COMPARATIVAS

Los mejores portátiles por menos de 500 euros

3 COMENTARIOS

ordenadores portátiles menos 500 euros portada

Los precios estratosféricos y las capacidades limitadas en los ordenadores portátiles de hace unos años son cosa del pasado. Los modelos actuales son capaces de ejecutar cualquier aplicación de forma fluida y tienes equipos muy potentes por menos de 500 euros.

Básicamente te encontrarás con dos tipos de modelos, los denominados 2 en 1 convertibles, que unifican tableta y ordenador y los portátiles clásicos de toda la vida. ¿Cuál es mejor y va más con tu estilo? Averígualo, a continuación.

2 en 1 convertibles: corazón de portátil, alma de tableta

ordenador portátil convertible 2 en 1

Las tablets están muy bien, pero reconócelo: no son nada cómodas para realizar tareas avanzadas, que requieran un teclado convencional o interfaces no táctiles. En estos casos una de las opciones que tienes para no renunciar del todo al formato tableta son los sistemas 2 en 1 convertibles.

Han supuesto una auténtica revolución en los últimos dos años gracias a la posibilidad, entre otras cosas, de separar pantalla y teclado o rotar la pantalla 360 grados sobre el teclado para poder utilizarla como una tablet, dependiendo del modelo.

Son los equipos más ligeros y versátiles que puedes adquirir en la actualidad, ya que ofrecen la comodidad de uso de las tabletas, pero con la potencia de cálculo, los componentes internos y la conectividad de un portátil.

Los modelos con el nuevo Windows 10  te facilitarán, además, su utilización, ya que detectarán automáticamente cómo quieres usar el dispositivo: como portátil o como tableta y se adaptará para ofrecerte uno u otro modo.

¿El principal problema? Probablemente el tamaño de sus pantallas. Si quieres mantener un precio reducido tendrás que conformarte con equipos de entre 10 y 14 pulgadas que quizá te resulten insuficientes para algunas tareas de edición y ofimáticas.

Acer_S1002

Por ejemplo, si buscas pantalla grande, encontrarás modelos como el HP SlateBook 14, con pantalla táctil de 14 pulgadas Full HD, procesador NVIDIA Tegra 4, 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento Flash

Si lo que quieres es capacidad de almacenamiento y velocidad entonces puedes optar por el Asus T100TAF-BING-DK037B, con una pantalla HD de 10,1 pulgadas, procesador Intel Quad-Core Atom a 1,33GHz, 2GB de RAM, disco duro de 500 GB y 32GB EMM, para que el sistema operativo arranque de forma casi instantánea.

Portátil clásico: para los amantes de la potencia

ordenador portátil

Si lo que necesitas es más potencia de procesamiento, más memoria, capacidad de almacenamiento interno y una pantalla de mayores dimensiones (de entre 14 y 17 pulgadas), entonces lo tuyo es un ordenador portátil en formato clásico.

Son algo más pesados que los modelos 2 en 1 convertibles, pero a cambio te ofrecen las prestaciones de un ordenador de sobremesa en un una fracción de su espacio, de forma mucho más silenciosa y con las posibilidades de ampliación que no encontrarás en las tablets.

Están concebidos como estaciones de trabajo portátiles, por lo que cuentan con generosas cantidades de RAM y procesadores más avanzados que los convertibles, siendo capaces además de ejecutar juegos con mayor fluidez y ejecutar aplicaciones de retoque fotográfico o de vídeo para dejar volar tu creatividad multimedia.

No hace falta que te gastes una fortuna para tener un modelo de calidad entre las manos. Actualmente encontrarás equipos muy interesantes  entre 300 y 500 euros, capaces de satisfacer todas tus necesidades.

portátil Acer Aspier E5

Por ejemplo, por menos de lo que imaginas tienes el Toshiba C50-B-190, un dispositivo con pantalla de 15,6 pulgadas, resolución de 1.366 x 768 píxeles, procesador Intel Core i3 4005U a 1,70GHz, 4GB de RAM (ampliables a 16GB) y disco duro de 500 GB para tus datos.

Si todavía necesitas más potencia puedes optar por el Acer Aspire E5-551G, con pantalla de 15.6 pulgadas, procesador AMD A10-7300 a 2 GHz, la tremenda cantidad de 8 GB de RAM, tarjeta gráfica con 2 GB de memoria dedicada para tus juegos y disco duro de 500 GB.

Convierte tu tableta en un portátil

funda teclado tableta

Si ya tienes una tableta potente y de calidad puedes optar por una tercera opción para disfrutar de la comodidad de uso de un ordenador clásico a la hora de escribir: convertir tu tableta en un portátil. No tendrás las mismas prestaciones, pero por lo menos podrás utilizar aquellas aplicaciones que necesiten un teclado.

Te encontrarás  principalmente dos formas de hacerlo: o bien adquirir un teclado inalámbrico Bluetooth o bien comprar una funda para la tablet, que tenga un teclado incorporado. ¿Cuál es mejor? Si sabes que vas a utilizar tu tableta siempre en un sitio fijo con espacio y quieres una experiencia de escritura similar a la de un PC, entonces lo tuyo es un teclado independiente Bluetooth.

Pero si lo que quieres es tener la máxima movilidad, entonces deberás optar por una funda con teclado incorporado. Así podrás proteger tu tableta al tiempo que la tienes siempre lista para usar en aplicaciones que requieran el uso de un teclado convencional.

HACE 5 AÑOS