REVIEWS

Crean un cemento que se repara a sí mismo

Henk Jonkers, profesor e investigador de la Universidad Técnica de Delft (Países Bajos), ha logrado desarrollar un biocemento, que es capaz de autoreparar sus propias grietas.

Un invento que puede cambiar el modo en el que conocemos la construcción de edificios, al tiempo que representa una auténtica revolución dentro del sector de al construcción.

Y es que al lo largo de los años, el hombre ha estado buscando soluciones para hacer del cemento un material más duradero.

biocemento-3

Sin embargo, tanto da cuánto se mezcle o se refuerce, porque, antes o después, el cemento se agrieta, dando paso a filtraciones de agua. Si estas filtraciones no se reparan, pueden acabar corroyendo los refuerzos de acero, llegando a hacer, incluso, que la estructura se desplome a la larga.

 

Solución: Bacterias en el hormigón

biocemento-2

Por ello, este profesor holandés ha cambiado el cemento tradicional por el biocemento. Un hormigón tradicional, pero al que se le añade un ingrediente adicional: bacterias.

Estas bacterias permanecen inactivas en el cemento hasta que detectan agua. Es, entonces, cuando estas bacterias, que se alimentan de lactato de calcio, “despiertan”. Acto seguido, estas bacterias, al alimentarse del calcio, son capaces de producir calcita (o piedra caliza) y, con ello, cerrar las grietas de la estructura de hormigón.

La bacteria, capaz de permanecer inactiva durante 200 años, puede representar el inicio de una nueva era de edificios biológicos, según Jonkers.

Mientras tanto, Hendrik Jonkers y su biocemento ya han quedado finalistas en el “European Inventor Award 2015”.

 

[newsletter utm=”Crean-un-biocemento”]

HACE 4 AÑOS