TENDENCIAS

‘Hackerville’, así es el paraíso de la ciberdelincuencia

Râmnicu Vâlcea es una pequeña ciudad de Rumanía con una población de 120.00 habitantes que se ha hecho mundialmente famosa por convertirse en el paraíso de la ciberdelincuencia, según los propios piratas informáticos y el FBI. La ciudad es conocida internacionalmente como  ‘Hackerbille’ y está situada a tres horas en coche de la capital rumana, Bucarest.

La revista ‘The Wired’ ha publicado un reportaje sobre esta ciudad en la que abundan los coches de lujo y el nivel de vida de sus habitantes es, cuanto menos, ‘sospechosa’. Según se señala en esta revista, un alto porcentaje de jóvenes entre los 20 y los 30 años está involucrado en algún tipo de estafa cibernética, especialmente relacionada con el comercio electrónico.

Sin embargo, los investigadores aseguran que solamente un porcentaje pequeño son hackers, el resto están de alguna u otra forma, en contacto con mafias internacionales. “Roban miles de dólares por transacción de parte de los compradores extranjeros y los invierten en coches de lujo”,  publica ‘The Wired’.

Caída de Nicolae Ceausescu: ¿el origen todo?

Rumanía vivió una revolución social y política en 1989, que terminó con la ejecución pública de su presidente Nicolae Ceausescu y su esposa, lo que supuso el fin del régimen comunista y la introducción del país en la Econonía de Mercado. Esto supuso también que la población, durante años cerrada al cambio, tuvo acceso a Internet y a ordenadores de última generación, hecho que pudo suponer el comienzo de esta ciberdelincuencia, según expertos.

Los niños y jóvenes del pueblo tuvieron acceso barato a Internet en los cibercafés que, poco a poco, se fueron instaurando en ‘Hackerbille’ y la picaresca hizo que comenzasen a realizar estafas en la Red. En el 2002, se descubrió toda una trama de estafas en eBay y otros sitios web de subastas en los que se movían transacciones de dinero hacia ese pueblo. Fue entonces cuando el FBI puso el foco en investigarlo.

Una red con otros países europeos

En el año 2005, Râmnicu Vâlcea ya estaba demasiado vigilada, así que los estafadores decidieron comenzar a realizar pagos a través de otros países europeos, mientras personas cómplices recogían el dinero en efectivo. Las oficinas de Western Union comenzaron a proliferar en la ciudad, que se convirtió en el centro de la ciberdelincuencia mundial.

Muchos de estos intermediarios o ‘mulas’ de transferencia eran jóvenes rumanos que habían emigrado al extranjero, especialmente a Reino Unido y Estados Unidos. Fue precisamente en el país británico donde los investigadores capturaron a Romeo Chita de Stoica en el año 2008, un joven rumano que llegó a encabezar toda una trama de estafa en la Red después de comenzar como mula y descubrir las bondades de un negocio muy rentable.

Sin embargo, Romeo Chita solamente pasó 14 meses en prisión mientras la trama de ciberdelincuencia parece no tener fin. Actualmente, los nuevos delitos incluyen el pishing y nuevas formas de estafa que ya forman parte de un entramado internacional muy difícil de controlar por parte de las autoridades policiales.

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

HACE 4 AÑOS