COMPARATIVAS

¿Qué comprar: pulsera deportiva o reloj inteligente?

Relojes-pulseras-portada

Los dispositivos conocidos como wearables han evolucionado mucho en los últimos años. En poco tiempo hemos pasado de voluminosos e incómodos aparatos a elegantes y discretos gadgets, que puedes llevar siempre contigo para cuantificar tu vida diaria.

Dos de las categorías más importantes de productos que tienes a tu disposición son el reloj inteligente o smartwatch y la pulsera deportiva o smartband, cada uno con sus ventajas, inconvenientes y diseñado para un tipo de uso concreto. ¿Cuál va con tu estilo de vida y te conviene más?

Reloj inteligente: mucho más que medir el tiempo

smartwatch

Su función básica es mostrar la hora de muy diferentes formas y con muy variadas interfaces. Pero no te confundas, los relojes inteligentes son mucho más que eso, ya que se han convertido en potentes herramientas cuantificadoras con multitud de funcionalidades.

Con un buen smartwatch  podrás registrar tu pulso, la frecuencia cardíaca, saber cuánto te has movido a lo largo del día, incluso hay modelos con brújula, altímetro y GPS para llevar un control exhaustivo de tu actividad personal. En los modelos deportivos podrás además controlar la dureza y efectividad de los entrenamientos, proponer nuevos retos cada día y llevarlos siempre contigo cuando salgas a correr, nadar, montar en bici, etc.

Una de las principales ventajas del reloj inteligente es su pantalla de generosas dimensiones, que se encarga de mostrarte una interfaz gráfica agradable desde la que controlar todas las funciones sin necesidad de usar un teléfono móvil. Aunque por supuesto también podrás hacerlo si quieres, tanto para incrementar el seguimiento de la cuantificación como para enviar notificaciones a tu reloj y sincronizar datos de forma sencilla e inalámbrica.

reloj inteligente

Así sabrás si estás haciendo algo mal y dónde tendrías que prestar más atención para alcanzar las metas. Tú propones los retos y el reloj te ayuda a superarlos.  No importa si lo tuyo es el deporte de tierra o de agua. Tienes un reloj para cada ocasión que podrás sumergir sin riesgo a que se estropee.

En tu tienda encontrarás modelos para todos los gustos, presupuestos y actividades favoritas. Por ejemplo, tienes relojes de alta gama, elegantes y potentes como el Motorola Moto 360, con nada menos que 4 GB de almacenamiento para tus datos y 512 MB de RAM  o el Samsung Gear S, también con 4 GB y 512 MB de RAM, con conectividad 3G, SIM, teclado táctil, S Voice y GPS.

Pero también hallarás modelos más deportivos enfocados a un uso diario más intensivo, como por ejemplo el Garmin ForeRunner 210 HRM  o el Fitbit Surge, con monitorización GPS y control del ritmo cardíaco Purepulse.

Pulsera cuantificadora y monitor de actividad

pulsera dieta

Los relojes inteligentes son una estupenda opción, pero puede que en tu vida diaria te resulten demasiado aparatosos, que no necesites sus grandes pantallas o que no quieras estar recargándolos cada pocos días.

En estos casos y sobre todo si lo que buscas es un dispositivo pequeño, discreto y que puedas tener conectado permanentemente sin preocuparte por su batería, lo tuyo es una pulsera cuantificadora o un monitor de actividad.

Sus funciones básicas son las mismas, aunque pueden incorporar características avanzadas que los hacen imprescindibles para llevar un control preciso de múltiples parámetros de tu vida más allá del deporte como por ejemplo a la hora de cuantificar lo que comes, dónde, cuándo y en qué cantidad.

Te permiten controlar de forma exhaustiva tu dieta, conocer el número de calorías consumidas y darte consejos para llevar una alimentación equilibrada y saludable. Además, pueden ayudarte a mejorar la calidad del sueño ya que registran tu forma de dormir, si te despiertas o no por las noches, si te mueves mucho, etc.

cuantificador

Por ejemplo, con un modelo como el Fitbit FB103BY ONE podrás registrar tu ciclo de sueño controlando cuánto has dormido y las veces que te has despertado. También funciona como despertador con alarma silenciosa que vibrará suavemente para que comiences el nuevo día sin sobresaltos.

¿La principal desventaja de las pulseras cuantificadoras? Pues seguramente sea que no suelen contar con una interfaz avanzada con la que interactuar para controlar todas sus funciones. Aunque son muy sencillas de utilizar, por lo general dependen del smartphone para poder gestionar y utilizar todo su potencial, llevar el control de los datos, realizar estadísticas, etc.

Sin embargo, cada vez es más frecuente que los modelos avanzados incorporen pequeñas pantallas con las que controlar las funciones básicas, permitiéndote prescindir del móvil o usarlo solo de vez en cuando para tareas avanzadas. Por ejemplo, con un modelo como la Fitbit Charge  o el Garmin Vivofit 2 HRM tendrás en tu muñeca todo lo necesario para cuantificar tu vida diaria olvidándote durante meses de su batería.

Comparativa

SMARTWATCH: VENTAJAS E INCONVENIENTES

  • Cuantifica tu actividad física
  • Muy buenos para deportes en tierra y acuáticos
  • Uso sencillo
  • Sincronización con el móvil
  • Pantallas táctiles
  • Baja dependencia con el teléfono móvil
  • Para llevar principalmente en la muñeca
  • Más aparatosos que las pulseras y los monitores
  • Corta duración de la batería

PULSERA CUANTIFICADORA: VENTAJAS E INCONVENIENTES

  • Son pequeñas, discretas y cómodas de llevar
  • Fáciles de usar y sincronizar con el smartphone
  • Ideales para cuantificar hábitos alimenticios y de sueño
  • Elevada autonomía de su batería (muchos meses)
  • Menos funciones propias que un reloj inteligente
  • Alta dependencia del teléfono móvil
  • Pantallas pequeñas y limitadas

Como has podido comprobar, tanto los relojes inteligentes como las pulseras cuantificadoras y los monitores de actividad son una magnífica opción para llevar el control de tus actividades diarias.

Si quieres un dispositivo avanzado con pantalla táctil, conectividad móvil, gran capacidad de proceso y que además te muestre la hora de muy diferentes formas, entonces lo tuyo es un smartwatch. Si prefieres algo más discreto, sencillo y que puedas llevar siempre encima olvidándote de cargar la batería, entonces apuesta por una pulsera cuantificadora.

HACE 4 AÑOS