HOW-TO

Cómo limpiar el acero inoxidable

Muchos de los electrodomésticos actuales de la cocina están hechos con acero inoxidable. Es un material perfecto para las superficies lisas e impide que otras bacterias y organismos puedan proliferar.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que, aunque sencillo de limpiar, hay que cuidar algunos aspectos para que los electrodomésticos duren, no se ennegrezcan y no queden marcas de dedos.

A continuación, te damos algunos consejos para limpiar el acero inoxidable de forma sencilla y correcta.

Limpieza de electrodomésticos de acero inoxidable

  • Pasa un paño de microfibra con una gota de detergente o un jabón suave, sirve el mismo del lavavajillas mojado en el paño
  • Púlelo habitualmente con cera especializada para acero inoxidable o bien, utiliza productos naturales. Si prefieres un remedio casero. Moja un trapo con vinagre o con zumo de limón y pásalo por la superficie de la cocina.
  • Puedes utilizar también aceite de bebés o de oliva. Aplica una pequeña cantidad sobre un trapo seco y repasa toda la superficie. Deja actuar el aceite unos minutos y después sécalo con papel de cocina.
  • Siempre que manches un electrodoméstico de acero inoxidable límpialo inmediatamente para evitar dejar manchas permanentes. Enjuaga con jabón y seca con papel de cocina para mantener el acero siempre seco sin marcas de agua

Cómo limpiar la suciedad del fregadero

El fregadero es una zona de la cocina que suele ensuciarse o ennegrecerse con frecuencia debido al contacto con el agua y otros productos y, en ocasiones, se hace difícil dejarlo como nuevo. Toma nota de estos consejos para limpiar el fregadero de acero inoxidable.

  • Utiliza un limpiador de textura cremosa (como, por ejemplo, de la gama Cif). Deja actuar durante unos minutos y retíralo con un estropajo azul que no raye
  • Espolvorea dos cucharadas de bicarbonato en el fregadero seco, deja actuar y retíralo con una esponja limpia y húmeda siguiendo los movimientos del acabado
  • Vierte vinagre en la superficie del fregadero. Deja actuar el vinagre por unos 10 minutos para asegurarte de que la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre ayudan a sacar las manchas de la superficie
  • Enjuaga el fregadero con agua y, finalmente, sécalo todo con un trapo

Limpieza de las superficies de las sartenes y ollas

A menudo la parte inferior de las sartenes y las ollas acumulan restos de quemados y negruras que, si no se atajan, se acumulan haciendo que sea muy difícil eliminarlas por completo. Por ello, lo mejor que debes hacer es cerciorarte siempre de limpiar a fondo con un estropajo que no raye (los de color azul) frotando toda la superficie de los accesorios de cocina.

Si tu sartén tiene manchas que no desaparecen, lo mejor es ponerlas en remojo con un poco de amoníaco para dejar ablandar las manchas. Si tu olla está muy dañada, simplemente espolvorea bicarbonato de sodio en la olla y frótala con un trapo limpio o una esponja, haciendo movimientos circulares.

Cosas que no debes hacer nunca

Para la limpieza de tus electrodomésticos de acero inoxidable, hay ciertas cosas que debes de evitar siempre. Aquí te presentamos algunas básicas:

  • No utilices lejía, ya que al estar mucho tiempo en contacto con el acero inoxidable, lo daña
  • Limpiadores en polvo muy abrasivos
  • Estropajos que no sean azules (que no rayen)
  • Limpiadores que tienen cloruros

Finalmente, recuerda hacer un mantenimiento permanente de los electrodomésticos de acero inoxidable de manera constante, ya que es la única forma de que mantengan el brillo y no queden marcas permanentes.

HACE 4 AÑOS