REVIEWS

Robot aspirador iRobot Roomba 866: el más potente

16 COMENTARIOS

Hace unos años que los robots aspiradores llegaron para quedarse. De hecho, es muy probable que tengas uno en casa que uses con frecuencia, aunque también es posible que conozcas a alguien que lo tiene olvidado en un rincón porque en su momento no le convenciera su funcionamiento.

Y es que hay admitirlo, al principio los robots aspiradores iban dando tumbos por la casa sin orden ni concierto y, para colmo, se dejaban cosas por aspirar. Afortunadamente, aunque por fuera siguen siendo muy parecidos, han mejorado mucho en estos años, tal como podrás comprobar en el análisis del Roomba 866.

Roomba 866, igual por fuera, muy diferente por dentro

La gran diferencia de los Roomba de la serie 800 frente al resto de robots aspiradores (tanto los de la serie 700 de la propia iRobot como de otras marcas) estriba en su sistema de limpieza de alto rendimiento AeroForce, que sustituye a los tradicionales cepillos por unos rodillos especiales que prometen eliminar hasta un 50% más de suciedad, polvo y pelo de todo tipo de superficies. Algo que habrá que poner a prueba.

roomba-866-analisis-6

Por lo demás, el Roomba 866 es en apariencia muy similar a cualquier otro robot de la marca (y a todos en general). Es redondo (¡qué novedad!) y con un diseño sobrio con plásticos de calidad. Quizás lo que más destaca es el acabado brillante de la superficie, que le aporta un toque de elegancia a la par que lo hace más proclive a las manchas de dedos.

En el paquete básico del Roomba 866, perfectamente embalado, se incluye, además del propio aspirador, la base de carga y un manual de instrucciones. No hace falta más.

roomba-866-analisis-2

Ponerlo en marcha es igual de sencillo que hacer su unboxing. Se retiran dos lengüetas amarillas que protegen la batería y los rodillos, se coloca la base de carga en una zona despejada, se enchufa a la corriente, se carga el robot durante la noche y ya está listo para limpiar.

Limpiando con el robot aspirador Roomba 866

Todo esto de los sistemas de limpieza de alto rendimiento AeroForce está muy bien y queda genial en el folleto, pero lo importante es qué tal aspira el Roomba 866. A modo de spoiler, lo hace rematadamente bien, aunque con algún pero.

A la hora de limpiar, la mayor potencia de aspirado que promete el AeroForce se cumple, y el Roomba 866 no se deja nada por el camino. Lo aspira todo de una pasada (aunque siempre repasa) gracias a la acción combinada de dos rodillos que giran de forma inversa uno respecto al otro. Incluso cuenta con un sensor Dirt Detect por si se encuentra con una zona especialmente sucia.

roomba-866-analisis-4

Sin embargo, lo que más se agradece es que, a diferencia de los cepillos convencionales, estos extractores con forma de rodillo no se enredan con pelos y pelusas, por lo que no pierden eficiencia de succión a medida que el robot recorre la casa y, sobre todo, no es necesario ir quitando pelos cada dos por tres, una tarea nada agradable.

También se agradece la larga duración de la batería, con una capacidad más que de sobra incluso para las casas más grandes, y las funciones adicionales, como la posibilidad de programar las horas de limpieza de toda la semana o la opción de decirle al robot que se centre en aspirar una zona en concreto.

roomba-866-analisis-5

Otro punto a favor es el depósito de suciedad rediseñado, con el que ahora es mucho más fácil vaciar el depósito directamente a la basura.

El único ‘pero’ que se le podría poner al Roomba 866 es que es demasiado intrépido. En su afán por no dejarse ni un sólo rincón por limpiar, a veces se mete donde no debería y acaba atascado debajo de algún mueble, o sin querer mueve la base de carga y después no puede volver. Algo que ocurre en muy pocas ocasiones, pero que se evitaría, quizás, si dispusiera de un sensor de proximidad o de altura más preciso.

roomba-866-analisis-7

Los accesorios de Roomba 866

Aunque la versión más básica viene con los componentes descritos y es más que suficiente para un uso normal, existen accesorios opcionales para la Roomba 866 que amplían sus posibilidades:

PARED VIRTUAL HALO

  • Crea una zona de protección con forma cónica (de unos 50 cm de diámetro), en la que el robot no entra. Perfecto, por ejemplo, para proteger comederos de mascota o jarrones muy delicados.

PARED VIRTUAL AUTO ON

  • Activa una pared invisible que no deja pasar al Robot. Una tecnología que se usa cuando queremos limitar el uso de Roomba 866 a una sola habitación.
  • De este modo, bloquea una apertura de hasta 2,15 metros de largo, aunque podemos ajustar la longitud de la barrera invisible, usando el selector de rango.

PARED VIRTUAL LIGHTHOUSE

  • Este modo permite que el robot limpie habitación por habitación. De este modo, no abandona un espacio hasta que no ha terminado.
  • Asimismo, maximiza la carga de la batería y guía al robot hasta su base de carga.

RECAMBIOS DIVERSOS

  • Existen diversos recambios, como baterías, filtros, cepillos laterales y extractores, que ayudan a prolongar la vida útil del robot pudiendo sustituir estos elementos de desgaste sin que sea necesario cambiar el aparato completo.

En definitiva, el Roomba 866 es un robot aspirador que destaca por su gran capacidad de aspirado y, sobre todo, por un sistema de extracción AeroForce que es perfecto para poder olvidarse de los pelos y los enredos tan habituales en los cepillos de cerdas tan habituales hasta ahora.

Precio y disponibilidad

Consulta el precio y disponibilidad de iRobot Roomba 866 en Media Markt.

HACE 5 AÑOS