HOW-TO

Básculas de baño: ¿Cómo pesarte correctamente?

help

Llegó el verano y con él, la “operación bikini” que todos tememos. Empezamos a notar esa subida de temperaturas e, inmediatamente, nos concienciamos en perder esos kilitos de más que hemos cogido durante el invierno. Los pasos a seguir, normalmente, siempre son los mismos: dieta saludable y algo de ejercicio. Pero para controlar esa pérdida de peso necesitamos el instrumento de medición más temido: la báscula. Y cuando nos decidimos por adquirir una, nos abordan términos que ni siquiera sabíamos que existían. BMI, masa corporal, masa muscular, agua…¡Pero que no cunda el pánico! Te solvento todas las dudas para saber cómo analizar tu peso.

¿Cuándo debemos pesarnos?

Es un error bastante común al pesarnos no hacerlo cuando debemos de hacerlo. ¿Sabías que el peso en una persona adulta puede variar entre 2 y 3 kgs a lo largo del día? Por tanto es muy importante pesarse siempre a la misma hora del día y en las mismas condiciones físicas. Es recomendable seguir unas pautas para que nuestras mediciones sean mucho más fiables:

  • Tener el estómago vacío. No debes pesarte justo después de cualquier comida.
  • Llevar ropa ligera o la mínima posible para que el peso no se vea alterado.
  • Lo ideal es pesarse por la mañana, justo después de ir al baño.

Por otra parte, también tenemos que tener en cuenta usar correctamente la báscula. No nos sirve de nada hacer bien todo lo anterior y no colocar bien nuestro peso, ¿no? Aunque parezca de perogrullo, ¡sigue los siguientes pasos para no equivocarte en tu peso!:

  1. Debemos colocar el aparato en un lugar firme y estable.
  2. Si nuestra báscula es manual, colocar el peso en “0”. Si es digital, este paso es automático.
  3. Súbete en la báscula. Intenta colocar tus pies de forma simétrica respecto al centro, así evitarás falsas mediciones.
  4. Permanece quieto y no te apoyes en ningún lugar.

¿Masa grasa o masa magra?

La-diferencia-entre-el-peso-de-músculo-y-de-grasa

Masa corporal, agua… Pero, ¿cómo nos mide todos esos datos nuestra báscula? Existen las básculas que utilizan la bioimpedancia (¡vaya palabreja!). La bioimpedancia eléctrica es el procedimiento no invasivo por el cual obtenemos nuestro porcentaje de masa grasa y magra (libre de grasa). Eso sí: no todas las básculas incluyen esta medición.

Si tu báscula lo incluye, debes saber que su funcionamiento es sencillo. Normalmente las básculas de bioimpedancia tienen en su base dos o cuatro electrodos. Uno (o dos) actúan como entrada de corriente y el otro (o los otros) como salida. La báscula mide el tiempo que la señal tarda en llegar de un electrodo a otro, después de haber recorrido nuestro cuerpo.

En una persona que tenga mayor porcentaje de grasa, la corriente tardará más tiempo en pasar. Sin embargo, una persona con un alto nivel de masa magra, gracias al agua que compone los músculos, tardará mucho menos en conducir dicho impulso eléctrico.

¿Cómo interpretar las medidas obtenidas?

Nos hemos pesado. Tenemos un montón de cifras, de porcentajes… ¿Y ahora qué? No te preocupes. ¡Te presento las tablas que te salvarán la vida! Como puedes ver, varían en función del género. Son valores recomendados por expertos de la salud, aunque siempre es aconsejable que consultes todo con un especialista antes de cualquier interpretación anticipada de estos datos.

hombremujer

Otros aspectos que influyen en el análisis

pic

Como hemos mencionado anteriormente, el cuerpo puede cambiar su peso durante el curso del día. Esto tiene que ver con la variación de agua durante el día en nuestra composición. Mientras dormimos, por ejemplo, ¡nuestro cuerpo pierde una media de 2 a 3 kgs de agua corporal!
Cuanto más bajo sea el contenido de agua en nuestro cuerpo, mayor es la resistencia corporal ante la medición. Por tanto, la calculadora de nuestra báscula nos dará un índice de grasa mayor. Y también más bajo índice de masa magra. Por tanto, si lo que queremos es saber nuestro peso simplemente, podemos pesarnos justo al levantarnos, pero si lo que queremos es tomar nuestras mediciones completas, es aconsejable hacerlo entre las 6 y las 8 de la tarde.

Otras circunstancias que influyen son las relacionadas con las condiciones físicas de las personas. Se pueden dar resultados erróneos en personas:

  • Con enfermedad.
  • En tratamiento de diálisis.
  • En tratamiento cardiovascular.
  • Embarazadas.
  • Atletas profesionales o culturistas.
  • Jóvenes por debajo de 17 años.

Sin olvidarnos de una función que nos puede ayudar a tener controlado nuestro peso en todo momento. Actualmente, muchas básculas tienen diferentes memorias que te ayudan a controlar tu peso. Pueden variar de 2 a 10 memorias y cada miembro de la familia se puede registrar para que, posteriormente, la báscula identifique automáticamente qué persona se está pesando. (Obviamente si hay 2 miembros de la familia de complexión y peso similar será difícil). Esta función, aparte de indicarte el peso y decirte si has subido o bajado respecto a la última vez, te evita el hecho de ir anotándolo en un papel. Una pequeña función que te puede ser muy útil.

HACE 5 AÑOS