TENDENCIAS

Los momentos más bochornosos de Eurovisión (Guayominí du puáj)

3 COMENTARIOS

Euroterror...

¡A ver, por favor, un poquito de atención¡ Todos los que tengan pulseras fosforito que se pongan a este lado… ¿Estamos todos ya? ¿Guardamos un poco de silencio? Bien. Me presento. Mi nombre es Pusilâ Nime, soy nacido en Polonia y seré su guía en esta visita al Museo Nacional del Holocausto Sinfónico.

Como sabrán, esta exposición itinerante que vamos a ver hoy trata sobre los momentos más cruentos del Festival de Eurovisión a lo largo del tiempo; momentos que quedaron grabados en la retina y que asombraron al mundo entero por su crudeza deshumanizada.

Ahora que estamos en el vestíbulo del museo, les contaré a modo de introducción que todo empezó en 1956 en Lugano, Suiza, con la intención de reunificar culturalmente a Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Tras los horrores vividos, decidieron poner a todos aquellos gritos algo de música de acompañamiento, para no olvidar nunca de dónde venimos.

el chiqui chiqui no mola mogollón, contrariamente a lo que se creía

A los autores les cuesta ponerse de acuerdo acerca de la fecha exacta en la que comenzó la decadencia del Festival. Atrás quedaron referencias culturales como la de Dalí haciendo los decorados de la edición que se celebró en España, allá por 1969 (creo que el 69 significa algo más en su país, ¿verdad?). Vale, silencio, por favor.

Como anécdota les diré que los que más han votado históricamente a su país son Portugal…, Andorra y Suiza (ahora entienden muchas cosas, ¿verdad?). Este mismo año se celebra en Austria y tiene como invitado especial ni más ni menos que a Australia, probablemente por la similitud en la nomenclatura, aunque no está confirmado.

Y sin más, ahora se van colocando detrás de mí y cuando me pare en una de las salas nos agrupamos para la explicación. Vamos pasando, gracias.

 

Buranovskiye Babushki -Party For Everybody- (Rusia, 2012)

En esta sala pueden ver claramente los horrores de la guerra y sus hornos infernales. Unas señoras mayores, rusas y babushkis, ejemplifican entre músicas regionales del averno, cómo se desarrollaba el terrible proceso de cremación.

 

Verka Serduchka (Ucrania, 2007)

Aquí pueden ver cómo las tropas del ejército del mal intentaron también ejercer su papel en la carrera espacial. Ésta concretamente fue la tripulación que lanzaron a otros planetas, con una coreografía ensayada de presentación a las posibles formas de vida inteligentes que pudiesen encontrar. No obtuvieron resultados.

 

Pirates of the sea (Letonia, 2008)

No se detengan por favor, vayan pasando. Como iba a explicarles, en su afán por conquistar el mundo, el enemigo llegó a países muy lejanos. Aquí podemos observar la intrusión del régimen en una isla caribeña. Este barco, en concreto, naufragó mucho antes de llegar a costas.

 

Quel coceur vas-tu briser? (Suiza, 1967)

En esta sala tenemos un ejemplo de los terribles métodos de tortura usados durante la guerra. Se colocaba al reo atado en una silla y se le sometía a los agudos de esta soprano hasta que los tímpanos reventaban. Merece la pena escucharlo hasta el final porque es como uno de esos vídeos con música y paisajes relajantes en los que, de pronto, sale una calavera con el sonido a todo volumen. Destrozaba eficazmente los nervios del enemigo pero se dejó de usar porque luego los espías apresados no entendían las preguntas del interrogatorio y no se obtenía información alguna.

 

Illusion (Bulgaria, 2009)

La llegada de las tropas enemigas eliminaba de golpe todos los rangos y jerarquías de los países que conquistaban. Este caso fue famoso porque a este barón búlgaro le quemaron vivo en su propio castillo y con sus tres concubinas y sus dos bufones con calzas.

 

Dustin the turkey (Irlanda, 2008)

Este apartado puede herir sensibilidades. Aquí se representan los experimentos genéticos que en aquella época se hicieron con animales. Los engendros resultantes tienen su ejemplo en este pollo con cabeza, pero sin cuerpo. Espeluznante.

 

Happy song (Israel, 2000)

Para animar a las tropas y mantenerlas en forma, se usó a este grupo llamado Ping Pong para estimular ejercicios físicos grupales. El grupo en realidad no estaba contratado, sino que eran presos torturados a los que mantenían sin dormir y atiborrados de estupefacientes experimentales, tal y como puede apreciarse en el vídeo.

 

Aven Romale (República Checa, 2009)

En esta última sala podemos ver un ejemplo de la política racista que imperaba por entonces. A este grupo de emigrantes de raza gitana se les vistió con trajes estrafalarios para ridiculizarlos delante de las tropas. Les llamaban los ‘Polkaman‘. Luego deportaban a los más afortunados.

Y hasta aquí la exposición. Espero hayan disfrutado de la visita y salgan con la lección de historia bien aprendida. Reconocer nuestros errores es la mejor forma de no volver a caer en ellos. No lo olviden (seguro que no lo harán) y hasta otra.

 

[newsletter utm=”Los-momentos-más”]

HACE 4 AÑOS