TENDENCIAS

Qué es una Crock Pot, la última moda en cocina

Aunque la , también conocida como slow cooker, tiene más años de lo que imaginamos (se empezó a comercializar en los años 50 en Estados Unidos) no ha sido hasta los últimos años cuando ha empezado a popularizarse en Europa. Pero, ¿qué es una Crock Pot y por qué es la última moda en cocina?

A continuación, explicamos en qué consiste este dispositivo de cocción y cuáles son sus ventajas. Toma nota y a cocinar.

Los orígenes de la Crock Pot

crockpot-6

El origen de la Crock Pot se remonta a los años 40, fruto del deseo de Irving Naxon de crear un aparato capaz de preparar un guiso típico judío que cocinaba su abuela, y que se hacía lentamente durante toda la noche con el calor remanente del horno de una panadería cercana. Para ello, diseñó un electrodoméstico compuesto de una carcasa metálica con una resistencia que calentaba una olla situada en el interior.

Su nombre original era un poco menos comercial, Naxon Beanery, haciendo referencia a las alubias que en esa olla se cocinaban. El cacharro pasó sin pena ni gloria hasta los años 70, cuando Rival Manufacturing compró la empresa de Naxon (Naxon Utilities Corp) y decidió rescatar la olla del olvido y relanzarla bajo el nombre de Crock Pot (literalmente, “cazuela vasija”).

El éxito al otro lado del charco fue total, y pronto aparecieron muchas otras marcas que empezaron a comercializar ollas similares. Para que te hagas una idea, hay una de estas ollas en al menos ocho de cada diez hogares estadounidenses.

Qué hace especial a una Crock Pot

crockpot-4

La diferencia principal entre una Crock Pot y una olla programable es la temperatura. La mayoría no superan los 100º y, además, alcanzan esa temperatura de manera lenta y gradual a lo largo de las primeras horas, calentando muy poco a poco incluso seleccionando la potencia alta.

Gracias a esta baja temperatura y los largos tiempos de cocción necesarios, el resultado son guisos ricos en sabores y aromas, con una textura sorprendente. Así, por ejemplo, las carnes se gelatinizan, suavizando sus fibras y liberando todos sus jugos, mientras que las legumbres, aún manteniendo un exterior terso, revelan un interior mantecoso muy agradable.

Otra diferencia es el material de la olla interior. En el caso de las ollas programables, el interior suele ser metálico, mientras que en las Crock Pot es de cerámica, lo que permite que el calor se distribuya de manera más homogénea, sin riesgo de quemar los ingredientes.

Ventajas de las Crock Pot

crockpot-2

  • Permiten preparar un amplio abanico de recetas, entre las que destacan los guisos y carnes, recuperando la tradición de cocinar a baja temperatura.
  • Se pueden programar para que la comida esté lista a la hora deseada.
  • Al tratarse de ollas de baja potencia que no alcanzan grandes temperaturas, no es necesaria una vigilancia constante como en el caso de una olla convencional.
  • Gracias a su capacidad para suavizar las fibras de la carne, permiten utilizar piezas menos nobles y más baratas, pero igualmente sabrosas.
  • Gasta poca electricidad. A pesar de las largas horas de cocción, como consumen entre 100 y 200W dependiendo de la potencia, resultan más económicas que otros métodos convencionales.

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir tu Crock Pot

crockpot-5

  • La capacidad: Actualmente existen en el mercado Crock Pot de diferentes tamaños y capacidades, desde las más pequeñas, con 2,4 litros y perfectas para una o dos personas, hasta las más grandes, de 6,5 litros y aptas para hasta ocho comensales. Es importante pensar bien el uso que le vas a dar para no acabar con un aparato demasiado grande e incómodo, o con uno que se quede corto cuando tengas invitados.
  • La forma: Básicamente existen dos tipos de Crock Pot, redondas y ovaladas. La ventaja de las redondas es que son más compactas, mientras que las ovaladas permiten cocinar piezas de carne enteras (una pierna o una paletilla, por ejemplo) y aves también, como un pollo asado.
  • El material: Aunque la mayoría de las Crock Pot cuentan con una olla interior hecha de cerámica, también las hay con el interior metálico.
  • La tapa: De nuevo, los modelos más recientes suelen tener la tapa transparente, lo que permite vislumbrar cómo está evolucionando la cocción sin tener que destapar la olla (algo nada recomendable, ya que se pierde esa temperatura que tanto le cuesta coger), pero hay que andarse con ojo porque también hay algunas con la tapa opaca. Los más expertos en este tipo de ollas suelen dar poca importancia a este punto, ya que la clave está en confiar en los tiempos de cocción, pero para los noveles es algo que puede ayudar.
  • Analógica o digital: Dependiendo del modelo, algunas Crock Pot tienen controles manuales (un simple dial para elegir la potencia entre apagada, baja y alta) mientras que otras disponen de un pequeño panel de control digital, que permite programar las horas de cocción con mayor precisión, poniendo la olla en modo mantenimiento de la temperatura una vez terminada la receta. Algunas incluso disponen de conexión inalámbrica y se pueden controlar con nuestro smartphone.

Sin lugar a duda, las slow cookers, más conocidas como Crock Pot, son la última moda en cocina, y no faltan los motivos. En una época en la que cada vez tienes menos tiempo para cocinar pero al mismo tiempo quieres volver a disfrutar de “las recetas de la abuela”, estas ollas pueden ser la solución.

Precio y disponibilidad

Consulta el precio y disponibilidad de las Crock Pot en Media Markt.

HACE 4 AÑOS