COMPARATIVAS

Las 10 mejores películas sobre la felicidad

¿Qué es la felicidad, un simple estado de ánimo? Depende de muchos factores y depende de la interpretación y listón de cada uno, podría responderse. Sin embargo, todos reconocemos ciertos lugares comunes, ¿qué da entonces la felicidad? La eterna pregunta a la que intentaremos responder de una forma original: con las películas que mejor reflejen esas situaciones u objetos que nos reconfortan especialmente.

Se trata de ese tipo de películas que dejan poso y el regusto a ‘buen rollo’, a euforia contenida, a no perder la esperanza en la humanidad. Son esas películas que levantan el ánimo, películas a las que recurrir porque sabes que siempre serán un filón de optimismo, un pequeño subidón que recetarse a uno mismo en los momentos malos. Esos asideros de celuloide que nunca nos fallan y que volveríamos a ver una y mil veces. A esas nos referiremos.

Qué es la felicidad en diez películas

1. ‘EL MISMO AMOR, LA MISMA LLUVIA’, DE JUAN JOSÉ CAMPANELLA (1999)

felicidad2

El amor, claro. La respuesta que la gran mayoría daría si le preguntasen por la felicidad. Encontrar esa pareja perfecta, ese complemento directo con el que compartir sujeto y predicado. No es fácil, obvia decir, está plagado de inseguridades, momentos mejores y peores… Un terreno de juego donde opera lo físico, lo sentimental, lo instintivo, lo familiar. Responsabilidades, desencuentros… No vamos a explicarlo todo ahora, para eso está la película que mejor lo hace.

Esta joya argentina hace un repaso espléndido y adulto (nada de cartitas en casas del lago, ni barcos que se hunden y sólo queda tabla para uno) por todas las etapas de ese sentimiento que mueve el mundo…, más o menos.

2. ‘ALTA FIDELIDAD’, DE STEPHEN FREARS (2000)

felicidad3

Los hobbies, el coleccionismo o la música en este caso más concreto. Eso también da la felicidad. El friquismo, la pasión por buscar rarezas y poseerlas de algún modo. Por llegar a casa y sumergirte en tu afición con estanterías plagadas de tus objetos de deseo favoritos. Esta cinta recoge en primera persona la pasión por la música y una cuidada colección de desamores en clave de sol. Una buena combinación de graves y agudos con la sinfonía de lo entrañable siempre de fondo.

3. ‘UN FUNERAL DE MUERTE’, DE FRANK OZ (2007)

felicidad4

La inhibición, la risa incontenible. Es otra forma de felicidad y es lo que provoca esta comedia británica, de las mejores de los últimos tiempos. La ingestión de estupefacientes por error y en cantidades poco recomendables es la excusa perfecta para el desmadre en una situación tan comprometida como un funeral familiar. Puedes tener el peor de los días pero, si las caras de Alan Tudyk no logran sacarte una carcajada, es que estás muerto.

4. ‘NUEVE REINAS’, DE FABIAN BIELINSKY (2000)

felicidad5

El dinero, cómo no, otro de los motores del mundo. Si da la felicidad o no, lo podemos averiguar en esta obra maestra del mundillo del hurto suburbial y a través de una de las venganzas más brillantes y sutiles de la historia del cine. Puede que estemos ante la película que más revisiones admita de todos los tiempos. Siempre se descubre algún detalle de su milimétrica trama y las interpretaciones o su mítico final la encumbran como un pozo de felicidad sin fondo donde echar todas nuestras monedas.

5. ‘El APARTAMENTO’, DE BILLY WILDER (1960)

felicidad6

El trabajo. Puede ser fuente de felicidad si se toma con pasión, si es un negocio propio y próspero o si se valora tu esfuerzo justamente (risas). Si no es el caso, todo puede derivar en unos penosos esfuerzos por ascender, por pisar al prójimo y por gozar de unos enchufismos vergonzantes. Jack Lemmon lo expresó como nadie aquí y nos viene a decir que la felicidad es mejor buscarla persiguiendo a la mujer de tus sueños (una de las películas más románticas jamás habidas y sin apenas un roce entre los protagonistas) o cocinando espaguetis en una raqueta de tenis. Dónde va a parar…

6. ‘ESCONDIDOS EN BRUJAS’, DE MARTIN MCDONAGH (2008)

felicidad7

La emoción, el suspense, la intriga, lo contrario a lo rutinario. Hacer que tu vida sea diferente día a día es también una vida feliz. Encontrarse con gente extraña, situaciones rocambolescas, inesperadas, surrealistas. Pocas películas lo reflejan mejor que esta cinta inclasificable que en sí supone una auténtica sorpresa si se parte de su penoso tráiler promocional. Parecía una comedia de medio pelo y te encuentras de bruces con una película extraña, enganchante y cargada de momentos memorables. Ser feliz es también no perder nunca la capacidad de seguir sorprendiéndose…

7. ‘MEJOR… IMPOSIBLE’, DE JAMES L. BROOKS (1997)

felicidad8

Aislarse en uno mismo puede que sea la forma más segura de encontrar la felicidad, la pena es que no funciona del todo. Y no funciona porque estamos diseñados para intentar buscar un mínimo de interacción satisfactoria. Una mujer interesante, un amigo…, un perro. Pocas veces se relató de forma tan afilada, divertida y astuta como en esta cinta. Tiene momentos para enmarcar y el final cuenta con una de las declaraciones románticas más potentes del cine. Una maravilla.

8. ‘BUSCANDO A ERIC’, DE KEN LOACH (2009)

felicidad9

El fútbol, la pasión deportiva. ¿Cuántos no siguen encontrando la felicidad al ver una final o mientras persiguen a sus ídolos del deporte? Es mejor buscar la felicidad por uno mismo pero, cuando todo falla, ¿quién no se enternece con los que intentan vivirla a través de sus jugadores favoritos? Ese motor (un poco pobre pero respetable) por seguir adelante un día más, por vivir en la ilusión de imaginarse en la élite deportiva disfrutando de todos los placeres por jugar encima a tu juego preferido, se reflejó como nunca en esta película magnífica que pasó prácticamente desapercibida y que es una inyección de optimismo en toda regla.

Al principio cuesta un poco cuando te la ponen pero, en cuanto pasa a la sangre, la mejoría y sensación de bienestar es imparable.

9. ‘UNA NOCHE EN LA ÓPERA’, DE SAM WOOD (1935)

felicidad10

Asistir a un gran espectáculo puede inspirar una gran felicidad. Una buena ópera, un buen vodevil, un buen número musical, un buen gag que nos haga caer del asiento y, sobre todo, una buena película. Todo eso y todo junto se puede encontrar en la obra emblema de los Hermanos Marx. Tiene todo: una parte contratante, un camarote, unos diálogos geniales, una música deliciosa y unos golpes coreografiados para la historia. “¿Me siguen? ¿sí? Pues dejen de hacerlo o llamaré a la policía.

10. ‘DELICIOSA MARTHA’, DE SANDRA NETTELBECK (2001)

felicidad11

La comida. Ese placer para los sentidos que da momentos de instintiva felicidad. Cocinar también es un placer si se hace, cómo no, con gusto, clase y respetando la combinación y tiempo de los alimentos y sabores (no como el refrito de su remake).

Eso es lo que hace esta cinta alemana que ofrece un primer plato de sabor amargo y algo ácido (para conseguir la verdadera felicidad hay que haber conocido antes la infelicidad), sigue con un segundo plato más animado y salado, y termina con un postre tremendamente dulce, pero sin llegar a empalagar en ningún momento. Cocinada a fuego lento, irá superponiendo a la base del drama pequeñas capas de optimismo que explotarán en el paladar del espectador hasta dejar un gran regusto final.

HACE 2 AÑOS

Deja un comentario

2 comentarios

    Hola!! Estoy segura que me puedes recomendar películas donde no haya nada de violencia, sea entretenida y enseñe valores, para ver junto a mi hija de 8 años. Por supuesto que no sean de dibujos animados, que estoy hasta el gorro…
    Muchas gracias.
    Chus

    Hola. Yo desde luego tiraría por valores seguros de los ochenta (probablemente la década en la que mejores películas infantiles-juveniles se hicieran) y que no fallan: ‘La princesa prometida’, ‘Goonies’, ‘El secreto de la pirámide’, ‘Cristal Oscuro’, ‘Dentro del laberinto’…
    Y por otra parte, si estás cansada de dibujos moralistas de factoría, siempre hay que recomendar a Miyazaki. ‘El viaje de Chihiro’ o ‘Ponyo en el acantilado’ entre muchas otras (todas obras de arte) darán a tus pequeños imaginación pura y preciosista sin colorantes ni conservantes…
    Espero que te valgan.
    Un saludo.