HOW-TO

Cómo limpiar una cafetera de cápsulas

4 COMENTARIOS

¿Tu café no sabe como siempre? ¿Sale aguado y casi sin espuma? Tranquilo, probablemente tu cafetera de cápsulas no esté estropeada, simplemente necesita una buena limpieza. Lo ideal es que tengas siempre en perfecto estado tu cafetera para conservarla el máximo tiempo posible y no tener que comprarte otra. La cal y los restos de café son sus principales enemigos, ya que se acumulan con mucha facilidad en ella.

Sin embargo, con unos sencillos pasos, podemos tenerla siempre a punto para que tu café sea la envidia del vecindario.

shutterstock_170072981

El truco más sencillo y que deberías hacer siempre antes de poner una cápsula para hacerte el café es pasar el agua por todos los circuitos de la cafetera. Así, eliminarás los restos de café que hayan podido quedar dentro de la máquina. Es una de las medidas más efectivas, aunque sí, implica un poco más de tiempo a la hora de disfrutar de tu bebida.

Además, debes vaciar el agua del depósito todas las mañanas y rellenarlo con agua limpia.

Descalcificar

shutterstock_289054508

Según dónde vivas, el agua puede tener más o menos cal. Ésta, junto a otros minerales, se acumula en el interior de la cafetera, causando que la máquina no funcione correctamente.

Es un proceso que deberías hacer al menos 2 veces al año para asegurarte que tu café sepa tan bien como el primer día, aunque siempre dependerá del número de cafés que hagas al día.

Algunos fabricantes aconsejan los kits de descalcificación que venden ellos mismos, aunque también existen universales que son aptos para todas las cafeteras.

Descalcificar una cafetera es sencillo, pero hay que hacerlo con atención.

  • Quita la última cápsula y vacía el depósito de cápsulas usadas.
  • Coloca un recipiente grande para el agua que salga de la máquina durante el proceso. Al menos debe caber un litro.
  • Llena con agua y el líquido descalcificador el depósito de tu cafetera de cápsulas.
  • Activa el modo descalcificación de la cafetera pulsando los botones de taza pequeña y taza grande (puede variar según el modelo, así que lo mejor es que consultes el libro de instrucciones).
  • Pulsa el botón de taza grande. El líquido pasará por los circuitos internos de la cafetera acabando con la suciedad. Eso sí, no dejes que el depósito se vacíe del todo (podría entrar aire y estropear la cafetera) ni tires el agua del recipiente. Cuando esté lleno, vuelve a echarlo en el interior del depósito de agua. Este proceso tendrás que repetirlo hasta que la cafetera detecte que está limpia y se detenga sola.
  • Vacía y limpia el depósito de agua. Después, vuelve a llenarlo y pulsa el botón de taza grande para que el agua limpia vuelva a pasar por todos los mecanismos internos de tu cafetera de cápsulas.
  • Desactiva el modo descalcificación pulsando de nuevo los 2 botones.

Limpieza exterior

shutterstock_170390120

Además del mantenimiento interno, también es importante que la mantengas limpia por fuera. Hazlo siempre con un paño húmedo y con agua caliente. Olvídate de los disolventes.

Si tu cafetera de cápsulas tiene vaporizador de leche, limpia y sécalo bien cada vez que la uses, ya que la leche se reseca con facilidad y será el refugio perfecto para los gérmenes.

Además, recuerda vaciar el depósito de cápsulas usadas y limpiar la bandeja del goteo.

Remedios naturales

Por norma general, la mayoría de los fabricantes rechazan el uso de remedios naturales para limpiar las cafeteras, advirtiendo incluso de que no se hacen cargo de posibles averías tras utilizar estos productos.

Aún así, si quieres recurrir a ellos -bajo tu responsabilidad- te mostramos otros métodos para limpiar la cafetera de cápsulas.

VINAGRE

shutterstock_228682231

El método para limpiar la cafetera con vinagre es muy parecido al de descalcificación. Tendrás que vaciar y limpiar el depósito de agua. Después, echa el vinagre hasta cubrir unos 2 centímetros. Selecciona el botón para hacer un café corto (y vuelve a repetirlo al menos 3 veces más para que se cargue del todo).

Una vez hecho esto, deja la cafetera en reposo 20 minutos, llena el depósito de agua de nuevo y haz que ésta pase varias veces por el circuito interno de la cafetera de cápsulas para que elimine cualquier resto de vinagre que pueda haber.

Sabrás que en la cafetera no queda ningún resto de vinagre cuando el agua salga limpia y sin olor.  

LIMÓN

El proceso de limpiar la cafetera de cápsulas con limón es exactamente igual que con vinagre, sólo cambia el ingrediente y la cantidad: vierte una cucharada de zumo de limón por cada medio litro de agua caliente, ponla en el depósito de la máquina y comienza todo el proceso descrito anteriormente. 

¿Y tú?¿ Conoces algún truco más para limpiar la cafetera de cápsulas? Si es así, no dudes en dejarlo en los comentarios.

HACE 4 AÑOS