HOW-TO

Cómo ahorrar energía en casa: 15 trucos

3 COMENTARIOS

El uso de los electrodomésticos indispensables, la luz, la calefacción en invierno, el aire acondicionado en verano… Todo ello hace inevitable el gasto de energía en el hogar. Sin embargo, existen pequeñas cosas o trucos que podemos hacer para evitar pagar más de lo necesario a final de mes.

A continuación, resumimos los trucos y consejos que hemos recopilado entre diferentes organizaciones y expertos para ayudarte a ahorrar en el gasto energético de tu casa.

1. Instala un termostato en la calefacción

Los expertos recomiendan instalar un termostato en la calefacción y regularlo a una temperatura constante de 20 grados. Si no dispones de este aparato, siempre puedes regular la temperatura de tu calefactor entre 20 y 21 grados en invierno. El calor constante ayuda a mantener una temperatura óptima de confort y, aumentar solamente un grado la calefacción, puede suponer un 7% más de la factura a final de mes.

Al mismo tiempo, cierra los radiadores que no utilices y ventila tu casa durante 15 o 10 minutos. Es suficiente para renovar el aire.

2. Desenchufa los ordenadores

Desenchufar los ordenadores cuando no están funcionando ayuda a ahorrar energía. Es un consejo básico pero que muchos usuarios de ordenadores no solemos hacer, o los dejamos en modo ‘de bajo consumo’, aunque en realidad sí están consumiendo. Lo mismo ocurre con la televisión aunque la pongamos en ‘stand by’.

3. Agua caliente, la justa

El agua caliente consume una gran cantidad de energía en nuestros hogares y muchas veces no es necesario utilizarla. Por ejemplo, lava los platos y la ropa en agua fría o tibia. Según consumoresponsable.org, el 90% de la energía se consume durante el calentamiento del agua.

4. Fíjate en la etiqueta energética de los electrodomésticos

Los electrodomésticos de uso habitual como lavadoras, secadoras, neveras o frigoríficos llevan una etiqueta de consumo energético que indica información acerca del ruido, ciclo de vida y consumo energético del aparato. En la actualidad, los tipos de eficiencia energética se engloban entre 7 categorías entre las letras A y G, siendo los electrodomésticos con la letra A los que menos energía consumen. A pesar de que el precio de estos electrodomésticos es mayor inicialmente, salen más rentables a largo plazo.

5. Aprovecha la luz natural

Intenta aprovechar, en la medida de lo posible, la luz natural para realizar las tareas del hogar y acuérdate de apagarla en los estancias o habitaciones que no estés utilizando. Instala todas las bombillas LED o de  bajo consumo.

6. Usa eficientemente la nevera

Un gesto tan sencillo como mantener la nevera abierta el tiempo justo puede suponer un ahorro de hasta un 5%. Además, se recomienda mantener una distancia mínima entre la nevera y la pared y alejada de las fuentes de calor. Descongela la nevera al menos dos veces al año para evitar que se acumule hielo y, con ello, un gasto innecesario de energía.

7. Asegúrate de aislar bien tu vivienda

Lo ideal es que la vivienda tenga un buen sistema de aislamiento para evitar la fuga de calor. Si no puedes hacer una reforma de tu casa, lo que sí puedes hacer es cerciorarte de sellar bien las puertas, ventanas y persianas. Se recomienda colocar un doble cristal en las ventanas. Es  una medida más costosa inicialmente pero con ahorro de calor asegurado.

8. Duchas de bajo consumo

Existen mangos de la ducha de bajo consumo que ayudan a minimizar el chorro de agua hasta un 30%. Mientras una ducha normal suministra hasta 30 litros por minuto, una de este tipo suelta entre 8 y 9 litros. Es suficiente para el aseo y el ahorro es considerable.

Tampoco es adecuado ducharse con agua demasiado caliente (ni para tu piel, ni para tu bolsillo). No se recomienda que sobrepase los 40 grados para ducharse. Si utilizas calentador regúlalo a una temperatura máxima para ahorrar energía.

9. Cocina y horno

Cocinar en una olla a presión o llenando solamente la mitad de la olla con el agua justa para cocinar se consigue ahorrar un 50% de energía. Otras consideraciones a tener en cuenta en la cocina son: tapar las sartenes, no abrir el horno hasta que no sea estrictamente necesario, y no utilizarlo para descongelar o cocinar pequeñas cantidades de alimentos.

10. Aire acondicionado, los filtros limpios y temperatura constante

Se recomienda mantener el aire acondicionado a una temperatura constante de entre 24 y 26 grados y mantener los filtros convenientemente limpios. Se recomienda limpiarlos mensualmente y cambiarlos una vez al año. Siempre que lo enciendas acuérdate de cerrar las ventanas y mantenerlo siempre a la misma temperatura.

11. Ciclos cortos de lavadora

Utiliza, en la medida de lo posible, ciclos cortos de lavado en tu lavadora. No es necesario lavar con un programa de 90 minutos, excepto en prendas muy sucias o que requieran este lavado específico. Procura llenar siempre de ropa el tambor de la lavadora y utilizar un detergente ecológico.

12. Coloca cortinas y alfombras

Las cortinas y alfombras son algo más que un mero objeto decorativo, contribuyen a guardar el calor durante el invierno y ayudarte a ahorrar hasta un 50% de energía. En cambio, durante las horas de más calor en verano, las cortinas te ayudan a mantener la casa más fresca.

13. Cisternas

Actualmente, existen en el mercado cisternas de doble descarga o interrupción de 6 litros que permiten la posibilidad de descargas cortas de 3 litros. Es una forma sencilla de ahorrar, además de dosificar el uso de la cisterna.

14. Ajusta la potencia eléctrica

Es posible ajustar la potencia eléctrica que tenemos contratada hasta el valor mínimo necesario. La puedes calcular haciendo una suma de la potencia de todos los aparatos y valorando aquellos que se utilizan más.

15. No calientes la casa cuando está vacía

Una acción básica es no encender la calefacción ni el aire acondicionado cuando no se está en casa. Es algo que realizamos a veces bajo el pretexto de calentar o enfriar la casa instantes antes de llegar a ella. Sin embargo, con esta medida ahorrarás considerablemente tu gasto energético.

Estos son nuestros consejos para ahorrar energía en el hogar pero, ¿cuáles utilizas tu? Compártelos con nosotros.

HACE 4 AÑOS