RANKINGS

Los peores asesinos en serie llevados al cine

Jack el Destripador, el Estrangulador de Boston, el Vampiro de Düsseldorf… Apodos terroríficos que describen a la perfección a individuos muy diferentes, pero que tienen al menos dos similitudes: todos fueron asesinos en serie reales y su vida ha sido llevada al cine. Si estás comiendo o tienes el corazón sensible, no sigas leyendo. Lo que vas a ver a continuación es un compendio de la maldad humana elevado a su máxima potencia. Vamos, que esto no es ‘Bambi’. O quizá sí, dados los trágicos antecedentes infantiles del cervatillo. La pérdida de la madre a temprana edad puede ser uno de los factores para convertirte en uno de los serial killer que protagonizan las siguientes películas.

Un inciso: asesino en serie no es lo mismo que asesino en masa. Para ser catalogado como tal, el primero mata al menos a tres personas en un mes o más, dejando un período de enfriamiento entre cada crimen. Sigue matando, porque le produce satisfacción psicológica. El segundo también siega muchas vidas, pero lo hace en muy poco tiempo. En este artículo vas a ver muchas películas sobre criminales del primer grupo.

El Carnicero de Rostov

El villano de ‘El niño 44’ está basado en Andrei Chikatilo, alias el Carnicero de Rostov. Sin embargo, el largometraje está ambientado en los años 50, décadas antes de que el personaje real se diera a conocer. Con impotencia sexual, acuchillaba repetidas veces a sus víctimas hasta llegar al orgasmo. Luego las desmembraba y, a veces, practicaba el canibalismo. Eso sí, sin la sofisticación culinaria de Hannibal Lecter.

Nadie podía creer que el responsable de esos crímenes era un padre, un marido y un comunista ejemplar. Pero eso sólo era la fachada de un hombre perturbado desde su infancia, cuando fue continuamente ridiculizado por orinarse en la cama, por su impotencia y por ver mal.

No es la primera vez que hacían una película sobre él. En 1995, se grabó para televisión ‘Ciudadano X’, con Stephen Rea, Donald Sutherland y Max von Sydow en su elenco de actores.

Jack el Destripador

Si hay un asesino en serie que ha tenido protagonismo en el cine ése ha sido Jack el Destripador, también conocido como el Asesino de Whitechapel o Mandil de cuero. A su favor tiene el aura de misterio que lo rodea porque nunca fue detenido. Así, cada cierto tiempo se rueda una película para dar una hipótesis sobre el asesino de cinco prostitutas en uno de los distritos más deprimidos y deprimentes de Londres en 1888.

Una de las versiones más conocidas es ‘Desde el infierno’, adaptación libre de la aclamada novela gráfica homónima escrita por Alan Moore. En ella, Johnny Depp es un inspector de Scotland Yard aficionado al opio, que intenta atrapar al escurridizo asesino que estrangulaba, degollaba y mutilaba a todas sus víctimas. De tres de ellas también extrajo diversos órganos, lo que evidenciaba que tenía conocimientos de anatomía. Debía de ser médico o carnicero.

La policía palidece ante la crueldad de los crímenes de Jack el Destripador
Mira que le advertí que no mirase. Este novato va a echar la papilla en tres, dos…

Ian Holm, conocido por interpretar al afable Bilbo Bolsón, ya mayor, en las trilogías de ‘El Señor de los Anillos’ y ‘El Hobbit’, exhibió un registro totalmente diferente como el inquietante Jack el Destripador en ese film. Otras estrellas de Hollywood como Peter O’Toole y Klaus Kinski también han dado vida al legendario asesino de meretrices en el East End.

Curiosamente, el cine ha permitido que Sherlock Holmes, personaje literario coetáneo del criminal, haya podido enfrentarse a éste. Nunca lo hizo en las novelas, pero sí en varias películas como ‘Estudio de terror’ o ‘Asesinato por decreto’. En esta última, Christopher Plummer, el conocido capitán Von Trap de ‘Sonrisas y lágrimas’, hace del detective y James Mason, del doctor Watson.

El último enfrentamiento entre Sherlock y Jack llegó con ‘Holmes & Watson. Madrid days’, dirigida por José Luis Garci. Cuenta con un cameo de Alberto Ruiz Gallardón, ex alcalde de Madrid y ex ministro de Justicia, interpretando a un antepasado suyo, Isaac Albéniz. El político luce para la ocasión una barba poblada, que oculta su rostro, pero no le hace irreconocible. Un toque exótico para un film extraño.

El Vampiro de Düsseldorf

Con este nombre, parece imposible que Peter Kürten, el siguiente asesino en serie, existiese en la vida real. Pero lo hizo. Compartía con el Conde Drácula que bebía la sangre de sus víctimas. También, sin duda, un negro corazón que le llevó a ahogar, con nueve años, a dos amigos suyos en el Rin. Fue el comienzo de la carrera delictiva de un tipo, fruto de una familia donde los maltratos y las violaciones eran habituales.

El sospechoso de ser el Vampiro de Düsseldorf se mira al espejo
Dime, espejito, ¿seré yo el asesino en serie? ¿Seré yo el Vampiro de Düsseldorf?

Durante cinco años, entre 1925 y 1930, este alemán tuvo en jaque a la ciudad de Düsseldorf con una serie de crímenes brutales, en los que las víctimas eran niñas o mujeres. La pesadilla terminó en 1931, cuando fue guillotinado acusado de al menos nueve asesinatos. Ese mismo año, el director Fritz Lang estrenó ‘M, el vampiro de Düsseldorf’, que trata sobre la caza de este asesino y es uno de sus mejores trabajos.

El Asesino del Zodiaco

Al igual que Jack el Destripador, este asesino en serie nunca fue atrapado, lo que ha alimentado su leyenda en Estados Unidos, donde realizó sus crímenes entre 1968 y 1969.

El apodo se lo puso a sí mismo tras escribir unas cartas a varios periódicos de San Francisco, la zona en la que dejó el reguero de cadáveres. Escogía a sus víctimas al azar y acababa con su vida bien con un arma de fuego o bien con un cuchillo.

La película ‘Zodiac’, de David Fincher, muestra los esfuerzos de Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo y Robert Downey Jr por atrapar al asesino. El primero interpreta el papel de caricaturista de un diario, el segundo da vida a un inspector de policía y el tercero a un periodista. Para descifrar los mensajes de Zodiac, a los dos últimos les hubiera venido bien la ayuda de JARVIS, el sistema operativo de Tony Stark que les ayuda en varias películas sobre ‘Los Vengadores‘ de Marvel.

El villano de ‘Harry el Sucio’ también está inspirado en el Asesino del Zodiaco, aunque en la película protagonizada por Clint Eastwood pasó a llamarse Scorpio, uno de los signos zodiacales. Entre los notables cambios respecto a la historia original está el desenlace del caso. El asesino recibió una dosis letal de plomo del potente Magnum 44 del inspector Callahan, a quien no se le escapaba ningún sospechoso.

Harry el Sucio apunta con su Magnum 44 a Scorpio, un peligroso criminal
El inspector Callahan quiere recetar seis comprimidos de plomo tamaño XL a Scorpio.

Los estranguladores de Boston y Rillington Place

Albert DeSalvo es el nombre del supuesto asesino de 13 mujeres en Boston. Aunque confesó los crímenes, la policía cree que éstos fueron obra de más de una persona y que DeSalvo se adjudicó la autoría de todos porque buscaba la fama. De hecho, el ADN le exculpa en más de una muerte. En ‘El Estrangulador de Boston’, Tony Curtis realizó una brillante actuación como DeSalvo, el inquietante hombre normal con doble vida.

Otra estrella del celuloide, Richard Attenborough, hizo de otro conocido asesino en serie: John Reginald Christie. El actor inglés captó a la perfección el carácter manipulador de su compatriota, que mató a siete mujeres y una niña en el número 10 de Rillington Place y ocultó los cadáveres por la casa. Años más tarde se mudó y el nuevo inquilino encontró los cadáveres al reformar la cocina. Al final, Christie fue ahorcado.

Aileen Wuornos

No sólo los hombres pueden ser asesinos en serie. No hay más que ver a Aileen Wuornos, una prostituta estadounidense que mató a siete varones durante un año. Esta mujer vivió un infierno durante su infancia a manos de su padre pederasta y su abuelo alcohólico. Los dos abusaron de ella. Cuando uno de sus clientesle hizo lo mismo, Wuornos lo mató y comenzó su macabra serie de asesinatos.

Charlize Theron da miedo como la asesina en serie Aileen Wuornos
No conozco ningún país llamado “qué”. ¿Hablan mi idioma en “qué”? Di “qué” una vez más. Te reto.

La bella actriz sudafricana Charlize Theron ganó un Oscar con ‘Monster’ al interpretar el papel de Wuornos. La labor de maquillaje para afearla fue tan encomiable como su actuación. Christina Ricci hizo de su compañera, la persona que delató a la asesina y la envió al corredor de la muerte.

Más películas de asesinos en serie

Jeremy Renner, actor de moda en la actualidad, hizo del Carnicero de Milwaukee en ‘Dahmer’. Un asesino en serie que mataba homosexuales y luego se comía partes de su cuerpo y guardaba otras como los cráneos. Su biografía da miedo.

En ‘Karla’, Misha Collins y Laura Prepon forman una pareja ideal a ojos de sus vecinos, aunque en realidad Paul Bernardo y Karla Homolka eran dos asesinos sádicos. Juntos torturaron y mataron a tres adolescentes, incluida la hermana pequeña de Karla. Y lo grabaron. Años más tarde, la mujer se vengó de los malos tratos sufridos en su matrimonio testificando contra su esposo. Gracias a eso, obtuvo una reducción de la condena.

Romasanta’ es una aportación española al cine sobre asesinos en serie. Trata muy libremente la historia de Manuel Blanco Romasanta, un vendedor ambulante que asesinó a nueve personas por lo menos en los bosques gallegos en el siglo XIX. Luego se comía los cadáveres porque aseguraba que se convertía en hombre lobo y la bestia lo dominaba.

Elsa Pataki en una escena de Romasanta
Huy, Romasanta, qué dientes tan largos tienes…

Henry Désiré Landru fue un asesino sin escrúpulos que en la Francia de la Primera Guerra Mundial se dedicó a casarse con viudas ricas, a las que luego mataba para quedarse con su fortuna. Al Barba Azul de Gambais le guillotinaron por 11 crímenes, pero pudo asesinar a más de un centenar de mujeres. La película ‘Landrú’ trata sobre este perverso personaje, que vivió con todo tipo de lujos gracias a sus crímenes.

En ‘El corredor de la muerte’, del director Oliver Stone, James Woods dio vida al violento Carl Panzram, violador y asesino de hombres y mujeres. Ladrón desde muy pequeño, sufrió abusos en distintos correccionales, lo que influyó luego en su odio hacia la raza humana en general. Reconoció haber matado a 21 hombres, pero la cifra podría ser superior.

El proyecto de Leonardo DiCaprio que se esfumó

En su afán por conseguir el Oscar al Mejor Actor principal, Leonardo DiCaprio echó el guante a un proyecto para llevar al cine la macabra obra del sanguinario Henry Howard Holmes, aunque luego no se rodó la película. Holmes construyó un hotel para la Exposición Universal de Chicago de 1893 donde pudo perpetrar según los criminólogos unos doscientos asesinatos.

El hotel del terror tenía pasadizos secretos para acceder a las habitaciones, sistemas para bombear gas letal o somníferos a los ocupantes de esas habitaciones y toboganes ocultos para llevar los cadáveres al sótano. En el subsuelo del hotel tenía una cámara de tortura y un horno crematorio, además de cubetas con ácido sulfúrico o cal para eliminar las pruebas. La horca fue el premio a su laborioso trabajo como asesino en serie.

Así era una de las plantas del hotel construido por el asesino en serie H. H. Holmes
Los macabros extras del hotel construido por Holmes no aparecían en el folleto informativo.

Ed Gein, el terror personificado, pero no un asesino en serie

Con sólo dos crímenes en su haber, Ed Gein no puede ser considerado propiamente un serial killer. Sin embargo, su espeluznante obra ha sido fuente de inspiración para algunos de los asesinos en serie más conocidos del cine: Norman Bates (‘Psicosis’), Bufalo Bill (‘El silencio de los corderos’) y ‘Leatherface’ (‘La matanza de Texas’). ¿Cómo es posible si los tres parecen criminales muy diferentes?

La respuesta está en lo que se halló en su casa: un auténtico museo del horror. Si fuera tú, no seguiría leyendo las atrocidades que fabricó Gein con los cuerpos de sus dos víctimas y los de muchos cadáveres que desenterró. Yo prefería olvidarlo ahora que lo sé. Pero si quieres seguir con la lectura del último párrafo, adelante.

Gein, cuyo trauma mental fue producido en parte por la influencia obsesiva de su madre, tenía muebles tapizados con piel humana y también pantallas de lámparas con la misma materia prima, un cinturón de pezones, una caja de zapatos hecha con vaginas, platos elaborados con cráneos, un collar de labios, máscaras de piel humana… Vomitivo, pero te lo avisé, y el que avisa no es traidor.

HACE 6 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario

2 comentarios