COMPARATIVAS

¿Qué calefactor comprar?

11 COMENTARIOS

Seguro que ya habrás notado la llegada del otoño: los días son más cortos, los niños van al colegio, las hojas de los árboles se empiezan a caer… Y también empieza a refrescar. Así que antes de que llegue el frío de verdad y te pille sin estar preparado es el momento de pensar qué calefactor es el más adecuado para ti.

Calefactores eléctricos: calor inmediato

calefactores-electricos

Los calefactores eléctricos son, sin duda, la solución más sencilla, rápida y económica de obtener calor en casa. Son pequeños, baratos y potentes, e incorporan un ventilador que distribuye el calor por toda la estancia rápidamente.

VENTAJAS

  • Se trata de aparatos compactos, sencillos (una resistencia eléctrica y un ventilador) y económicos.
  • Cuentan con una gran potencia.

INCONVENIENTES

  • Su mayor potencia implica también un mayor consumo.
  • Su inercia térmica es menor (se deja de notar calor cuando los apagas).

IDEALES PARA…

  • Calentar habitaciones pequeñas rápidamente, como un dormitorio, un despacho o el baño.

Estufas eléctricas: calor directo

calefactores-estufas

Las estufas eléctricas están formadas por uno o varios tubos infrarrojos, que calientan utilizando radiación electromagnética. Su mayor diferencia frente a otros calefactores es que no calientan el aire, sino directamente los objetos situados frente a la estufa.

VENTAJAS

  • Calor agradable, que no reseca.
  • Menor consumo (normalmente entre 600 y 1,200W).

INCONVENIENTES

  • El calor se nota principalmente si estamos colocados frente al radiador.
  • Escasa inercia térmica.

IDEALES PARA…

  • Grandes estancias que no queramos calentar por completo.
  • Colocar en el baño sobre la puerta, ya que existen modelos diseñados para esa función.

Convectores: calor silencioso

Convector_Orbegozo_CV4000_frontal_l

Los convectores son en esencia muy similares a los calefactores eléctricos, aunque se distinguen de los primeros en que el aire que pasa por la resistencia lo hace por convección natural, sin ventilador, de manera que son más silenciosos.

VENTAJAS

  • No hacen ruido alguno.
  • Compactos y económicos.
  • Gran potencia.

INCONVENIENTES

  • Al no tener ventilación forzada, tardan más en calentar una habitación.

IDEALES PARA…

  • Un dormitorio, un despacho o allí donde quieras un sistema más silencioso.

Emisores térmicos: bajo consumo

emisor-termico

Los emisores térmicos no son, en realidad, una categoría aparte de calefactores, sino que es un sistema global de calefacción para su vivienda. Tienen un diseño plano pensado para colocarlos en la pared o en algunos casos con patas. Estos aparatos combinan convección (para calentar la habitación) y radiación (para notar un calor directo).

VENTAJAS

  • Al utilizar un sistema por convección natural, la superficie del emisor no quema, ideal si tienes niños o mascotas.
  • Suelen tener un consumo menor para que puedas tenerlos encendidos durante la noche y mantener la temperatura.
  • Son muy silenciosos.
  • Se pueden programar cómodamente para elegir la temperatura que quieras y las horas de funcionamiento.
  • Puedes comprar también emisores térmicos con WiFi, que te permitían controlarlo desde donde quieras, gracias a su conectividad WiFi. Tu aliado perfecto contra el frío. El control total con mayúsculas.

INCONVENIENTES

  • Son aparatos de cierto tamaño, aunque se pueden colgar en la pared como un radiador de calefacción convencional.
  • Salvo los modelos que incorporan un sistema de radiación complementario, tardan más en calentar la estancia.

IDEALES PARA…

  • Habitaciones de todos los tamaños, que quieras mantener calientes durante largos periodos de tiempo.

Radiadores de aceite: calor para rato

calefactores-radiadores

Aunque se llaman radiadores, también utilizan la convección natural para calentar el aire de la estancia, lo que pasa es que originalmente se creía que calentaban por radiación, de ahí su nombre.

La diferencia con respecto a otros convectores es que aquí la resistencia eléctrica calienta primero un aceite de alta densidad situado en el interior, lo que confiere a estos radiadores una mayor inercia térmica, permaneciendo calientes un buen rato después de apagarlos.

VENTAJAS

  • Se trata de radiadores muy silenciosos.
  • Proporcionan un calor agradable.
  • Tienen mayor inercia térmica.

INCONVENIENTES

  • Al tener que calentar primero el aceite, son un poco más lentos que el resto.
  • También son un poco más pesados, pero se pueden mover fácilmente por la casa ya que suelen incorporar ruedas.
  • La superficie exterior se calienta como lo haría un radiador de calefacción central.

IDEALES PARA…

  • El dormitorio, puedes apagarlo al irte a dormir y seguirá dando calor mientras duermes.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que todos los calefactores tienen la misma eficiencia energética, es decir, que su consumo va directamente ligado a su potencia y el calor que generan. Sabiendo esto, lo que debes hacer es elegir el calefactor que mejor se adapte a tus necesidades, para no desperdiciar ese calor.

HACE 4 AÑOS