RANKINGS

8 imprescindibles para sobrevivir a los Festivales de Verano

750x500_festivales-verano

Luce el sol, llega el calor y los días son más largos, por fin, verano ven a mí. Ya empiezan a aparecer los minúsculos shorts femeninos, las camisetas con escote de los musculosos de gimnasio y, por último, una especie de ser humano que sale de su cueva y finaliza su temporada de hibernación, el homo festivalerus.

Como cada verano, nuestra geografía se llena de festivales de música de todos los estilos: Sónar (Barcelona – 18, 19 y 20 de Junio), BBK Live (Bilbao – 9, 10 y 11 de Julio), FIB (Benicàssim – 16, 17, 18 y 19 de Julio), Leyendas del Rock (Villena – 5, 6, 7 y 8 de Agosto), Sonorama (Aranda de Duero – 12, 13, 14 y 15 de Agosto), Aquasella (Arriondas – 21, 22 y 23 de Agosto) o Arenal Sound (Burriana – 28, 29, 30 y 31 de Julio y 1 y 2 de Agosto). Esto es sólo una pequeña muestra, pero hay muchos más.

Si tienes pensado asistir a alguno de estos macro-espacios dedicados a la música, la fiesta y la diversión, no te pierdas esta guía con los impresncindibles que te harán la vida mucho más fácil, además de ser el más trendy del lugar.

 

Equipamiento básico

festival-mediatrends

1. Cristales, arena, desperdicios, saltos, pisotones… ¡Evita las chanclas! Esto no es un consejo, es casi una obligación. Si tienes un mínimo de aprecio por tus piececillos, llévate unas deportivas cerradas, a ser posible que transpiren, van a estar muchas horas pegadas a ti y tus compañeros de tienda lo agradecerán.

2. Añade a tu mochila unas tiritas, analgésicos, toallitas húmedas y un protector solar. No queremos que seas el típico guiri que parece un langostino cocido. Si aparte de escuchar música buscas algo más, no olvides echar un par de preservativos al kit.

 

Para ser el más cool

selfie-mediatrends-festival3. ¿De qué sirve ir a un festival si no puedes presumir de ello? No te engañes, vas a comer a cualquier restaurante y subes todos y cada uno de los platos a Instagram, te vas dos días de vacaciones y todo tu Facebook sabe dónde has estado, así que aquí no vas a ser menos. Por mucho que cargues tu móvil al 100% antes de salir de casa, la batería no te va a durar tres o cuatro días y, de momento, los árboles no tienen enchufes. Entonces ¿por qué no te equipas con un buen power bank?

4. Pedirle a la gente que te haga una foto es una buena manera de “ligar”, pero a ciertas horas de la noche, y con unas cuantas copas de más, yo no dejaría mi flamante teléfono de última generación en manos de cualquiera, por lo que te recomiendo que te hagas con un palo-selfie. También puedes llevarte una pequeña cámara WiFi o tu flamante GoPro con el arnés de pecho: podrás grabar todo lo que ocurra y revivirlo tranquilamente en casa.

 

Complementos

5. Sol, sol y más sol, es verano, esto es España. Millones de turistas nos visitan cada año buscando nuestro clima, así que no debería de pillarte desprevenido. Equípate con unas buenas gafas de sol, a ser posible polarizadas, y un sombrero, pero sé inteligente: utiliza uno que tape, pero que no moleste en el cuerpo a cuerpo, ya me entiendes…

6. No te olvides de una rebequita (no, no soy tu madre, pero sé que lo has leído con esa voz), por las noches refresca en muchos lugares y no es plan de coger un resfriado en plena época estival. Si te sobra espacio añade un pequeño chubasquero, ya sabes, las tormentas de verano, el olor a tierra mojada…

 

Imprescindible, la música

7. Por último, ponte al día con la discografía de tus artistas favoritos. Algunos de los más importantes que tocarán en estos festivales son: “The Chemical Brothers”, “Mumford and Sons“, Muse, “Los Planetas”, Vetusta Morla, “Sôber”, “Supersubmarina“, “Carl Cox”, entre otros… Seguro que escucharás a grupos que “ni fu ni fa” y a otros que ni conozcas y te entusiasmen, por lo que lleva la aplicación de Shazam en tu móvil y “captura” a los artistas que te hagan disfrutar de la música.

 

Bonus track

8. Una riñonera, sé que no es lo más cool y que fuera de los mercadillos de barrio no está bien vista pero, toda tu documentación estará a buen recaudo y sobre todo, ese dinero que tanto te ha costado ahorrar durante el año para poder tomarte esos buenos “minis”.

Ya estás equipado y preparado, ahora solo queda disfrutar de la mejor música y conservar esa mítica pulsera, esa que demuestra que tú estuviste allí, tu trofeo de guerra… ¿Aguantará hasta el próximo año?

 

HACE 4 AÑOS