REVIEWS

Los BITS: Nueva forma de medir la calidad de tu televisor

3 COMENTARIOS

Hasta el momento el brillo, el contraste y los hertzios eran los parámetros que marcaban la calidad de imagen de un televisor. Ahora, además de sumar el factor resolución a la ecuación, hay que añadir la importancia que tendrán los BITS. Qué son y cómo afectan a la calidad de imagen es lo que te voy a explicar a continuación.

 

Una cuestión de BITs

La calidad de imagen a nivel cromático se mide mediante la profundidad de color o bits por pixel. Un concepto que hace referencia a la cantidad de bits de información necesarios para representar el color de un pixel. Y sí, a mayor número mejor.

Hasta ahora, la mayoría de paneles eran de 8 bits aunque mediante técnicas como el frame rate control se podía simular un panel de 10 bits sin serlo realmente. El problema es que, al no ser reales, había ciertos problemas de parpadeo en la imagen ya que se jugaba con la intensidad de cada pixel para simular más colores. Pero qué es exactamente la profundidad de color.

 

LA EXPLICACIÓN TEÓRICA

bits color

La imagen que se visualiza en una pantalla está compuesta por píxeles. Cada uno de esos píxeles muestra un color que se establece mediante una correspondencia entre el valor y el espacio de color usado.

El valor se calcula mediante el uso de un sistema binario y en función del número de bits del panel será más o menos amplio. Por ejemplo, en un panel de 8 bits los valores posibles serían 2 elevado a 8, o lo que es lo mismo, 256 posibilidades. Si fuese un panel de 10 bits se aumentaría hasta los 1024 -2 elevado a 10-.

Por tanto, como puedes ver, a mayor profundidad de color mejor será la representación cromática de cada pixel. Una mejora mucho más importante que la que supuso el salto de la resolución Full HD a UHD.

 

LA EXPLICACIÓN PRÁCTICA

colores

Lo visto anteriormente es la explicación teórica a la profundidad de color. El problema es que esto del sistema binario, potencias de dos, etc. puede resultar algo confuso. Por tanto, la explicación práctica es tan sencilla como imaginar una caja de lápices de colores.

Con un panel de 8bits es como si contases con una caja de 12 lápices de colores para crear la imagen. Al pasar a un panel de 10 bits en lugar de 12 lápices tendrías 36 y, por tanto, más tonos para cada color.

Por tanto, es evidente que notarás la mejora en la representación de color al pasar de 256 valores posibles a 1024. Las imágenes tendrán más variedad cromática, degradados más suaves y, en definitiva, un mayor realismo y fidelidad a la hora de ser representada.

 

Bits y otras tecnologías que apoyan la mejora de imagen

Samsung SUHD

Como puedes intuir, aumentar la profundidad de color de un panel es importante pero si viene acompañado de otras tecnologías mejor aún. Algo que fabricantes como Samsung está haciendo con su nueva propuesta de televisores SUHD.

En cualquiera de las nuevas series (SJ8500, SJ9000 y SJ9500) no sólo tendrás un panel de 10 bits sino una serie de tecnologías adicionales que potencian la calidad de imagen.

color 10 bits

La primera de ellas es la tecnología Quantum Dots, o Nano Crystal Color como ellos han decidido bautizarla, que hace uso de pequeños nanocristales que permiten modificar la onda de la luz para comportarse de forma similar a las celdas de un panel OLED. Eso traducido significa que la variedad cromática será más amplia, hasta 64 veces más y los negros más profundos. En definitiva, mayor calidad de imagen.

rec2020

Y ojo, porque aún tiene que comenzar a llegar el material de vídeo que use el nuevo espacio de color REC2020 que podrán aprovechar los actuales televisores UHD. Un espacio que mejora en el número de colores capaces de representar, incrementando principalmente los niveles de rojo y verde.

Luego está el sistema de iluminación. Lo habitual es contar con un sistema de leds colocados en los bordes. Estos, mediante reflectores, iluminan todo el panel pero no ofrecen el mismo control que el sistema empleado por Samsung. El fabricante coreano decidió usar leds en toda la superficie trasera del panel -Multi Zone Full Array Backlighting-. Característica que podrás comprobar en la nueva serie JS9500 de Samsung. Televisores pensados para quién busca lo mejor de lo mejor.

Ese sistema de retroiluminación completo más el control multi zona permite apagar de forma eficiente diferentes sectores. Así se consigue no sólo un mayor nivel de brillo sino también más control en los negros que ahora son más profundos, más negros.

Para finalizar está el procesado de las imágenes, sobre todo las que no son a resolución UHD. Gracias a él la calidad mediante el proceso de upscaling es muy similar y todo el control de color, brillo, etc., más correcto.

 

Calidad de imagen como nunca habías visto

El avance de la tecnología es increíble. 2015 se presentó como un año idóneo para el cambio de televisor y lo está demostrando. Las actuales pantallas están ofreciendo una calidad de imagen única con tecnologías como el uso de paneles de 10 bits, quantum dots, etc.

Mejoras que justifican el cambio y el coste del producto, tanto para la gama JS8500, la JS9000 o la JS9500 que es su gama más alta. Pero no serás consciente hasta que hayas visto en vivo una de estas pantallas. Además, Samsung apuesta por paneles curvos que en grandes diagonales mejoran la sensación de inmersión y profundidad.

Así que ya sabes, la calidad de imagen en una tele actual no sólo se mide por los parámetros tradicionales. Ahora también afecta la profundidad de color si queremos obtener la mejor calidad posible. Y ojo, que aún tiene que llegar contenido específico que aprovechará cada novedad de los últimos modelos de televisores UHD. Una calidad de imagen como nunca antes habías visto.

 

HACE 5 AÑOS