TENDENCIAS

A este anillo, además de diamantes, le puedes añadir ADN

La empresa suiza Identity Inside ha decidido crear un anillo a la que le incluye el ADN en el interior, convirtiéndolo de esta forma en una joya única.  Si hasta ahora lo podías personalizar con nombres o fechas especiales, ahora puedes ir un paso más allá introduciendo el material genético.

El químico suizo Robert Grass es quien está detrás de Identity Inside, un proyecto cuyo objetivo es crear las joyas personalizables con el ADN.

Según Grass ‘nuestro ADN es lo que nos hace únicos, por ello, regalar una joya con un ADN concreto le hará ser único y especial’. Nadie más en el mundo tendrá una igual, a menos que quien te la haya regalado, haya decidido entregársela a más gente, claro.

reloj-adn

Así tenemos 2 en 1. La joya, realizada en plata pura con un diamante de 2 quilates, y el ADN de un ser querido -o el propio- en el interior.

Pero no sólo se centran en anillos. Identity Inside ha desarrollado también un reloj o un colgante de oro de 18 quilates.

Cómo funciona

joya-adn-colgante

Para poder hacerte con un anillo con ADN, lo primero que tienes que hacer es recoger muestras de saliva (con un bastoncillo de algodón te bastará) y enviarlo al laboratorio Hierba en Suiza. Allí procesarán la muestra y extraerán y purificarán el ADN.

Tras ello, se le añadirán productos químicos al líquido que contiene el ADN para conseguir que se fosilice y se encapsule a temperatura ambiente.

El resultado es polvo de vidrio con diminutas cadenas de ADN.  Una vez conseguido lo más importante, el resto del procedimiento es sencillo. En el mismo laboratorio harán un pequeño agujero en el interior de la joya, lo llenarán con el ADN en polvo y sellarán la abertura con un diamante de 0,02 quilates.

ADN para siempre

secuencia-adn-laboratorio

A pesar de los diferentes procesos a los que se somete el ADN, éste permanece intacto. Es decir, se puede recuperar en cualquier momento para un análisis futuro. De hecho, según las investigaciones el ADN encapsulado empezará a decaer a la mitad pasados 1.000 años.

Y quizás te estés preguntando para qué sirve un anillo con ADN dentro. Más allá del simbolismo de tener algo único, la utilidad es escasa. Si necesitas hacer análisis o pruebas, tendrás el ADN a mano -nunca mejor dicho-, pero poco más.

Eso sí, un diamante es para siempre y con este anillo y su ADN más que nunca.

HACE 4 AÑOS