LG Styler: adiós lavadora, hola armario inteligente

Que el Internet de las Cosas y en concreto, aquellos dispositivos enfocados a hacer de nuestras tareas domésticas “un paseo por las nubes”, van a ser una de las grandes apuestas de la IFA de este año es una realidad innegable, que evidencian la presentación de dispositivos como la lavadora Haier, las vitrocerámicas y secadoras de Whirlpoll, el SmartThinQ Sensor y el sistema de carga frontal Centum de LG.

Pero parece que éstos últimos no son los únicos con los que los surcoreanos pretenden convertir nuestro hogar en “un lugar más inteligente”, sino que acaban de dar a conocer algunos detalles más sobre la nueva versión de LG Styler (la primera fue presentada en el CES de 2013 y mejorada dos años después), un armario inteligente que podría revolucionar el mercado de la lavanderías.

 

¿Qué es Styler?

LG Styler es un ropero que decidió subirse al carro de lo “smart” con un sistema de lavado a vapor antialérgico que ayuda a eliminar los gérmenes y malos olores (se puede elegir el aroma al que queremos que huelan las prendas), y que refresca la ropa que se guarda en su cuelga en su interior.

El guardarropa tiene aspecto, precisamente de eso, de armario y, a pesar de que todavía no conocemos las dimensiones exactas del recién remozado modelo, parece que dispondrá de capacidad para un par de pantalones y unas tres camisas. Aunque no parece mucho espacio, no es la única virtud del “mueble” (¿furniturable?), cuyo ciclo de lavado ronda los 90 minutos.

De hecho, este anaquel prescinde de los productos químicos y constituye una opción perfecta para prendas de vestir como abrigos, suéteres o materiales como la lana y la seda. También incorpora una prensa o plancha para pantalones, capaz de eliminar las arrugas y dejar una pinza perfecta en cada pernera.

Asimismo, Styler puede comunicarse con otros dispositivos a través de Smart Diagnosis y NFC Tag ON, que alerta a los usuarios de cuándo necesita reparación y que se sincroniza con sus smartphones (la app es gratuita), permitiéndoles programar ciclos específicos en función de la indumentaria que hayan colgado en la percha.

 

HACE 5 AÑOS