REVIEWS

Qué es la realidad aumentada

La tecnología avanza a ritmos insospechados y empieza a cambiar el mundo que conocemos. Pero el mundo real es aún demasiado interesante. ¿Qué tal una tecnología que una lo mejor del mundo real y lo complemente con tecnología? Precisamente eso es la realidad aumentada: la mezcla de imágenes reales con información virtual generada a través de un dispositivo electrónico.

Dicho de otro modo, es una combinación de realidad y ficción con múltiples aplicaciones: desde juegos a información extra y valiosa que completa el mundo real.

Información valiosa

shutterstock_376327930

Pongámonos en situación. Si la realidad virtual consiste en transportar al usuario a un mundo o situación sumergiéndolo al 100% en el escenario, en el caso de la realidad aumentada esa inmersión no es completa, pues esta tecnología coge lo mejor del mundo real, que sigue frente a nuestros ojos, y lo complementa con tecnología (información extra a través de una pantalla).

Lo más habitual en la actualidad es lograrlo gracias a aparatos como un móvil o unas gafas inteligentes. Así, cuando el usuario se sitúa por ejemplo en una calle, al enfocar hacia un lugar con ese terminal (que ejecuta una app que usa la cámara) o las gafas inteligentes, en la pantalla no solo verá la imagen real, sino información adicional: por ejemplo, las líneas de autobús que pasan por esa calle.

El ejemplo quizá más popular de la realidad aumentada (y en este caso no se necesitan smartphones) se puede ver en deportes como el fútbol. Al ver una retransmisión de un partido por televisión, en una repetición de fuera de juego aparece una línea ficticia que marca el límite de la acción correcta/incorrecta, o al chutar una falta, vemos la distancia que hay hasta la portería. Todo ello es realidad aumentada: combinación de imagen real (partido) con tecnología sobrepuesta.

Para lograr esta imagen, cómo no, interviene una programación previa. Se puede lograr de formas bien distintas, aunque la más común es geolocalizando información, como seria en el caso de una aplicación de transporte que, al enfocar una calle, nos indica los autobuses que pasan por esa vía (todo ellos gracias a los sensores del móvil).

Realidad aumentada en las Hololens.

Otra forma de lograr la experiencia es a través de imágenes o códigos QR: en este caso, al enfocar con el teléfono móvil hacia ese código, la app correspondiente lo interpreta y ejecuta una acción: puede ser un juego, una animación o incluso publicidad (en EEUU hay revistas que lo están probando).

El resultado suele ser espectacular, pues crea imágenes en 3D en espacios habitualmente planos como puede ser un papel o una mesa.

Google Translator.

Otra vía de realidad aumentada es la interpretación de las imágenes que capta la cámara. En este caso, el ejemplo más conocido está en todos los móviles: Google Translator.

Aunque mucha gente no lo sepa, la aplicación de traducción puede traducir en tiempo real imágenes o textos sin necesidad de tocar el teclado: sólo hay que hacer clic en la imagen de cámara de la app y enfocar un texto. El programa lee esos caracteres y los traduce en tiempo real en la pantalla del usuario. Más realidad aumentada aplicada al día a día, ¡y muy útil!

Los dispositivos

Como decíamos, para disfrutar de la realidad aumentada se necesita por un lado un dispositivo con cámara (debe captar la imagen real) y, por el otro, que esa ‘realidad’ esté preparada (datos geolocalizados, códigos QR, o imágenes concretas/reconocibles).

Es por ello que encontramos principalmente tres tipos de dispositivos con los que en la actualidad se puede disfrutar de aplicaciones de realidad aumentada: móviles, consolas y gafas inteligentes.

MÓVILES

Mientras los móviles tengan cámara trasera, se pueden descargar algunas aplicaciones que permitan ejecutar acciones de realidad aumentada. Ya hemos hablado antes de Google Translator, pero hay muchas otras: Tylko (para decorar la casa), AR GPS Compass (brújula), Geotravel (viajes), Lego Fusion (juego de Lego)… Recomendamos hacer una búsqueda e ir descubriendo.

Ingress

Mención especial merece un juego llamado Ingress. Fue una especie de experimento de Google, pero este juego ha ganado miles de adeptos en todo el mundo que recorren centenares de kilómetros para participar en las partidas.

Se trata de un juego de realidad aumentada en el que los jugadores se enfrentan en grandes equipos para conquistar portales virtuales que Google ha geolocalizado por muchas ciudades del mundo. Prueba a descargarla, igual encuentras un portal cerca de tu casa… Sólo tienes que buscar con tu móvil puntos en el mapa susceptibles de tener esos portales. Una vez allí, enfoca con el móvil y verás qué pasa.

Nintendo realidad aumentada.

CONSOLAS

Otro dispositivo que ha probado suerte con la realidad aumentada son las consolas, en especial las portátiles. Por ejemplo, la Nintendo 3DS viene de serie con tarjetas de realidad aumentada (también se pueden descargar desde su página web) para que, tras colocarlas en la mesa y enfocarlas con la consola, sucedan cosas curiosas en el tablero. No haremos spoilers…

Realidad aumentada en la PS Vita.

La de Nintendo no es la única consola que explota esta función. También la PS Vita de Sony permite descargar e imprimir unas tarjetas especiales para ejecutar minijuegos de realidad aumentada.

Mención especial en este campo merece un juego Made in Spain que ha conquistado medio mundo: Invizimals. La franquicia de Sony basa gran parte de la diversión de su juego en la realidad aumentada.

GAFAS INTELIGENTES

Por último, otro dispositivo con el que se disfruta de la realidad aumentada son las gafas inteligentes. Aunque de momento cada vez se habla menos de este tipo de gadgets (yo no las borraría del mapa, porque todo vuelve…) por el relativo abandono de las Google Glass, este tipo de aparatos también pueden aprovechar las ventajas de sobreponer sobre la realidad imágenes ficticias.

 Epson Moverio

Las Google Glass aprovechaban a la perfección esas capacidades, pero no son las únicas. Las Epson Moverio, más enfocadas al público profesional, quieren hacer de la realidad aumentada una tecnología que ayude en el aprendizaje y en la ejecución de tareas complicadas.

Por ejemplo, una de sus aplicaciones ya desarrolladas es una guía para montar una pieza de un motor: el usuario ve en sus gafas qué tiene que hacer en todo momento, qué pieza colocar primero, cómo enroscarla… todo ello, gracias a esta tecnología.

Siguiendo esas bases, la realidad aumentada puede servir desde para mostrar cómo ejecutar una cirugía a entender mejor una clase de instituto (en un museo, unas ruinas reconstruidas…), aprender a pilotar un avión (simulación), llegar a un punto de destino (GPS avanzado…).

Realidad aumentada en las Hololens.

Y es en este punto cuando tenemos que hablar del futuro. Y ese futuro de la realidad aumentada tiene un nombre: Hololens. Quizá a muchos no os suene, pero Hololens es un dispositivo que anunció Microsoft casi de refilón en 2015 que prometía una mezcla de gafas inteligentes, realidad virtual y hologramas (realidad aumentada).

Parece que puede ser el gran dispositivo que signifique un paso más allá en los logros de esta nueva tecnología, pues las demos que han mostrado hasta la fecha han logrado lo hasta ahora imposible: que el que lleva las gafas Hololens se olvide de que las lleva puestas y, además, piense de verdad que las imágenes virtuales que proyecta sobre los fondos reales son parte (real) del entorno.

De momento, la compañía ha mostrado aplicaciones de comunicación holográfica a través de Skype, programas de turismo a distancia, juegos de misterio y ‘shooters’, Minecraft y también demostraciones de apps educativas como una de anatomía y otra de modelaje. El dispositivo apunta maneras, y podría realmente ser un gadget que se abra paso en el mercado.

En conclusión

Realidad aumentada en las Hololens.

La realidad aumentada mezcla realidad e imágenes o información virtual gracias a un dispositivo electrónico. Esta tecnología presenta ventajas como que no se pierde el mundo real de vista y los resultados pueden ser no solo imágenes espectaculares, sino también información realmente útil para los ciudadanos.

Si con la realidad virtual se pierde la noción del espacio, con la realidad aumentada ese mundo sigue ahí, pero mejorado. De momento ya empiezan a haber apps muy útiles y juegos que la explotan, pero en los próximos meses veremos un cambio de ciclo en esta tecnología con la llegada de las Hololens de Microsoft. Mientras, coge tu móvil y explora, que la experiencia vale la pena.

HACE 4 AÑOS