TENDENCIAS

MWC 2016: Telefónica presenta en sociedad la eSIM

Continúan las presentaciones dentro del marco del MWC 2016, siendo en esta ocasión el turno de Telefónica, que nos ha mostrado una de las tecnologías que están llamadas a revolucionar el mundo de la telefonía en los próximos años. Esta tecnología no es ni más ni menos que la eSIM, que sustituirá a las actuales tarjetas SIM y desempeñará un papel crucial en el despliegue del llamado Internet de las Cosas.

Telefónica, junto con otras operadoras de telefonía y fabricantes del resto del mundo, ha sido una de las empresas responsables del desarrollo de este nuevo estándar. La primera fase de la definición de eSIM finalizó en diciembre de 2015, con la llegada de los primeros dispositivos que hagan uso de él fijada a lo largo del segundo trimestre de este año 2016.

Gracias a este nuevo estándar se brindará conectividad a muchos dispositivos que carecían de ella, ya sea por cuestiones de espacio que imposibilitarán incluir una tarjeta SIM corriente o por motivos relacionados con los costes.

Comparación de tamaño de diferentes modelos de SIM

Samsung Gear S2 Classic 3G, primer dispositivo con eSIM

El primer dispositivo en beneficiarse de este nuevo estándar será el Samsung Gear S2 Classic 3G con el que Telefónica ha realizado varías demostraciones en este MWC. Este wearable será uno de los primeros relojes inteligentes en disponer de conectividad de forma autónoma sin depender de un smartphone.

Vista frontal del Samsung Gear S2

Este dispositivo llegará a las tiendas a lo largo del segundo cuatrimestre de este 2016 a un precio todavía no anunciado. Se espera que se unan a él más wearables con tecnología eSIM, quedando la llegada de otro tipo de dispositivos con esta tecnología para finales de este mismo año o principios de 2017.

eSIM será clave en el despliegue del Internet de las Cosas

Este nuevo estándar será imprescindible en el despliegue del futuro Internet de las Cosas en el que gran cantidad de dispositivos de todo tipo estarán conectados a Internet de forma permanente, compartiendo todo tipo de información. La inclusión de eSIM en este tipo de dispositivos permitirá dotarlos de conectividad de forma remota sin la necesidad de tener que introducir una tarjeta SIM convencional.

Precisamente la posibilidad de realizar una gestión remota de los datos de la eSIM es la principal baza de esta tecnología, permitiendo agilizar procesos que antes eran algo engorrosos como el cambio de operador o un cambio de número de teléfono. El estándar también contempla la posibilidad de integrar múltiples números de teléfono en un único chip eSIM, permitiendo ahorrar espacio.

Introduciendo PIN en un Samsung Gear S2 con eSIM

Respecto al ahorro de espacio cabe destacar que el propio chip MFF2, la implementación física de la eSIM, es notablemente más pequeño que las tarjetas SIM convencionales, lo que permitirá diseñar dispositivos más ligeros, pequeños y dará a los diseñadores más libertad para arriesgar con los diseños de los nuevos dispositivos.

Telefónica también ha insistido en la seguridad de esta nueva tecnología, afirmando que permite un nivel de seguridad igual o superior al de las tarjetas SIM actuales. Por otro lado, el estándar eSIM ha sido definido bajo el amparo de la GSMA, por lo que estamos hablando de un estándar completamente interoperable, independiente de operadoras de telefonía y fabricantes, algo que, sin duda, permitirá su rápida implantación.

HACE 4 AÑOS