TENDENCIAS

Esta pegatina se ilumina si tu herida se infecta

Científicos de la Universidad de Bath han desarrollado una pegatina que se ilumina en color verde fluorescente cuando detecta una infección, previniendo así daños importantes en el enfermo. Y es que muchas veces no es tan mala una herida como su posible infección posterior. Una infección puede causar daños graves en el afectado, e incluso la muerte, de ahí que sea tan importante limpiarla bien a diario hasta que cicatrice del todo.

¿Cómo funciona la pegatina?

La pegatina utiliza un material tipo gel que ayuda a detectar la infección en una herida. Dentro de ella hay un colorante fluorescente no tóxico que se libera cuando detecta las bacterias que provocan las infecciones.

En el momento que las bacterias empiezan a producir toxinas para descomponer y dañar tejido sano, también perfora la membrana del parche como lo haría con cualquier otra célula normal. Este ‘pinchazo’ provoca que el colorante se active y brille bajo la luz ultravioleta.

El parche es parecido a la pegatina Fever Scout que se pega a la piel de cualquier persona y controla los cambios de temperatura y manda alertas al móvil.

Usos en la medicina

herida-quemadura-pegatina-parche

Lógicamente, el uso de la pegatina supondría un sistema de detección precoz para los médicos, pero además permitiría reducir el uso de antibióticos en los enfermos. De hecho, los investigadores han estado trabajando con médicos de un centro de quemados con este fin.

El uso excesivo de antibióticos puede llevar a riesgos innecesarios para los pacientes, por lo que el parche inteligente se plantea como un paso importante en el campo de la medicina.

Disponibilidad

tirita-parche-pegatina-herida

Parece que los parches están cerca de sustituir a las tradicionales tiritas. Pero de momento se sigue investigando y probando la completa efectividad del parche en heridas reales, por lo que de momento no está disponible en el mercado.

Hasta ahora se ha probado con bacterias de enfermedades comunes y los resultados han sido mejores de lo esperado, ya que ante la mínima presencia de bacterias el parche se iluminaba por completo.

Se calcula que si los estudios continúan como hasta ahora, podría estar listo para usar en humanos en 2018.

HACE 3 AÑOS