REVIEWS

¿Qué es eso del M2M? Cuidado, estás rodeado

 

Nuestras casas están llenas de cacharros conectados. Empezamos por los ordenadores, que si te acuerdas, antes eran de sobremesa y ahora todo quisqui se ha pasado al portátil, y luego abrimos la puerta a los móviles y tablets, y acabamos con las Smart TV. Pero aunque te pueda parecer que en tu casa ya no entran más aparatos conectados, todavía hay una nueva ola por llegar.

¿Te suena haber oído alguna vez hablar del “Internet de las cosas”? Pues de algo muy relacionado con eso te quiero hablar hoy, del M2M (Machine-to-machine o comunicaciones entre maquinas). Porque no solo los humanos tenemos derecho a comunicarnos entre nosotros, el futuro está en la comunicación entre los distintos cacharros, sin ser necesaria nuestra intervención. ¿Suena chungo o futurista? ¡Tranquilo hombre! Enseguida te explico en más profundidad de que va esto, poniéndote ejemplos muy claros.

 

¿Qué es eso del M2M?

El machine-to-machine communication o comunicaciones entre maquinas es un concepto que abarca muchas cosas y que está en el centro del Internet de las cosas o Internet of things. Básicamente con el M2M lo que se pretende es recoger información valiosa, que antes se perdía o no se usaba, para labores como la gestión de flotas de vehículos, gestión de smart cities, temas sanitarios o de defensa… y eso solo son algunos ejemplos, porque te hablo de un territorio todavía por explorar y explotar.

Entonces hablamos de recopilar datos de una maquina para transmitirlos a otra, de acuerdo. Una dudilla, ¿cómo se transmiten? Ese es el núcleo del M2M. Distintas empresas, y aquí hay mucha presencia de los grandes operadores mundiales como Telefónica o Vodafone, han desarrollado sus soluciones. Habitualmente usan una cajita que se acopla a la maquina en cuestión. Ésta lleva un módulo GSM, con una SIM como la de tu móvil, o WiFi para que se puedan transmitir esos datos.

¿Te imaginas un módem conectado a una maquina? Pues es algo así, básicamente, aunque estos módulos consumen muy poca batería, para que en el caso de que no tengan una fuente de energía puedan aguantar conectados días o incluso meses. Y hasta ahora te he hablado más o menos de la parte técnica, pero me imagino que de lo que tendrás ganas es de ver ejemplos prácticos de M2M, porque te puede sonar un poco abstracto todavía. Allá voy.

 

Maquinas de refrescos, viñedos, pedidos en un click…

¿Para qué puede servir el M2M? Pues si te acuerdas de cuando te hablé de las smart cities, éstas son un claro ejemplo. Los sensores de aparcamiento, que avisan de cuando hay un hueco libre para aparcar, o los de humedad, que avisan de cuando un jardín necesita ser regado, son claros ejemplos de M2M, porque sin ese módulo de conectividad sería imposible recoger esos datos que envían los sensores.

Pero salgamos del ejemplo de la smart city. ¿A qué alguna vez te han dado ganas de darte cabezazos contra una maquina de refrescos porque tu bebida favorita estaba agotada? Fácil solución tendría ese problema con el uso de M2M. El módulo avisaría a la empresa que gestiona esas maquinas de que se ha quedado sin Coca-Colas y así matan dos pájaros de un tiro: tú no te cabreas con la maquina y ellos saben exactamente que bebidas tienen que llevar para reponer la maquina.

Maquina de bebidas

Dejando el ejemplo de una maquina, ¿para qué puede servir el M2M en un viñedo? Imagínate que eres dueño de uno con hectáreas de superficie, controlar si a una zona concreta le falta agua supone dar unos cuantos pasos. Pues al igual que en las smart cities, los sensores de humedad se comunican con el centro de riego, para avisar a éste de que tal zona está escasa de agua, y así se activa el sistema de riego.

Volviendo al interior de tu casa, quizás ahora mismo no tengas ningún dispositivo M2M, pero voy con algo que podría llenar nuestra casa de cacharritos. ¿Te imaginas tener en tu nevera un botón que con solo presionarlo mande a tu pizzeria favorita la orden de mandarte tu pedido favorito? ¿O qué con un solo click puedas pedir que te venga un mensajero a casa a recoger un paquete? Existen.

Y otro ejemplo muy claro del uso de M2M que puedes tener ya en tu casa, las alarmas. Si tienes sensores de movimiento o de ventanas, o si alguien intenta desactivar la alarma y no atina, directamente llegará un aviso a la central de la compañía, sin que tú tengas que intervenir para nada. Y eso desde luego, si no existiese el M2M, sería muy complicado de hacer.

Evolución líneas M2M

Pero como ya te he dicho, el M2M es algo que todavía está por explotar. Son muchísimos los usos que se le pueden dar a este concepto, más que tecnología, y detrás de esto hay mucha gente trabajando. Pero tampoco pienses que es algo de eso que sale en Regreso al futuro y luego nunca vemos, en España ya hay, a mes de marzo, más de 3.2 millones de líneas móviles dedicadas al M2M, cuando en marzo de 2014 no llegaban a 2.6 millones. Son una invasión y nadie las podrá parar…

HACE 4 AÑOS