COMPARATIVAS

5 películas de dibujos animados ambientadas en el espacio

3 COMENTARIOS

‘Atrapa la bandera’ es la nueva película del director español Enrique Gato, conocido por ser el creador de ‘Las aventuras de Tadeo Jones’, la historia del albañil que sueña con ser arqueólogo. En este caso, los protagonistas son tres niños, el abuelo de uno de ellos y un lagarto. Por su parte, la historia se desarrolla principalmente en el espacio, un escenario poco habitual en los largometrajes de dibujos animados.

Son muchísimas las películas de animación que se han realizado hasta el momento, pero la lista se reduce una barbaridad si la limitamos a aquellas que contienen elementos de ciencia ficción, como naves espaciales o extraterrestres. Y el número de largometrajes aún es más bajo si la trama se desarrolla en gran parte lejos de la Tierra.

Es un dato curioso porque no tiene correlación con el cine de carne y hueso, donde la ciencia ficción tiene un mayor peso. Pero en los últimos años se está produciendo un cambio y poco a poco hay más películas de dibujos animados que se adentran en el universo exterior, donde tienen un filón por explotar.

En este artículo voy a hablar sobre filmes que transcurren lejos de la Tierra en su totalidad o en su mayor parte, ya sea en el espacio o en otros planetas. Quedan fuera, pues, películas muy conocidas como ‘Lilo & Stitch’, ‘El gigante de hierro’ y ‘Monstruos contra alienígenas’ (el alienígena viaja a nuestro mundo); ‘Gru: mi villano favorito’ (corto viaje a la Luna), o ‘Monstruos S. A’ (discurre aparentemente en otra dimensión o realidad).

‘Atrapa la bandera’

La carrera espacial, la llegada del hombre a la Luna y la creencia popular de que esa hazaña fue un fraude grabado en un estudio son los motores de ‘Atrapa la bandera’ (estreno en España el 28 de agosto de 2015). Un largometraje de animación en el que también tiene mucha importancia un juego infantil famoso en Estados Unidos y que da nombre al film.

El argumento es sencillo. Un multimillonario quiere apoderarse de la Luna para explotar una fuente de energía limpia. Necesita demostrar que es el primer hombre que llega al satélite. Su objetivo será viajar allí y borrar todas las huellas del paso de la tripulación del Apolo XI, que alunizó en 1969. La NASA decide impedirlo y envia un nuevo cohete, pero al final quien viajará será Mike Goldwing, el hijo del astronauta elegido para la misión.

Con ese chavalín de 12 años volarán a la Luna dos de sus amigos: Marty, un niño friki, y Amy, una niña que sueña con ser periodista. Además, el abuelo de Mike, que también fue astronauta, y un lagarto. Pondrán todo su empeño para rescatar la bandera que hincaron en la superficie lunar Buzz Aldrin y Neil Armstrong. El segundo fue el autor de la famosa frase “es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Este largometraje está dirigido por Enrique Gato, quien ya cosechó un montón de premios y un gran éxito de taquilla con ‘Las aventuras de Tadeo Jones’ (2012), que recaudó 60 millones de euros tras costar sólo 8. Parece mucho dinero, pero en Hollywood gastan muchísimo más. ‘Del revés’ costó aproximadamente 154 millones de euros, y la película de ‘Los Minions’ tuvo un presupuesto de 65 millones de euros.

Más de 200 personas han trabajado en la realización de este largometraje de animación. Las horas invertidas en el proyecto son unas 325.000. Hasta la NASA ha colaborado para asesorar al equipo, que a su vez se comprometió a ser fiel a los diseños reales de cohetes, uniformes, etcétera. ¿Triunfará? ¿Recuperará la inversión de 12,5 millones de euros? El tiempo lo dirá.

‘Planet 51’

El astronauta Charles 'Chuck' Baker está a un lametón de comprobar lo cariñoso que es el perro alien.
El astronauta Charles ‘Chuck’ Baker está a un lametón de comprobar lo cariñoso que es el perro alien.

Son pocas las películas de dibujos animados ambientadas fuera de la Tierra, pero dos son españolas. Un precedente claro de ‘Atrapa la bandera’ es ‘Planet 51’, estrenada en 2009 y dirigida por Jorge Blanco, Javier Abad y Marcos Martínez. Las similitudes son varias, empezando porque el astronauta protagonista es de Estados Unidos. Parece que nadie puede imaginar a un héroe espacial español. ¿Qué opinará Pedro Duque de esto?

Sin embargo, el argumento es muy diferente. En el caso de ‘Planet 51’, ésta juega con el hecho de que el hombre sea el alien al llegar un astronauta a un planeta habitado por unos extraterrestres de color verde y que tiene mucha similitud con la sociedad estadounidense de los años 50. A partir de ahí, el largometraje sigue dando una vuelta de tuerca a obras famosas de ciencia ficción, a las que homenajea.

Hay referencias a ‘E.T. el extraterrestre’, ‘La guerra de los mundos’ o a la saga de ‘Alien’, en esta última por medio de un perro que tiene un parecido nada casual con las criaturas que aterrorizaron a Sigourney Weaver en cuatro películas. Un film entrañable que empezó a colocar a la animación española en el centro de la atención del mundo del cine.

‘Wall•E’

Hay más romanticismo en 'Wall·E' que en 'Grease' o 'Dirty Dancing', y el robot baila con más gracia.
Hay más romanticismo en ‘Wall·E’ que en ‘Grease’ o ‘Dirty Dancing’, y el robot baila con más gracia.

¿Puede ser romántica una película de dibujos animados sobre dos robots? La respuesta es sí. ¿No te lo crees? Ponte a ver ‘Wall•E’ si es que no lo has hecho nunca. Esta obra maestra de Pixar de 2008 tiene unos primeros 40 minutos geniales. Una oda al mejor cine mudo. Aunque lo que le gana un lugar en este artículo es el resto de la película, que se desarrolla lejos de la Tierra, en una nave que se encuentra en el espacio.

La relación entre el robot de limpieza Wall•E y Eva es tierna y divertida al mismo tiempo. Los mismos adjetivos pueden referirse a la relación entre estos dos robots y los humanos que viven en la nave Axioma, que son como bebés con sobrepeso acostumbrados a que las máquinas les hagan todo el trabajo.

Una película mucho más profunda de lo que parece y con la que Pixar demostró que podía afrontar con éxito cualquier reto, incluso triunfar con una película animada ambientada en el espacio. Algo que parecía muy difícil atendiendo a otros precedentes que ahora comentaré. Su secreto: un magnífico guión y unos personajes capaces de transmitir todo tipo de sentimientos. Lograr eso con robots tiene un mérito innegable.

‘El planeta del tesoro’

Los piratas espaciales no llevan garfio, pero también han de tener cuidado al hurgarse la nariz con esa mano robótica.
El pirata espacial no lleva garfio, pero también ha de tener cuidado al hurgarse la nariz con esa mano.

Hasta el gigante Disney tuvo un severo tropiezo cuando decidió llevar el clásico ‘La isla del tesoro’ de Robert Louis Stevenson al espacio. ‘El planeta del tesoro’ costó 123 millones de dólares en 2002 y recaudó sólo 96. Un tropiezo económico porque para ser rentable, un film debe obtener el doble de su presupuesto ya que no todo lo recaudado va a los productores. Los distribuidores y exhibidores también se llevan su parte.

La imaginativa adaptación que es ‘El planeta del tesoro’ incluye naves espaciales que parecen enormes galeones o barcos piratas más pequeños, un mapa holográfico, un puerto con forma de luna… También un John Silver mitad humano y mitad máquina. Todo con el sello de calidad de Disney, el rey de los dibujos animados hasta que irrumpió Pixar. Compañía a la que luego compró para ampliar su dominio en el sector.

Por suerte, entre las enseñanzas que la compañía del ratón Mickey sacó de este proyecto fallido no estuvo la de olvidar las historias de piratas. Si hubiera sido así, no habríamos podido disfrutar de la divertidísima ‘Piratas del Caribe: la maldición de la Perla Negra’. Adaptación de una atracción de Disneylandia, y muchos creemos que del videojuego ‘Monkey Island’. Ni de sus continuaciones. Van cuatro largometrajes y se está rodando el quinto.

‘Titan A. E.’

Según este mapa holográfico, estamos perdidos, y a ver a quién preguntamos en medio del espacio.
-Según este mapa holográfico, estamos perdidos, y a ver a quién preguntamos en medio del espacio.

Si lo de Disney fue un severo tropiezo, lo de Fox Animation Studios con ‘Titan A. E’ (2000) fue un batacazo de dimensiones siderales. Cuando con un presupuesto de 66 millones de euros recaudas sólo 32 millones, ruedan cabezas en los estudios. Este largometraje y el de ‘El planeta del tesoro’ crearon una mala fama a las películas animadas de ciencia ficción que no se rompió hasta ‘Wall•E’.

La historia en este caso transcurre en el espacio y en el año 3028. La Tierra ha sido destruida por la raza alienígena Drej para frenar el expansionismo humano por el universo. Exiliados, los supervivientes buscan una nave conocida como ‘Titan’. ¿Por qué? Porque esa nave tiene la capacidad de generar un nuevo planeta como la Tierra desde cero. Algo que los Drej no están dispuestos a permitir.

Un film curioso que combina los clásicos dibujos pintados a mano con la animación tridimensional generada por ordenador. Una obra original repleta de acción, disparos y explosiones, y con una calidad técnica bastante buena.

Pero ninguna de esas cualidades sedujo a los espectadores. Por cierto, hablando de espectadores, lectores en este caso, ¿qué películas añadirías a la lista? ¿Qué opinas de las que he escogido yo?

HACE 3 AÑOS