REVIEWS

Discos SSD: Ventajas e inconvenientes

Durante décadas, uno de los puntos débiles de los ordenadores personales ha sido su disco duro mecánico, siempre varios pasos por detrás en potencia y velocidad con respecto al procesador y la memoria, ralentizando el equipo y desesperando al usuario.

Afortunadamente, la situación ha cambiado con la llegada al mercado de los discos duros de estado sólido o SSD, mucho más rápidos y capaces de darle nueva vida al ordenador en el que los instales. ¿No sabes qué pueden hacer por ti? Sigue leyendo y verás.

¿Por qué pasarme a un disco SSD?

Discos SSD

Seguro que has oído hablar de los discos SSD y te has planteado si merecerá la pena poner uno en tu ordenador portátil o de sobremesa. La respuesta es un rotundo ¡Sí! Da igual el modelo de SSD que elijas, será por lo menos entre 4 y 5 veces más rápido que tu actual disco mecánico en lecturas y escrituras de datos.

Los discos SSD son capaces de efectuar muchas más operaciones cada segundo, con lo que podrás abrir multitud de archivos de forma simultánea sin atascos y su tiempo de acceso es despreciable con respecto a uno mecánico, con lo que tu procesador no se encontrará con un cuello de botella.

Además, un disco de estado sólido no tiene partes móviles, lo que lo convierte  en un sistema de almacenamiento totalmente silencioso que te permitirá olvidarte del típico “grilleo” de los discos mecánicos. Son mucho más eficientes energéticamente hablando y casi no se calientan, con lo que no incrementarán el calor de tu equipo informático.

¿Qué notaré si instalo un disco SSD en mi ordenador? Pues que todo va infinitamente más rápido. El sistema operativo carga en un suspiro, los programas se abren al instante, el navegador de Internet no tarda una eternidad en abrirse y cualquier archivo al que accedas estará disponible antes de que te des cuenta.

¿No tienen inconvenientes? Sí, un par, aunque están desapareciendo poco a poco. El principal es que las capacidades de almacenamiento que puedes comprar actualmente en el mercado son inferiores a los discos mecánicos tradicionales, de ahí que sobre todo en los equipos de sobremesa sea normal que haya que instalar un disco SSD para el sistema operativo y los programas y otro para las descargas, vídeos, etc.

El siguiente inconveniente es el de las escrituras limitadas. En las primeras generaciones de discos SSD era una cuestión que debías tener muy en cuenta, pero con los modelos actuales puedes prácticamente olvidarte, ya que la tecnología ha evolucionado y para un uso normal no tendrás ningún problema.

¿Qué modelos son interesantes si no quiero gastarme una fortuna? Aquí tienes 5  recomendaciones:

Kingston SSDNow mS200

DISCO SSD

Ideal para ordenadores portátiles, el mS200 de Kingston vienecon interfaz mSATA, que es hasta 8 veces más pequeño que el de una unidad de 2.5 pulgadas convencional (50,88 x 30 mm.) y un peso desolo 6,86 gramos.

Tiene una capacidad de 30 GB, ideal para instalar el sistema operativo y las aplicaciones cotidianas, y está gobernado por una controladora  LSI SandForce 2241 capaz de manejar hasta 550 MBps  con una tasa de operaciones de 77.000 IOP.

Kingston SSDNow V300 120 GB

Discos SSD Kingston

En formato de 2,5 pulgadas, el SSDNow V300 es un disco ideal para actualizar tu viejo ordenador y darle nueva velocidad al sistema operativo y a tus programas. Con sus 120 GB y hasta 450 MBps puede llegar a ser hasta 10 veces más rápido que un disco duro mecánico tradicional.

Incorpora una controladora LSI SandForce, una interfaz SATA III de hasta 6 Gbps y es muy resistente a movimientos bruscos y golpes o caídas desde pequeñas distancias, lo que te permitirá usarlo en equipos portátiles sin problemas.

OCZ Arc 100 240 GB

Discos SSD OCZ

Si necesitas algo más de espacio de almacenamiento a un precio razonable, entonces este OCZ Arc 100 es tu disco. Con un tamaño de 240 GB podrás no solo instalar el sistema operativo y las aplicaciones, sino multitud de contenidos, música y vídeos que tendrás disponibles al instante.

Ofrece unas velocidades transferencia de 430 MBps en escritura480 MBps en lectura con hasta 75.000 IOPS 4 KB de lectura y 80.000 IOPS 4 KB de escritura aleatoria, resultando ideal como disco duro único en ordenadores portátiles.

Samsung SSD EVO 850 500 GB

Discos SSD Samsung

Si te atreves a dar un paso más y subir en prestaciones, el Samsung EVO 850 con sus 500 GB de almacenamiento no te defraudará. Está construido con 32 capas de celdas apiladas verticalmente y la novedosa arquitectura  3D V-NAND.

Ofrece una velocidad secuencial de lectura de 540 MBps y de escritura de 520 MBps sobre interfaz SATA III, incorpora el sistema de protección Dynamic Thermal Guardmotor para evitar sobrecalentamientos y cuenta con un sistema de cifrado automático basado en hardware AES de 256 bits.

OCZ Trion 100 960 GB

Discos SSD OCZ

El Disco duro SSD de 960GB OCZ Trion 100 optimiza tu portátil o PC de manera eficaz y eficiente sin que tengas que complementarlo con otro disco duro mecánico tradicional. Despídete de las esperas y obtén una respuesta casi instantánea con una velocidad de escritura y lectura que alcanzan  los 530 y 550 MBps respectivamente.

Está especialmente pensado para consumir la menor electricidad posible, haciendo que la batería de tu ordenador portátil dure mucho más pero sin que tengas que renunciar a la velocidad de acceso en el proceso.

Si no quieres que ningún archivo que tiene tu portátil se pierda, aprovecha las ventajas de los discos SSD. ¿Cuál es el que mejor te conviene?

HACE 4 AÑOS