RANKINGS

Las 7 peores consolas de imitación de la historia

La mayor parte de mercados funcionan como las clases de cualquier colegio. Cuando un chaval saca buenas notas y aprueba los exámenes con los ojos cerrados, inmediatamente todos se pegan a él para copiarle, pero no para hacerse con su amistad. Pues lo mismo ocurre en el ámbito empresarial: si una empresa da en el clavo a la hora de lanzar un producto, el resto de compañías de la competencia se apresuran para adaptar su idea lo más rápido posible y sumarse al carro del éxito.

De hecho, en el mundo de la tecnología es de lo más habitual, aunque bien es cierto que hay que diferenciar entre las empresas que son rivales directas y las que, directamente, se dedican a lanzar copias baratas de los productos que más triunfan. Ha pasado en el mundo de la telefonía (¿qué te parecen el vPhone 6 o el Goophone S6?) y también en el de los videojuegos. Échale un vistazo a las peores consolas de imitación de la historia.

 

1. Falsificaciones de la Wii

Sin duda alguna, la máquina de Nintendo ha sido una de las más populares y vendidas de los últimos años, porque ofrecía una experiencia distinta, en la que los gráficos pasaban a un segundo plano y se apostaba por la jugabilidad. Es por eso que otras ‘consolas’ salieron al mercado emulando su modelo de negocio, aunque incormprensiblemente no triunfaron…¿Cuál podría ser el motivo? ¿Qué diferencia podía haber entre una Wii y una WiNi, una Wee o una MiWi?

 

2. Copias de la PlayStation

Sony probablemente sea, a día de hoy, la empresa más asentada de la industria de los videojuegos en cuanto a consolas de sobremesa se refiere, ya que vende PlayStation como churros. Hubo visionarios que se percataron de su potencial y es por eso que algunos lanzaron aparatos ciertamente similares, como puede ser el caso de la Nintendo PolyStation o la Super Megasion IV. De hecho, los creadores de la PolyStation vieron tanto negocio que se atrevieron a sacar la segunda y hasta la tercera versión.

 

3. La gran imitación de la Xbox

Microsoft también se adentró de lleno en el terreno virtual de la mano de la Xbox, una máquina que perfectamente le ha plantado cara a la obra maestra de Sony. Y unos ávidos empresarios dieron a luz la tremenda PX-3600, una fantástica creación con un enorme abanico de juegos sifilíticos instalados en su disco duro. Un pequeño hándicap es que no permitía la posibilidad de jugar online, pero traía consigo dos mandos DualShit que incluso vibraban. Una compra infalible.

px-3600

 

4. Arcaico plagio de la PSP

La primera consola portátil de la historia de Sony, la PSP, también tuvo una buena acogida. Y su tirón no querían desaprovecharlo los padres de la PopStation, con la que podías disfrutar de juegos del Paleolítico (¡e incluso anteriores!). Una obra de arte en cuanto a diseño, funcionalidades y gráficos. Sobre todo, gráficos.

popstation

 

5. Otras perlas de la industria

Pero más allá de todas estas consolas, también otras han tenido su etapa gloriosa entre los gamers. Algunas tuvieron más arraigo y otras menos, pero lo cierto es que aparatos como la GameBoy Advance, la Nintendo DS y hasta la DreamCast tuvieron sus propio momentos de oro. Y como no podía ser de otro modo, también fueron objeto de copia e imitación. ¡Quién hubiera tenido una Treamcast en sus manos…!

 

HACE 4 AÑOS