COMPARATIVAS

Fitbit Charge HR vs Garmin Vivosmart HR

Las pulseras de actividad se han convertido en un objeto indispensable en la muñeca de todo aquel que pretenda llevar una vida un poco más sana. Las hay de todo tipo y presupuestos, pero hay que saber acertar en la elección, pues ni todas tienen las mismas características ni están en el mismo eslabón de precios. En la gama media, para aquellos deportistas que buscan un wearable con monitor cardíaco, se encuentran la Fitbit Charge HR y la Garmin Vivosmart HR. Dos buenas opciones de precios similares que vale la pena comparar.

La Fitbit Charge HR

Fitbit Charge HR.

De la Fitbit Charge HR ya hemos hablado ampliamente en Mediatrends, y en nuestra prueba sacó una nota muy alta. Se trata de una pulsera de diseño muy bonito, discreta, ligera y presentada en varios colores para aquellos que busquen combinarla. No es sumergible, aunque sí resistente a las salpicaduras.

Con cierre tipo reloj, presenta una pantalla OLED horizontal que muestra los datos recogidos en tiempo real. Gracias a un botón lateral, el usuario podrá navegar por las distintas pantallas que muestran esos datos: los pasos, el ritmo cardíaco, la distancia recorrida, las calorías quemadas y las plantas subidas. Cómo no, también realiza funciones de reloj.

Fitbit Charge HR.

La Fitbit Charge HR se sincroniza además con el móvil, y cuando el usuario reciba una llamada, el wearable vibrará. Su batería, mientras, dura unos cinco días. Por lo que respecta al monitor, de ritmo cardíaco, funciona con la tecnología PurePulse de Fitbit: logra la medición gracias a dos luces LED traseras que parpadean continuamente y que detectan en flujo sanguíneo. Su medición es continua, lo que ayuda a una gran precisión en todo tipo de actividades.

Fitbit Charge HR.

Otra de las funciones más destacadas del dispositivo es que también mide la calidad del sueño. La pulsera detecta cuándo el usuario se va a dormir, y analiza cuántas veces se mueve, giros bruscos, el despertar… Todo ello se muestra de manera muy gráfica en la app de Fitbit, otra de sus ventajas: facilidad de uso, intuitiva y muy completa.

Garmin Vivosmart HR

La Garmin Vivosmart HR es uno de los últimos modelos de Garmin, una evolución de la pulsera Vivosmart que ahora se presenta con, también, monitor de ritmo cardíaco.


Garmin Vivofit HR.

Nos encontramos ante una pulsera también de diseño, ligera, estrecha, con cierre tipo reloj y con pantalla táctil. La pulsera cuantifica los pasos, las calorías y la distancia, y los muestra en la pantalla, pero también incorpora un altímetro barométrico para medir los pisos subidos.

La Vivosmart HR también incorpora un sensor óptico para medir la frecuencia cardiaca, en este caso denominado Elevate. Funciona de manera similar al de Fitbit (parpadeo constante de luces LED), por lo que mide la frecuencia cardiaca desde la muñeca de forma ininterrumpida. El usuario no tiene que hacer nada, evitando llevar molestas bandas en el pecho, y con ella mejora tanto el cálculo de las calorías quemadas como la intensidad de las actividades deportivas.

Garmin Vivosmart HR.

La pulsera además incorpora la función Minutos más activos (para diferentes actividades), y la app que se empareja con el dispositivo analiza tu nivel de actividad actual para, a continuación, asignar un objetivo de pasos diario alcanzable.

En la pulsera también se pueden recibir notificaciones (mensajes de texto, llamadas, correo electrónico, calendario y redes sociales), y muestra un monitor de inactividad que avisa al usuario si lleva demasiado tiempo sin moverse.

Con una autonomía de cinco horas, es resistente al agua -sumergible hasta 5 atmósferas- y también incorpora un modo sueño para saber cómo se ha dormido.

Los dos gadgets, cara a cara

A continuación, os mostramos una tabla donde podéis comparar las características y funciones de ambas pulseras cuantificadoras:

Función/Característica Fitbit Charge HR Garmin Vivosmart HR
Ancho de la pulsera 21 mm 21 mm
Pantalla OLED LCD
Pasos, calorías, distancia
Reloj
Monitorización de sueño
Monitorización de sueño automática
Alarma silenciosa
Plantas subidas
Minutos activos
Ritmo cardíaco continuo
Identificador de llamadas
Notificaciones de texto Sí (llamadas, SMS) Sí (llamadas, SMS, redes sociales)
Control de la música No
Seguimiento por GPS No No
Autonomía Hasta 5 días Hasta 5 días
Resistente al agua Salpicaduras Sumergible 5 ATM

Conclusión

Como hemos visto, estamos ante dos de las pulseras de actividad de más éxito del mercado, con la tecnología más desarrollada y de marcas que han demostrado, con creces, saber qué es lo que están haciendo en lo que a estos dispositivos se refiere.

Elegir entre una u otra dependerá de pequeños detalles: un usuario y otro encontrarán más o menos imprescindibles ciertos puntos.

Nos quedaríamos con la Fitbit Charge HR porque…

  • Más estética: más colores disponibles, más combinable y de mejor diseño.
  • Mejor pantalla: la OLED equipada en el dispositivo, aunque es más pequeña, no da problemas en ninguna circunstancia, ni siquiera bajo pleno sol.
  • La aplicación que recoge y analiza los datos es de las mejores del mercado.

En cambio, nos quedaríamos con la Garmin Vivosmart HR ya que…

  • Más funciones de smartwatch (sincronización con más apps del teléfono)
  • El sumergible.
  • La pantalla es más grande, y muestra más información sin necesidad de llevar el teléfono encima (calendario, el tiempo…).

En definitiva, dos muy buenos productos separados por tan solo detalles. Lo mejor de todo es que en ambos casos el monitor de ritmo cardíaco funciona a las mil maravillas, por lo que se elija la que se elija, se habrá acertado en la adquisición.

HACE 3 AÑOS