HOW-TO

Cómo limpiar el horno fácilmente

7 COMENTARIOS

El horno es uno de los electrodomésticos que más se ensucia debido a que, probablemente, no lo solemos limpiar tan a menudo como otras partes de la cocina como la vitrocerámica. Lo perfecto sería limpiarlo después de cada uso, pero seamos realistas ¿quién lo suele hacer?

Te presentamos unos sencillos pasos para limpiar a fondo tu horno, al menos una vez al mes, para evitar que termine incrustándose la grasa en las paredes. No dejes que se ennegrezca.

Horno con sistema de autolimpieza

Si tu horno cuenta con un sistema de autolimpieza significa que calienta a una temperatura tan alta la comida que hace que los restos de ésta se conviertan en ceniza y no se acumulen en las paredes. Para la limpieza de estos modelos de hornos sigue este procedimiento estándar:

  • Quita todas las rejillas del horno y déjalas en el fregadero. Lávalas con jabón de fregar frotando bien y déjalas escurrir
  • Activa el sistema de autolimpieza de tu horno cerrando bien la puerta. Debes calentarlo entre 427 y 482 grados Celsius
  • Deja que el horno se enfríe durante un par de horas después del lavado
  • Limpia las cenizas que queden en la barra inferior con un trapo húmedo
  • Friega la puerta del horno por la zona interna. Puedes utilizar un desengrasante u otro producto específico de cocina que utilices normalmente pasando un paño humedecido

5 remedios naturales

Otra forma de limpiar este electrodoméstico de forma natural es aplicar los “remedios de la abuela”, trucos basados en productos caseros y que, habitualmente, no suelen fallar.

Bicarbonato de sodio

Pon una cucharada de bicarbonato de sodio mezclado con agua en un recipiente pulverizador y rocía todo el electrodoméstico con el líquido. Déjalo actuar durante unas horas (lo ideal sería poder dejarlo toda la noche). A continuación, retira los restos de grasa con un paño.

bicarbonato de sodio

Sal

Mezcla medio litro de agua y 250 gramos de sal. Después, extiende esta pasta por las paredes o zonas del horno que estén más sucias, deja actuar durante 15 o 20 minutos y, finalmente, limpia con un paño húmedo.

sal

Vinagre

Coloca un chorro amplio de vinagre en un pulverizador con una pizca de bicarbonato y rocía el horno. Deja actuar durante 10 minutos programando a 120 grados el horno. Abre la puerta, deja enfriar y retira los restos.

vinagre

Limón

El limón ayuda, además de a limpiar, a dejar buen olor en el interior de la parrilla. Corta un limón en dos trozos y exprímelo en una cacerola. Programa el horno a 250 grados con la cacerola dentro y déjala durante media hora. Retírala del horno y limpia los bordes con un paño. Tendrás un ambientador natural.

limón

Levadura

Otra opción para mezclar con vinagre es la levadura. Puedes hacer una pasta añadiendo cinco cucharadas de levadura en polvo en una taza con agua. Aplica esta pasta espesa en todas las paredes del horno y deja actuar durante unos 12 minutos. Finalmente, retira los restos con una bayeta o paño húmedo. Notarás el cambio.

levadura

Advertencias

Al tratarse de un electrodoméstico eléctrico es necesario que tomes precauciones a la hora de limpiarlo:

  • No rocíes bicarbonato en un horno caliente nunca.
  • Haz la limpieza cuando no estén los niños en casa
  • Limpia las rejillas en la bañera si no te caben en tu fregadero. Será más fácil y seguro

Si conoces algún consejo o truco casero, compártelo con nosotros. Con un poco de cuidado (y dedicación), tendrás horno para rato.

HACE 5 AÑOS