REVIEWS

Así serán los hoteles del futuro

Habitación de hotel inteligente de Broomx.

Los hoteles han experimentado un avance significativo al futuro. Igual que las casas son cada día más inteligentes, también lo serán los hoteles, con todo tipo de tecnología para hacer la vida de los clientes, esporádicos o no, más fácil y cómoda.

Vacaciones, reuniones de trabajo, congresos, relax, encuentros… Los hoteles forman parte de la vida de los ciudadanos, y pese al auge de las plataformas de alojamiento basados en la economía colaborativa, los hoteles continúan suponiendo el mayor porcentaje de las pernoctaciones.

Sin embargo, muchos de ellos se han quedado anclados en el tiempo, en una época pasada que no fue mejor y que requieren a gritos una capa de pintura, renovación de mobiliario y mucho más. Pero no os proponemos un viaje al hotel del pasado, sino todo lo contrario: al hotel del futuro.  

LA RESERVA

Para empezar, la manera como llegamos a los hoteles ha cambiado mucho. De las agencias de viaje se ha pasado a casi la autogestión de la reserva, y es aquí donde continuaremos.

Se acabó el tener que reservar la habitación con mucha antelación, sino que se podrá estar frente al hotel, abrir el móvil, la tableta o el reloj y, en pocos clics y gracias a la geolocalización, estar registrado. Ah, y se acabó hacer el check-in en el mostrador: todo desde el dispositivo portátil.

IDENTIFICACIÓN

Hotel inteligente Aloft.

Sí, amigos, se acabaron las esperas a que llegue nuestro turno de check-in, recibir la anacrónica llave o la tarjeta con banda magnética (esa que al llegar a la habitación siempre nos olvidamos de meter en la ranura para que las luces funcionen).

Tu móvil será tu identidad, y servirá también para abrir la puerta de tu habitación. La tecnología ya existe, se llama NFC. Solo habrá que sincronizar el móvil con la app del establecimiento para que este active nuestra llave virtual. De hecho, la cadena americana Aloft ya lo está implementando.

Eso sí, habrá hoteles que por seguridad seguirán queriendo saber quiénes son sus huéspedes… Pero el control en la entrada no tendrán que hacerlo humanos, sino que por ejemplo se puede sustituir por robots humanoides.

Robot en el hotel inteligente Aloft.
Robot en el hotel inteligente Aloft.

La identificación previa en el móvil tiene otra gran ventaja: el cliente puede personalizar con antelación su estancia. Elegir la música ambiente, la temperatura que desea o cualquier otro detalle, será posible desde el móvil.

CONTROLES

Habitación de hotel inteligente de Broomx.

Al entrar en la habitación, se acabaron los controles manuales de todos los elementos. Con una tablet (o incluso el móvil del cliente) se podrán levantar y bajar las persianas, encender o apagar las luces, poner o no la calefacción/aire acondicionado

Todo ello, por cierto, también puede ser regulable con simples comandos de voz.

Desde esa tableta se podrán realizar muchas otras opciones, como reservar una mesa para comer, comunicarse con la recepción, pedir que te suban el desayuno al día siguiente… Y muchas otras opciones.

DECORACIÓN Y AMBIENTE

Las ventanas con vistas ya no serán lo más importantes, sino que la apuesta es transformar en pantallas la práctica totalidad de las paredes del hotel.

De esta manera, se puede transportar al usuario a cualquier parte del mundo, proyectarle imágenes turísticas, avisarle de si está lloviendo… O lanzarle imágenes según su estado de ánimo, por ejemplo. Es la propuesta que hace la empresa Broomx.

MÚSICA Y ENTRETENIMIENTO

Espejo inteligente en un hotel de Starwood.
Espejo inteligente en un hotel de Starwood.

¿Sabes que las teles de los hoteles cada vez se utilizan menos? Sí, entre otras cosas por la pereza de tener que dedicar varios minutos de nuestra vida a entender qué canales hay y cómo llegar a ellos.

El futuro se llama bluetooth integrado, y será algo tan simple como que elementos como el espejo o la mesilla de noche lo incorpore: podremos sincronizar nuestro móvil y enviar directamente música, que se lanzará en los altavoces que habrá en la habitación.

Ademas, los espejos serán táctiles y podrán mostrar información de todo tipo, según el cliente desee. Starwood ya está probando esta tecnología.

MOBILIARIO

La tele podría desaparecer, pero hay estudios que apuntan que las mesas de trabajo también van a desaparecer. ¿El motivo? Pues resulta que los jóvenes de la generación millennial prefieren trabajar con su portátil sentados en la cama.

¿Y qué ocupará el espacio de la mesa? Pues nada más y nada menos que una miniestación de fitness, porque lo de ir al gimnasio (y saber si venía incluido en el precio que se ha pagado) siempre da algo de pereza.

Ah, y se acabaron los cables para cargar el móvil: la tecnología del futuro se llama carga inalámbrica. El mobiliario incorporará estaciones para dejar tus teléfonos encima y poder así renovar su batería.

DESPERTAR

Habitación de hotel inteligente de Broomx.

Y cuando llegue la hora de despertarse, también se acabó la aburrida llamada de recepción. El usuario habrá establecido con anterioridad la hora y qué tipo de despertar quiere: un tranquilo amanecer, el mar, vistas de la ciudad o la montaña… o un terremoto o una erupción volcánica.

Gracias a que las paredes son pantallas y al sonido envolvente, la habitación se transformará para dar los buenos días que desee el cliente.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿Una habitación como las de siempre o del futuro?

HACE 4 AÑOS