.

El móvil “gratis” lo normal es que esté con tarifas altas que, si se ajustan a tu consumo, perfecto, pero si no deberías huir de ellas. Siguiente paso: suma lo que pagarías por un móvil con tu tarifa ideal y con la que lo deja más barato y echa cuentas de nuevo. Si la suma de lo que acabas pagando por el móvil más tarifa te sale menor en una tarifa alta que en una tarifa baja en la más cara tendrás más servicios incluidos.

Y ahora toca analizar el ahorro que  puedes conseguir comprar el móvil a través de un operador. Y como no hay nada más claro que coger un ejemplo, este es el precio del Samsung Galaxy S6 con tarifas que rondan los 20 euros en distintos operadores:

 

Cuotas tarifa Precio móvil Pago total móvil
Movistar
Vive 25
25 euros
(18 meses perm.)
26.88 euros x 24 meses 645 euros
Vodafone
Smart M
23 euros
(24 meses perm.)
99 euros +
22 euros x 24 meses
627 euros
Orange
Tucán
19.95 euros
(24 meses perm.)
159 euros +
21 euros x 24 meses
663 euros
Yoigo
La del cero 5 GB
19 euros
(24 meses perm.)
25 euros x 24 meses
+ 40 euros
640 euros
Libre 699 euros

 

En este caso ¿te estás ahorrando una pasta por coger el móvil con un operador? La diferencia en el caso mencionado de comprártelo libre a con un operador es de 72 euros como mucho, ¿te merece la pena ese ahorro a cambio de la permanencia que te tocará firmar? Puede que en algunos casos sí, incluso porque no tengas en tu bolsillo la pasta para pagarlo de golpe, pero con estos ahorros es para pensárselo un par de veces. Ahora bien, dentro de dos años el móvil seguirá operativo en tu bolsillo, así que a lo mejor te sale rentable la compra —a mayores del ahorro inicial en euros— si los métodos de pago te encajan.

Eso sí, en pocas ocasiones se da el caso en el que un operador te hace algún descuento en un móvil libre sin firmar permanencia. Es raro y los descuentos no suelen ser muy grandes, pero merece la pena. Si tienes pensado cambiarte a tal operador, con la tarifa que se adapta a tus exigencias y/o consumo, y además te ahorras un dinerín en el teléfono que te quieres comprar, ¡bingo! Esa oferta es para ti.

 

Comprar un pack prepago puede ser una buena idea

Pero además de firmando una permanencia o haciendo un cambio de compañía hay otro pequeño truco para conseguir un smartphone o móvil por debajo de su precio libre. Los operadores muchas veces sacan packs prepago, el típico móvil que te viene con una SIM prepago con unos cuantos euros de saldo, pero que además de para hacerte con un nuevo número sin compromiso alguno, también puede ser útil con otro fin.

En muchos casos te saldrá mejor comprar de esta manera el móvil, porque al operador en cuestión le interesa ganar clientes y te rebaja el móvil. Tu te compras un móvil más barato que libre, y aun así vienen libres, con una tarjeta con algo de saldo incluido que no te compromete a nada, y ellos ganan un nuevo cliente. Negocio redondo para todos, ¿no?

Un ejemplo de una oferta de pack prepago que merece la pena es el que puedes encontrar estos días en Media Markt. El Alcatel 1035, un móvil básico pero suficiente si lo tuyo es rajar, que habitualmente puedes comprar libre por 24.90 euros. En Media Markt está disponible por 16 euros con Lebara, y además del mismo teléfono libre te llevas una tarjeta SIM con 25 euros de saldo (oferta válida del 23 al 26 de abril de 2015).

 

¿Y si el operador me cambia las condiciones?

Quieras o no, como en la mayoría de ofertas de móvil más ADSL, a veces no queda otra que firmar una permanencia, pero hay un último punto importante. El operador, por cosas de la vida, un día decide cambiarte las condiciones del contrato. En esos casos, que se han visto recientemente, siempre te tendrán que avisar con al menos un mes de antelación y por escrito. Pero también puede ser el momento para que aproveches y hagas las maletas.

Un cambio de las condiciones de contrato, por ejemplo una subida de cuota porque sí, te permite anular la permanencia que tuvieses con tu operador, volar libre hacia otro nido y lo más importante, olvidándote de penalizaciones. Pero cuidado, que si el operador te ayudó a comprar un cacharro nuevo, esa parte que te subvencionó sí que se la tendrás que devolver. Antes de nada consulta a cuanto asciende esa penalización, aunque entre la marabunta de letras pequeñas del contrato que firmaste también tiene que venir reflejado.

 

[newsletter utm=”firmar-una-permanencia”]

HACE 5 AÑOS