HOW-TO

Cuál es la temperatura ideal de la nevera

8 COMENTARIOS

Una de las grandes dudas que tenemos en casa es la temperatura ideal del frigorífico para optimizar su funcionamiento. Sobre todo porque se trata de uno de los electrodomésticos imprescindibles en un hogar, básico en la conservación de los alimentos.

Consultamos a distintos expertos (cada fabricante aconseja en el manual de instrucciones de sus frigoríficos una temperatura ideal para los mismos) y la horquilla que barajan es bastante amplia y puede ser confusa. Oscila entre 2º y 5º para el refrigerador y entre -16º y -18º para el congelador.

Parece fácil encontrar una respuesta al título de este artículo, pero no lo es, entre otras muchas cosas porque el frigorífico es uno de los electrodomésticos más vivos que tenemos en casa, por no decir el que más. Es normal que tenga un movimiento constante de productos que hay que saber colocar y un continuo abrir de su puerta, sobre todo en verano.

shutterstock_363132092
El frigorífico es uno de los electrodomésticos más vivos que tenemos en casa

También hay que recordar que el frigorífico es el electrodoméstico que produce más gasto energético, entre un 18 y un 30 por ciento del total. Es cierto que siempre está encendido, pero su temperatura interior varía por muchos condicionantes sobre los que podemos actuar para paliar este consumo o acrecentarlo. Piensa que cada grado que tengas que ajustar para conseguir más frío, representa un 5 por ciento de mayor consumo energético. En función de cómo manejes en tu casa estas variables tu nevera puede estar a 5º sin problemas, como recomienda el Ministerio de Industria siempre pensando en una disminución del consumo energético. O necesitas bajar a 2º si le das “mucha caña” o un uso inadecuado que evitará que el aparato llegue a poder mantener esa temperatura. Ocurre lo mismo con el congelador.

Cada grado que tengas que ajustar para conseguir más frío representa un 5 por ciento de mayor consumo energético

Así que vamos a conocer todas estas circunstancias que afectan a la temperatura ideal del frigorífico y luego te doy unos consejos para gestionarlas de la mejor manera posible.

Variables que afectan a la temperatura ideal del frigorífico

shutterstock_277591694
El frío interior de la nevera puede desaparecer con mucha facilidad

Cuando indicas a tu frigorífico la temperatura a la que quieres que esté, eso no significa que la consiga o la mantenga. Depende del uso que le des, el frío interior puede desaparecer con mucha facilidad. Hay que tener en cuenta estas variables:

  • La colocación de la nevera dentro de tu hogar. Hay que intentar no situarla cerca de focos de calor como el horno o los radiadores.
  • Es muy importante que el aparato no tenga su espalda pegada a la pared. Lo ideal es dejar unos 5 cm de espacio para una mejor ventilación de su sistema.
  • Abrir la puerta es imprescindible, pero cada vez que se realiza esta operación el frío se escapa y el aparato tiene que volver a reajustar su temperatura.
  • El lugar donde vivimos. Si vives en una zona calurosa donde la temperatura exterior es más elevada, la tendencia a abrir el frigorífico es mayor y el aparato tendrá más trabajo.
  • La cantidad de productos que tengamos almacenados también afecta. Cuanto más vacía esté la nevera más frío se escapa al abrir la puerta. El sólido mantiene mejor el frío que el aire.
  • Las famosas compras mensuales que obligan a cargar de golpe y en exceso una nevera obligan a un trabajo extra del sistema. Es mejor tener una nevera cargada, pero sin excesos.

Consejos para mantener la temperatura ideal del frigorífico

Si hacemos un buen uso podremos mantener con mayor facilidad la temperatura ideal del frigorífico. Aquí te propongo algunos consejos básicos que te ayudarán a conseguirlo:

  • Con cierta previsión, descongela los productos del congelador dentro de la nevera. De esta forma, el frío de esos alimentos contribuirá a que el frigorífico tenga que trabajar menos para mantener la temperatura ideal, que como he dicho oscila entre 2 y 5ºC.
  • Coloca los alimentos perecederos en la parte inferior del aparato, que es la más fría. En cambio, los compartimentos de la puerta son los menos fríos, por lo que en ellos situaremos los productos que necesiten menos refrigeración (bebidas, ketchup, mostaza, mantequilla…).
  • Deja un espacio entre los productos para que el frío se reparta íntegramente.
  • No abras en exceso la puerta, salvo lo imprescindible.
  • Intenta saber lo que vas a coger antes de abrir la puerta, evita abrirla y quedarte mirando pensando qué quieres coger. Algo que solemos hacer todos.
nevera-temperatura-ideal
Evita abrir el frigorífico y quedarte mirando pensando qué quieres coger
  • Asegúrate de que la puerta cierra en tu totalidad, que ningún cajón o producto lo entorpece.
  • No introduzcas cosas calientes en el frigorífico, espera a que se enfríen fuera o harás que tu nevera trabaje mucho más para mantener la temperatura ideal.
  • Guarda los alimentos tapados con su envoltorio o en recipientes para evitar la deshidratación.
  • No dejes que se forme hielo o escarcha en el interior del frigorífico ni en el congelador. Ese hielo actúa como aislante y aumentará el consumo de nuestro electrodoméstico para mantener la temperatura ideal.
  • Mantén limpia la nevera, aparte del día a día cada 3 meses realiza una limpieza más profunda.
  • Limpia los burletes de la puerta con frecuencia, suelen quedar restos de suciedad que pueden impedir que cierre herméticamente. Si pasa esto, se producirá una pérdida del frío del aparato.
  • Al menos una vez al año limpia con un aspirador o un pincel la parte posterior del frigorífico, siempre desenchufado.

HACE 4 AÑOS