HOW-TO

Descubre 6 trucos caseros para limpiar tu microondas

Uno de los electrodomésticos más prácticos que podemos tener en una cocina es, sin duda, el microondas, pero a la vez es uno de los que más se ensucian. Por ello, te ofrecemos 6 trucos caseros para limpiarlo y que luzca como el primer día.

Si todavía no tienes microondas o estás pensando en cambiarlo, echa un vistazo a estos consejos para comprar el microondas que mejor se adapta a tus necesidades.

Es precisamente la rapidez que nos aporta el microondas la que hace que vayamos dejando pasar el tiempo para darle un buen limpiado. Si en ocasiones no dejamos ni consumir el tiempo programado y a falta de 2 segundos ya lo paramos porque vamos con prisa (sí, todos lo hemos hecho alguna vez), es difícil que al terminar haya tiempo para limpiarlo.

Restos de comida, grasa o salpicaduras son sólo algunas de las cosas que se pueden ir acumulando en el microondas y, aparte de poco higiénico, puede producir una reducción en la eficiencia. Y no lo olvidemos, es un aparato donde metemos alimentos que luego nos vamos a comer. No te digo nada ya si es un biberón para un bebé.

Por todo ello, es importante mantener limpio nuestro microondas. Y si es con trucos caseros naturales mucho mejor ya que, aunque los productos químicos, desengrasantes o corrosivos están más que autorizados, su uso continuado en el tiempo puede llegar a ser perjudicial.

Limpiar y aromatizar el microondas con agua y limón

limpiar-microondas-agua-limon

Podemos hacerlo de dos formas: exprimiendo el limón o cortándolo por la mitad. En cualquiera de las dos maneras, ponemos el limón en un recipiente con unos 300 ml de agua que introducimos en el microondas. Se puede incluso añadir una ramita de perejil o un poco de bicarbonato.

Lo ponemos  a máxima potencia alrededor de 5 minutos (depende de la potencia) hasta dejar que se empañe el interior del aparato con el vapor que se va generando.

Sabremos que ya está listo cuando veamos húmedo el cristal del microondas o captemos el olor que desprende el limón a alta temperatura. Abrimos la puerta y, con cuidado de no quemarnos, retiramos el recipiente con un guante o un trapo.

El vapor consigue penetrar en la suciedad y ablandarla. Sólo tendremos que pasar una bayeta o un paño de cocina por todo el interior y veremos como queda limpio. Gracias al limón, el microondas queda aromatizado y fresco de una forma natural.

Desinfectar el microondas con vinagre

limpiar-microondas-vinagre

El vinagre es otro producto que ayuda a higienizar nuestro microondas. Es verdad que no deja un aroma tan agradable como el limón, pero es el desinfectante natural por antonomasia.

Vertemos una cuchara sopera de vinagre blanco en un bol de cristal con unos 300 ml de agua y lo introducimos en el microondas. Programamos al máximo durante unos 3-5 minutos. Abrimos y retiramos con cuidado el bol.

El procedimiento es similar al del limón. Pero aquí podemos limpiar directamente o podemos apurar en la desinfección si después de todo este proceso, en otro bol con agua mezclada con vinagre y bicarbonato mojamos la bayeta y con ésta procedemos a la limpieza.

Si te preocupa el olor del vinagre, no temas porque se quitará cuando se seque.

Retirar el plato del microondas

plato-microondas-limpiar

El plato giratorio también se limpia. Así como el aro y las ruedas que lo sujetan. A veces nos olvidamos de que ahí hay un elemento que necesita un repaso de vez en cuando, y además al quitarlo podemos encontrar restos sólidos que, evidentemente, hay que retirar puesto que se incrustan y dejan mal olor.

Suele ser un plato de cristal duro así que vale con fregarlo a mano e incluso, si eres organizado o no lo vas a necesitar durante las próximas horas, meterlo en el siguiente lavado del lavavajillas.

Limpiar el microondas con jabón de lavavajillas

limpiar-microondas-trucos

Sí, ya sé que os he aconsejado no usar productos químicos, pero el jabón líquido para lavavajillas es más inocuo y no entra en la categoría de desengrasante ni es corrosivo. Además, lo llevamos utilizando tantos años que sabemos que es lo suficientemente potente.

Calientas al máximo de potencia el microondas durante 1 minuto un tazón de agua tibia donde previamente has echado una cucharada de jabón para lavavajillas. Como siempre, abres la puerta y sacas el recipiente con mucho cuidado de no quemarte.

Humedeces con este agua una esponja con la que limpiarás el interior del microondas. Si además le añades a esta mezcla un poco de bicarbonato de sodio, actuará como un ambientador.

Limpiar el microondas con bicarbonato de sodio

limpiar-microondas-esponja

Para este truco necesitaremos tan solo una esponja húmeda sobre la que espolvorear un poco de bicarbonato de sodio. Se repasa suavemente tanto por fuera como por dentro y para conseguir una limpieza brillante basta con enjuagarlo bien con agua.

Como para todo tipo de limpieza en la cocina o incluso el baño, el bicarbonato es siempre una apuesta segura.

Desengrasar el microondas con un trapo húmedo

limpiar-microondas-trapo-humedo

Para este consejo vamos a utilizar un trapo habitual de cocina. Lo metemos en un bol con agua y una cucharada de jabón de lavavajillas. Sacamos el trapo empapado y sin escurrir, incluso goteando, lo metemos sobre el plato dentro del microondas.

Programamos 3 minutos a plena potencia. No te alejes mucho porque, aunque sería muy raro al estar mojado, hay que estar pendientes de que el trapo de cocina no se queme. Como en todos los trucos anteriores, saldrá vapor y la humedad se incrustará en la suciedad para que sea más sencillo limpiarla después.

Una vez terminados los 3 minutos, abres la puerta del microondas y esperas un poco antes de coger el trapo. Quitas el plato y las ruedas y repasas el interior del microondas con el trapo humedecido y caliente. Para terminar y dejarlo todo limpio y seco, repasamos con un papel de cocina.

Otros consejos

Por último, aquí tienes una serie de recomendaciones para evitar ensuciar mucho el interior del microondas o para mantenerlo en condiciones óptimas de limpieza.

  • Realizar los trucos anteriores un par de veces al mes sería suficiente, dependiendo del uso que le demos al microondas.
  • Lo ideal sería limpiar el aparato después de cada uso pasando una bayeta.
  • Intenta cubrir los alimentos cuando los estés calentando con utensilios adecuados para ello.
  • Cuando se vierte algo dentro, procura limpiarlo al instante para evitar que se quede reseco.
  • Cuando limpies el microondas, deja la puerta abierta un rato para ayudar al secado y la ventilación.
  • No olvides apurar bien la limpieza en los rincones y en los recovecos superiores que es donde salta la comida, y debajo del plato donde se acumula suciedad.

Si llevas a cabo todos estos trucos y consejos mantendrás un microondas limpio, higienizado y desinfectado. Si conoces alguno más, no dudes en compartirlo en los comentarios.

Precio y disponibilidad

Consulta el precio y disponibilidad de los microondas en www.mediamarkt.es

HACE 4 AÑOS