COMPARATIVAS

¿Reproductor multimedia, Mini PC o reproductor de Bluray?

Para convertir tu vieja tele en un smart TV o simplemente para reproducir contenidos multimedia y ejecutar pequeños juegos, existen tres opciones principales que encontrarás actualmente en el mercado: un reproductor multimedia, un Mini PC (ordenador para el salón) o un reproductor de Bluray inteligente.

El problema es que muchas veces las funciones de unos y otros no están completamente definidas y claro, cuando toca elegir modelo es un auténtico lío. ¿Qué tipo de sistema me conviene más?, ¿cuál es más interesante y se adapta mejor a mis necesidades? Tranquilo que, a continuación, tienes las claves para encontrar tu modelo ideal.

Reproductor multimedia

smart tv
Un modelo de reproductor multimedia

Surgidos tras la primera explosión de contenidos digitales en la Red, el reproductor multimedia o media center es un dispositivo generalmente de pequeñas dimensiones que te permitirá visualizar con muy buena calidad tus archivos de audio y vídeo en cualquier televisor al que lo conectes.

Estos aparatos multimedia suelen ser muy sencillos de instalar, con pocas opciones para configurar y con una puesta en marcha al alcance de todos los usuarios. Su control con un mando a distancia es similar al de cualquier tele y los últimos modelos tienen potentes conexiones a la red local y a Internet para la reproducción en streaming de contenidos.

Hay reproductores de todo tipo, incluidos algunos con funciones de smart TV que pueden transformar una vieja y anticuada tele en un modelo inteligente añadiendo capacidades para grabar la programación, TV a la carta, ejecución de aplicaciones y juegos sencillos, navegación por Internet e incluso videollamadas. Y todo ello con precios que raramente superan los 200 euros.

¿Sus principales inconvenientes? Para empezar la generalmente nula capacidad de ampliación. Si dentro de unos años necesitas más memoria o potencia de proceso no podrás ponérsela. Aunque las diferentes marcas suelen ir sacando actualizaciones periódicas, los centros multimedia suelen estar limitados a unos códecs de audio y vídeo concretos, por lo que, si se pone de moda un nuevo formato de vídeo o audio por Internet, probablemente no podrás reproducirlo.

 

centro multimedia
Un ejemplo de reproductor multimedia de Engeldroid Box

¿Algún modelo interesante? Pues muchos. Por ejemplo tienes el Woxter Android TV 800 con procesador QuadCore Cortex A7, sistema operativo Android 4.2, decodificación de vídeo de alta definición Full HD 1080p y WiFi interno. Además, tiene 1GB de RAM DDR3 y memoria Flash de 8 GB con las que podrás navegar por Internet, descargarte apps, jugar, chatear, ver películas de alta definición, conectarte a redes sociales, etc.

Otra buena opción es el Engel Android TV EN1007Q, que tuve la ocasión de probar a fondo unas semanas y que es una auténtica bestia a la hora de reproducir todo tipo de formatos de audio y vídeo. Tiene un procesador ARM Cortex A7 Quad Core, 1 GB de RAM, 8 GB de Flash y una estupenda integración de las funciones smart TV que lo convierten en una delicia.

Reproductor de Bluray/DVD

Lector Blu-ray
Un reproductor de Blu-ray/DVD de la marca Philips

 

La siguiente gran opción pasa por adquirir un reproductor de Bluray/DVD, ideal si tienes una buena colección de películas en formato físico en casa y quieres poder seguir reproduciéndolas con la mejora calidad posible durante muchos años.

Los contenidos de vídeo grabados profesionalmente en los discos Bluray suelen tener mejor calidad audiovisual que la mayoría de archivos que descargas por Internet de fuentes poco fiables. De ahí que si buscas la mejor fidelidad en imagen y sonido un lector de Blu-ray sea hoy por hoy tu mejor opción.

Además de la estupenda compatibilidad a la hora de reproducir discos ópticos, la mayoría de modelos actuales permiten también la reproducción de ciertos formatos digitales como MKV, lo que amplía su abanico de posibilidades. También suelen incluir funciones de conectividad LAN y con Internet para la visualización en streaming de archivos.

Sin embargo, aunque este tipo de funciones  smart TV se están haciendo cada vez más populares, lo normal es que no estén tan conseguidas ni se muevan de forma tan fluida como en el caso de los reproductores multimedia. Tampoco tendrás ninguna capacidad de ampliación de procesador, memoria, chips gráficos, etc.

lector Blu-ray
Un ejemplo de discos para lector blu-ray

Aunque eso sí, si lo que quieres es poder disfrutar al máximo de tus discos ópticos, con una magnífica definición de imagen y sonido, con sus menús completos, contenidos extra, reproducción en 3D y funciones avanzadas, el reproductor de Bluray será tu mejor elección.

¿Algún modelo interesante? Encontrarás multitud de ellos, tanto en formato de sobremesa como portátiles. Por ejemplo, tienes equipos como el Samsung BD-F5100, compacto con arranque rápido y conectividad con fuentes en Internet y otros como el LG HR835T, ideal para contenidos en 3D y para grabar la programación de la tele gracias a su disco duro de 500 GB y a su sintonizador TDT-HD.

Mini PC

Mini reproductor para PC
Un modelo de HPTC de la marca Hewlett-Packard

Las anteriores opciones están muy bien si quieres un dispositivo sencillo de manejar y con un gran abanico de funcionalidades, pero si buscas la máxima compatibilidad y convertir tu tele en un auténtico centro de ocio digital, entonces lo que necesitas es un Mini PC u ordenador pensado para el salón.

Con un tamaño generalmente inferior al de las grandes torres de los modelos de escritorio, los Mini PC son ordenadores en miniatura que tienen todas las ventajas de un PC pero adaptadas a un formato más estético y que podrás colocar junto al televisor sin que parezca un armatoste.

Los modelos actuales suelen permitirte ampliar la memoria, los discos duros internos, el procesador e incluso la tarjeta gráfica, por lo que no te quedarás obsoleto a corto-medio plazo. Además, son capaces de reproducir cualquier nuevo formato que aparezca en Internet, solo tendrás que actualizar el software de reproducción y listo.

Si te gusta jugar en pantalla grande, los Mini PC te permitirán llevar tus partidas a la tele o proyector en el salón, ya que hay modelos con tarjetas gráficas lo suficientemente potentes como para ejecutar los títulos más exigentes. También podrás navegar por Internet de forma fluida, conectarte a tus redes sociales, incluso realizar tareas de ofimática sentado cómodamente en el sillón de casa.

Como inconveniente podríamos destacar que requieren algo más de experiencia y conocimientos para su manejo, pero nada que esté fuera de tu alcance. Si ya sabes manejar un ordenador de sobremesa o portátil, el Mini PC no tendrá secretos para ti, ya que por lo general usará alguna modalidad del sistema operativo Windows o MAC que podrás actualizar fácilmente hasta su versión más reciente.

Por ejemplo, con un modelo como el Asus VivoPC VM42 podrás reproducir tus contenidos digitales de forma fluida gracias a su procesador Intel Celeron y 4GB de memoria RAM. Si necesitas más potencia para juegos puedes optar por el HP Pavilion Mini 300 con procesador Intel Core i3-4025U, gráfica Intel HD Graphics, 4GB de RAM y 1 TB de disco duro.

Y si lo que buscas es un Mini PC que ocupe lo menos posible, entonces echa un vistazo al Intel Compute Stick STCK1A32WFC, todo un ordenador Windows con 32 GB de almacenamiento en el espacio de una memoria USB.

Precio y disponibilidad

Consulta el precio y disponibilidad de los distintos modelos de reproductor multimedia, Mini PC y reproductores de bluray más actuales del mercado en Media Markt.

HACE 4 AÑOS