TENDENCIAS

Crean una máquina expendedora de coches

¿Alguna vez imaginaste comprar un coche en una máquina expendedora como si fuese un refresco? Esto es precisamente lo que hizo la empresa norteamericana Carvana, un sistema de compra de vehículos novedoso en el que, previa selección online, recibes tu coche desde una máquina expendedora gigante. El sistema se ha puesto en funcionamiento en Nashville (Tenessee) y ya goza de gran éxito.

¿Cómo funciona?

La innovación del expendedor de coches de Carvana es la automatización total del proceso de compra. El sistema funciona de la siguiente manera: en primer lugar, la elección y reserva de vehículos se debe realizar desde el sitio web, desde la elección del modelo de coche (existen más de 1.500 en el catálogo), y el sistema de financiación deseado (pagos a plazos, créditos etc), hasta la elección de la garantía y la firma del contrato.

La propia empresa Carvana asegura desde la web ayudas a la financiación. Como podemos ver, todo resulta muy práctico. Cuando ya tenemos decidido qué coche comprar, viene lo mejor: el sistema de recogida. Es, entonces, cuando debemos acudir al concesionario-expendedor y, mediante un sistema de monedas que proporciona la empresa, nunca dinero real, un sistema robótico se encarga de llevar tu coche por un recorrido establecido que terminará sobre tus pies.

Una vez que ya tienes tu coche deseado tienes la opción de probarlo durante un máximo de siete días con la garantía de reembolso en el caso de que no te guste. Interesante ¿no?

máquina expendedora de coches de Nashville

La máquina

El dispensador de Nashville consta de un total de cinco plantas con diseños de las principales firmas que contienen diariamente una torre de 20 coches. Todo varía en función de la selección de compra que los clientes hayan realizado previamente.

Este proceso de compra tiene la ventaja de la comodidad para el cliente y, para los concesionarios familiares, puede suponer un ahorro en gastos de personal y de medios.

Disponibilidad

Este invento todavía no ve la luz en España (aunque nunca se sabe). Sin embargo, puede suponer un primer paso para modificar la forma de comprar un producto que, a priori, parecía no tener cabida en una máquina expendedora.

HACE 4 AÑOS