COMPARATIVAS

Necesito un ventilador, ¿cuál compro?

3 COMENTARIOS

perro-ventilador-750x5001-750x400

La interminable ola de calor que se ha instalado en España ha provocado que se triplique la venta de aparatos para refrescar el ambiente en el interior de las viviendas. Si estás pensando en comprar algún ventilador, no dejes de leer este artículo.

Bochorno, calorina, canícula, ‘caloret’… Hay muchos sinónimos para expresar la causa del sofoco que sentimos en estos días, producto de una ola de calor que los expertos dicen que es de récord. Maldita la manía del tiempo de batir sus propias plusmarcas, por cierto. Pero no hay que resignarse a sudar y sudar. También hay muchos medios para combatir esa ola de calor.

Puedes optar por un aire acondicionado, capaz de enfriar el aire dentro de tu casa de tal forma que pases incluso frío en pleno verano. Una pasada, ¿verdad? Sí, pero también peligroso. Ten en cuenta que eso no es nada saludable. Las autoridades médicas recomiendan que la temperatura en las viviendas esté sobre los 25 o 26 ºC. En verano hay miles de bajas por enfermedad por culpa del aire, no es para tomarse a broma la advertencia.

ventilador-hombre-calvo

Otro dato a tener en cuenta. Quizá tu presupuesto no te permita acceder a un aire acondicionado porque bastante te ha costado ahorrar para irte 15 días de vacaciones. O porque la lista de espera para instalarlo es tan larga que llegaría septiembre y seguirías sin él. No te preocupes, que no está todo perdido. Hay métodos para refrescarse más baratos.

Al referirme a opciones más económicas no me refiero al abanico. Tirado de precio, sí, pero nunca tendrás el aguante de nuestras madres y abuelas, auténticas campeonas de la materia. También puedes probar a construir tu propio refrigerador de aire artesanal. Sin embargo, si lo que quieres es no sudar en casa como un pollo asado, déjate de soluciones de todo a un euro. Necesitas un ventilador. Y no eres el único porque las ventas se han triplicado.

 

Ventiladores

El funcionamiento de un ventilador no requiere mucha explicación. Gracias a la energía eléctrica giran con mucha velocidad unas aspas (visibles u ocultas) que mueven el aire cercano. Ahí radica la principal desventaja con un aparato de aire acondicionado. Los ventiladores no enfrían el aire sino que lo mueven. Si dejas un ventilador en marcha en una habitación y te vas, cuando vuelvas la temperatura seguirá siendo la misma.

Ojo, el que no enfríen el aire de una habitación no quiere decir que no te refresquen. Si no, sería ridículo comprar uno. Un ventilador puede conseguir que la temperatura que experimentas sea más baja al desplazar el aire caliente que te rodea. Esto favorece la evaporación del sudor y permite que la piel transpire, por lo que la sensación de calor disminuye.

pareja-ventilador

 

Ventajas del ventilador respecto al aire acondicionado

Normalmente, la gente piensa que un aire acondicionado es muchísimo mejor que un ventilador, que no hay color en el duelo. Esto es cierto en la capacidad de enfriamiento, en la que el primero gana por goleada. Pero hay muchos puntos de la comparación en los que el vencedor es el aparato de las aspas rotatorias. Entre las ventajas destacan:

  • La primera, como ya he dicho, radica en el menor coste. Los ventiladores no requieren instalación, o si la necesitan, es bastante simple. Tampoco requieren el mantenimiento de los aires acondicionados.
  • El menor consumo energético. El empleo de un ventilador de forma continua consume mucha menos electricidad que un aire acondicionado. Al precio que está la luz, no es moco de pavo.
  • Facilidad de uso. Usar un ventilador es tan sencillo que realmente basta con enchufarlo y encenderlo. Vale, es cierto que hay aparatos con más funciones que complican la cosa, pero lo básico de su funcionamiento puede aprenderlo hasta un chimpancé poco listo.
  • La capacidad de adaptación. Un ventilador puede trasladarse a cualquier habitación, o sacarse al exterior para ayudar a refrescar una comida en el patio, por ejemplo. Esto es imposible con los aires acondicionados salvo los de tipo portátil, los denominados pingüinos.
  • Di adiós a los malos olores. La capacidad de un ventilador para sacar el olor a moho, suciedad, cigarrillo, humedad, etcétera, es muy superior. Puedes usar también el ventilador para secar una pared recién pintada en una sala poco aireada.
  • En general son aparatos más silenciosos.

 

El ventilador es compatible con el aire acondicionado

Ya he señalado el menor consumo energético del ventilador respecto del aire acondicionado. Su combinación puede ayudar a abaratar la factura eléctrica. ¿Cómo? Simplemente, situando un ventilador cerca de un aparato de aire, ya que ayudará a la mejor dispersión del aire frío.

Esto es muy útil porque se puede subir la temperatura del aire varios grados sin que haga más calor. Por cada grado más alto en el aire se ahorra un 6% de consumo energético.

aire-acondicionado-ventilador

 

Tipos de ventiladores

Si necesitas un ventilador para el hogar, las opciones que tienes son muchas porque hay aparatos de sobremesa, de pared, de techo y de pie, además de torres de ventilación. Incluso ventiladores sin aspas (visibles), los más modernos. Cada uno tiene una utilidad así que conviene tener muy claro para qué queremos el ventilador.

A priori, con carácter general, conviene tener en cuenta las velocidades del ventilador, que aumentan las opciones para refrescar, y las revoluciones por minuto (RPM). Más potencia implica un mayor consumo.

Por supuesto, es esencial observar si las aspas están mejor o peor protegidas por medio de una rejilla. Un niño puede meter el dedo donde no debe. O, por qué no decirlo, un adulto despistado. Un perro o un gato pueden meter el hocico, la lengua o una pata… Más vale prevenir que lamentar aunque por norma general las aspas suelen estar poco accesibles.

ventilador-peter-griffin

Tampoco hay que dejar de revisar el tamaño y la existencia o no de temporizador y de mando a distancia entre otras características importantes de este tipo de aparatos.

 

DE SOBREMESA

Son de pequeño tamaño y muy baratos, pero tampoco tienen mucha potencia salvo los que son algo más grandes. Es el aparato ideal para ponerlo junto al ordenador, por ejemplo. Dirigiendo el aire a nuestra cara podemos hacer más llevaderas las jornadas de trabajo, sobre todo si el calor aprieta y no hay aire acondicionado. Pueden enchufarse al puerto USB del ordenador, por lo que ni siquiera necesitas un enchufe cerca.

Si quieres un ventilador de este tipo, las opciones son muchas. Los más sencillos tienen sólo una velocidad, pero hay aparatos que incluyen incluso temporizador. Por menos de 10 € puedes disponer de un aparato para refrescarte por lo que son aptos para cualquier bolsillo. Otros son más caros porque ofrecen más opciones como es lógico. Nadie da duros a pesetas como se decía antes.

Aquí puedes comparar todos los ventiladores de sobremesa disponibles en Media Mark.

ventilador-sobremesa

 

DE PARED

Como su nombre indica, se fija a la pared, aunque su instalación es muy sencilla. Es el idóneo para espacios pequeños donde el uso de otro aparato sería incómodo bien por la propia disposición de la habitación o por el espacio que ocuparía ese ventilador de otro tipo.

Conviene elegir bien la pared para que el ángulo de giro del ventilador abarque la mayor parte de la habitación o toda ella.

Comprueba los ventiladores de pared que puedes adquirir en Media Markt.

ventilador-pared

 

DE TECHO

Al contrario que los otros ventiladores, los de este tipo están diseñados para situarse horizontalmente. Mueven el aire de arriba a abajo. Es un ventilador muy utilizado en habitaciones donde no hay espacio para situar otro tipo de elemento refrigerador en las paredes o el suelo.

Hay que tener mucho cuidado para que la instalación sea la correcta porque si no, podría caer, con el peligro que eso conllevaría. Pueden llevar una luz incluida para funcionar también como lámpara y pueden combinarse con un aire acondicionado para bajar el consumo eléctrico sin perder esa temperatura tan fresca que tanto nos gusta.

A tener en cuenta el número de palas y su tamaño, las velocidades y el que tenga mando a distancia. Cambiar la potencia, encenderlo o apagarlo tirado en el sofá no tiene precio.

Compara distintos modelos de ventilador de techo en la tienda de Media Markt.

aire-ventilador

 

DE PIE

Un ventilador portátil que puede colocarse en cualquier habitación y que también puede regularse en altura o inclinación, lo que ofrece innumerables posibilidades para mover el aire justo como queremos.

Algunos modelos tienen la función de humidificador y otros también la de nebulizador de agua. Si éste es el ventilador que buscas, no dudes en pinchar en el enlace para poder comparar entre varios modelos de ventiladores de pie.

Consulta los distintos modelos de ventilador de pie que puedes comprar en Media Markt.

ventilador-pie

 

TIPO TORRE

Este tipo de ventilador delgado y vertical (no todos son así) puede colocarse en cualquier espacio ajustado. Las aspas están más protegidas, lo que los hace más seguros que otros aparatos si tienes niños o animales en casa.

Debes fijarte en varias cosas a la hora de decidirte por un modelo u otro. En primer lugar, la potencia y el número de velocidades. Después, si tienen temporizador automático y también si tiene diversas funciones como, por ejemplo, modo nocturno.

Algunos modelos de ventiladores de torre tienen un filtro purificador del aire, algo que pocos ventiladores tienen y que puede ser muy útil. En cuanto al precio, hay muchos modelos distintos, lo que permite adaptarse a las posibilidades de cada comprador.

Mira los ventiladores tipo torre que puedes comprar en Media Markt.

ventilador-torre

 

VENTILADORES SIN ASPAS

La joya de la corona de los ventiladores son aquellos aparatos que no tienen aspas. En realidad, esto es falso porque sí tienen esas aspas, pero están ocultas por lo que el riesgo de accidente es casi nulo.

Los ventiladores sin aspas se caracterizan por ser ultra silenciosos, más que un aparato normal, y porque disponen de más velocidades y capacidad para desplazar un caudal de aire mayor a cambio de un consumo inferior a un ventilador normal. Esto último es importante porque ese menor consumo energético a la larga compensa el mayor precio de los ventiladores sin aspas, similar al de algunos aparatos de aire acondicionados

En el enlace de los ventiladores tipo torre también están incluidos los que no tienen aspas al ser en este caso también tipo torre. Compáralos y elige el que más te guste.

Al final, tú decides sobre cómo quieres combatir el calor. Espero que este artículo te haya ayudado para resolver algunas dudas. Todos los aparatos tienen sus pros y sus contras. Lo importante es que encuentres el que se adapte a tus necesidades. Así, seguro que acertarás y podrás decir que el sudar en casa se va a acabar.

Al menos dentro de casa. Fuera de tu vivienda, sólo te queda buscar la sombra o contratar a un brujo de los indios navajos para que haga la danza de la lluvia. Pero yo no me fiaría mucho de esto último.

 

HACE 5 AÑOS