Así es “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain”

Si eres jugador habitual, ya sabrás que, por fin, ha llegado “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain”, la última obra de Hideo Kojima hasta la fecha, y medio mundo se ha vuelto del revés. Los que han podido completarlo hablan maravillas de él y muy mal debería irle la cosa como para no acabar convirtiéndose en el GOTY 2015.

 

“Metal Gear Solid V: The Phantom Pain”, el adiós de Kojima a Konami

Allá por el año 1987, un diseñador japonés llamado Hideo Kojima lanzaba en MSX2 un juego llamado “Metal Gear” a través de Konami, una compañía que casi veinte años atrás había nacido para vender y reparar máquinas de tipo jukebox —sí, esos cacharros musicales conocidos por aquí como rockolas— y que con el paso del tiempo decidió meterse en el terreno del entretenimiento. “Metal Gear” inauguraba así un género que sigue muy vivo en la actualidad: el de los juegos de infiltración y sigilo.

La historia se puede resumir de forma muy sencilla: un tipo de las fuerzas especiales conocido como ‘Solid Snake’ se embarca en una misión cuyo objetivo es infiltrarse en el estado fortificado de Outer Heaven para destruir el Metal Gear, una especie de tanque bípedo que puede andar y lanzar misiles nucleares desde cualquier parte del mundo.

A partir de ahí, y a través de un buen puñado de entregas que culminan hoy con el lanzamiento de “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain”, Kojima irá retorciendo y ampliando la trama hasta puntos insospechados —no ha dirigido todos los juegos, pero sí la mayoría y, sobre todo, los más importantes—. Tanto es así que difícilmente podría explicarte con claridad cuál es la historia completa que cuenta la saga. Primero por lo confuso que resulta todo —Kojima es un genio haciendo juegos, pero no es especialmente habilidoso contando historias—, y segundo porque intentarlo me llevaría meses y daría como resultado un libro. O dos.

“Metal Gear Solid V: The Phantom Pain” es el adiós de Kojima a Konami. Los detalles de la ruptura entre Kojima Productions y la compañía que ha estado publicando los juegos de la saga durante casi tres décadas no han salido a la luz, pero parece ser que no ha sido precisamente agradable. Que sirva como ejemplo la desaparición de un día para otro de toda referencia a Kojima y a su estudio en los materiales promocionales del juego. Zas.

 

El mundo abierto lo cambia todo

La mayor novedad del nuevo “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain” con respecto a las anteriores entregas de la saga es que pone en tus manos un mundo abierto. Dejando a un lado el desarrollo lineal y super controlado característico de la saga, que en alguna ocasión ha llegado a abusar de las escenas cinemáticas para contar la historia, esta vez serás tú quien decida a dónde ir y qué hacer en cada momento.

Podrás desplazarte de un punto a otro del mapa como quieras —a caballo suena bien— y te verás absorbido por un ciclo de días y noches funcionando en tiempo real. También podrás acelerar el transcurso de las horas si así lo deseas, lo cual te permitirá modificar la forma de afrontar una misión. Imagina que una base en la que debes infiltrarte está demasiado vigilada de día. ¿Por qué no probar de noche? Seguramente habrá menos guardas y tendrás más opciones de salir victorioso con la ayuda de las sombras.

Todo esto es suficiente para garantizar horas y más horas de juego, pero “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain” también tendrá sus propios modos multijugador. Si estás buscando un juego largo y repleto de posibilidades, aquí tienes una opción inmejorable.

 

Ver Precio

 

 

HACE 5 AÑOS