REVIEWS

Blade Runner 2: todo preparado para el rodaje

Blade Runner 2: todo preparado para el rodaje

Se ha confirmado. El año que viene comenzará el rodaje de la secuela de la mítica ‘Blade Runner, la que para muchos es la mejor película de ciencia-ficción de la historia.

Personalmente, un disgusto. Aún no se explica bien la manía moderna de meter las manos llenas de grasa en lo mejor de nuestros recuerdos cinematográficos.

No tienen ideas nuevas (esas ahora se reservan para series) y no respetan nada, ni la niñez (tuvieron en mente durante mucho tiempo la secuela de ‘Los Goonies‘), ni la adolescencia (sinónimo de la ‘La amenaza fantasma‘) ni la adultez (porque si revisas ahora Blade Runner te parece lo mejor del género).

ridley

Director’s cut

No se entiende que alguien como Ridley Scott capaz de hacer obras maestras del séptimo arte como ‘Blade Runner’, ‘Alien‘, ‘Los duelistas’, ‘Gladiator o ‘Black Rain’ juegue así con nuestras ilusiones.

La caída del imperio ‘scottmano’ empezó en 2008 con la infumable a secas ‘Red de mentiras‘ y siguió con la pobre versión de ‘Robin Hood‘, en un amago fallido e innecesario por hacerlo épico cambiándole a Gladiator la espada por un arco con flechas (y casi ni eso).

Cada uno es muy libre de tirar su carrera por el retrete, pero Ridley fue un paso más: cruzó la línea roja. Con ‘Prometheus‘ intentó explotar una de sus vacas sagradas, y así lo hizo.

Pretendió expandir el universo Alien y le quedó un origen frío, desangelado, sin todo lo que en 1979 había hecho grande a ‘El octavo pasajero’. Aquella ambientación, el glorioso saxofón que explotó Vangelis como un fuego artificial en noche cerrada, esos personajes, los efectos al servicio de la trama…

Muchos albergábamos la esperanza que no se atreviese a hacer lo mismo con Blade Runner pero no ha habido manera.

blade

La temida secuela

¿Qué es lo que sabemos hasta la fecha?

  • Ridley Scott no ejercerá de director, sino de productor ejecutivo, pero reservándose la última palabra sobre el montaje final (hasta cinco remontajes hizo de la cinta original).
  • El director elegido es el canadiense Denis Villeneuve, que nos dejó buen sabor con su cuarto largometraje:’Incendies’ y luego se fue enfriando con las dignas aunque más flojas ‘Prisoners‘ o ‘Enemy’.
  • Roger Deakins (“Skyfall”, “El gran Lebowski”, “Fargo“…) ejercerá de director de fotografía.
  • El guión corre a cargo del mismo que obró la genialidad en la película original (lo cual nos hace albergar un mínimo de esperanza), Hampton Fancher, a partir de la novela de Philip K. Dick ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?’ y en colaboración con Michael Green (‘Green Lantern‘). Se supone que es el punto fuerte porque todos hablan maravillas. Cruzamos los dedos.
  • Confirmada la participación de Harrison Ford (no estaba por la labor, pero por lo visto el trabajo del guionista fue lo que le convenció) y Ryan Gosling.
  • El año en el que se ubica la acción será el 2047 aproximadamente (unos 30 años después de la primera, que transcurría en 2019), dependiendo de lo joven que pueda aparentar ser Gosling, según el director.
  • El título sigue siendo un misterio aunque la Warner ha registrado varias páginas con ‘Androids dream’.

blade1

La primera escena

El director ha querido abrir boca narrando la que será la secuencia inicial. Una secuencia que ya fue descartada para la película de 1982 y que se recupera ahora.

Lo cuenta de una forma solemne, como presintiendo la importancia y el impacto que supondrá ver de nuevo a Rick Deckard varios años después. Quieren hacer de este comienzo algo potente y con empaque a partir de algo sencillo, algo al estilo de la tensa secuencia inicial de ‘Malditos bastardos‘ con el vaso de leche.

Ridley Scott nos dejaba la miel en los labios explicando casi gráficamente cómo será la secuencia que abrirá la película:

‘Nada de vallas. Sólo tierra arada y seca. La cámara gira y ves un árbol gigantesco, muerto, que se mantiene en pie sólo gracias a unos cables (la imagen promete). Junto al árbol hay una cabaña tradicional con  un porche. Y más allá, a una distancia de dos millas, al anochecer, está una cosechadora enorme fertilizando el suelo.

Entonces, un spinner (coche volador) llega por el aire y levanta el polvo. Mientras ladra un perro, por supuesto, un tío sale del vehículo: allí está Rick Deckard. Entra en la cabaña, abre la puerta, se sienta, huele el estofado y espera a que llegue un tío.

El tío le ha visto llegar, así que aparca la cosechadora (que le saca tres pisos de altura a la casa) y baja por una escalera. Es un tío grande. Entra por la ventana y se pone al lado de Harrison. La casa cruje: ese tío debe pesar 158 kilos por lo menos. Y no voy a decir nada más’.

blade

Nos deja con ganas de más. Toda esta narración, si está envuelta en la atmósfera visual del primer film, podría resultar muy interesante.

¿Se debe a que realmente se sacó de la primera película o podrán mantener el ritmo durante toda la secuela? De cualquier modo va a ser complicado. Blade Runner no deja de ser también un reflejo de un momento concreto e irrepetible, de épocas ya perdidas como lágrimas en la lluvia…

HACE 4 AÑOS