HOW-TO

Las 5 claves para fotografiar amaneceres y puestas de sol

Una de las estampas más bonitas y apetecibles para los fotógrafos, profesionales y amateurs, es sin duda cuando sale y se pone el sol. Prepara tu cámara porque vamos a abordar las 5 claves para fotografiar amaneceres y atardeceres.

1) La planificación es esencial

Como pasa en la mayoría de las facetas de la fotografía, el ‘aquí te pillo , aquí te mato’ no suele ser un buen compañero de viaje. Ten en cuenta que el Sol no espera y que el clímax dura apenas unos minutos. Si fallas o llegas tarde, tendrás que esperar al día siguiente. Así que una buena organización es imprescindible para captar el momento que tienes pensado fotografiar.

Como en la fotografía de paisajes, es conveniente localizar el lugar idóneo días antes de la toma final. Haz pruebas de composición, dónde colocar la cámara, qué elementos vas a incluir en el encuadre y cuáles no. Esta preparación te ayudará a que en la sesión buena solo tengas que preocuparte de la exposición y disparar.

Ten presente también la meteorología porque no es lo mismo fotografiar con nubes que sin ellas, ya que la presencia de estos elementos puede ofrecer a tus imágenes más espectacularidad. Lo mejor son las nubes altas y separadas. De esta forma los rayos de sol pueden pasar entre ellas.

Es muy importante saber el lugar exacto por el que va a salir o ponerse el sol en el lugar que has elegido para la toma y cuánto va a durar el momento. Para ello tienes a tu disposición varias aplicaciones que te ofrecerán toda la información dependiendo de la estación del año. Durante el verano, el amanecer dura menos y durante el invierno, más. Una de las herramientas es LunaSolCal Mobile, una aplicación para Android que te ofrece los datos de los movimientos del Sol y de la Luna. También tienes, aunque de pago, PhotoPills, y la calculadora Golden Hour.

shutterstock_195510482

2) El equipo que necesitas para fotografiar amaneceres y atardeceres

Aparte de una cámara fotográfica que te permita ajustar los valores de velocidad de obturación, diafragma e ISO de forma manual, necesitarás otras herramientas para captar de la mejor manera posible la salida y puesta del Sol en todo su esplendor. Aquí podrás echar un vistazo a diferentes máquinas fotográficas con una relación calidad-precio muy buena para este cometido.

Lo primero es mantener bien firme la cámara porque los tiempos de exposición serán un poco largos. Para ello tendrás que contar con un trípode de los que ya te he hablado en otros artículos, como en el que te daba las claves para hacer fotografía de paisaje. Consulta los siguientes trípodes y elige el que más se adapte a tus necesidades.

shutterstock_347031587

En cuanto a las lentes, no hay un tipo específico para la fotografía de amaneceres y atardeceres. Dependerá del plano que quieras para la imagen, aunque predominarán los objetivos angulares y gran angulares. Ya sabes que estas lentes abarcan mucho ángulo de visión y permiten que toda la escena esté enfocada.

Otra herramienta que necesitarás para fotografiar amaneceres y atardeceres es un disparador remoto. Puesto que los tiempos de obturación son largos y que la cámara estará en un trípode, no es conveniente moverla durante el disparo. Para evitar cualquier pequeña trepidación usa un aparato que te permita accionar el obturador a distancia.

shutterstock_429876880

Y por último, los filtros. El que más se usa en este tipo de fotografía es el de densidad neutra degradado. Es un filtro que se coloca al principio del objetivo y que permite “oscurecer” parte de la fotografía (donde actúa la parte más negra del filtro). Son herramientas muy útiles para bajar la intensidad de la luz de un cielo y mantener la iluminación del suelo. Ideales para amaneceres y atardeceres con la línea del horizonte.

3) Las horas mágicas

Los fotógrafos perseguimos incansablemente las horas mágicas del día. Se repiten tanto por la mañana como por la tarde y dependen de la elevación del sol, la meteorología y las condiciones atmosféricas como la bruma o las partículas en suspensión. En este momento del día, la luz tiene muy poca intensidad, es muy difusa y suave.

LA HORA AZUL

Se trata de un momento en el que el cielo tiene un intenso color azul y se produce justo antes de salir el sol y momentos después de ponerse. Las características de este fenómeno, muy apreciado por los fotógrafos, son:

  • Colores saturados.
  • Cielo degradado que va de los tonos azules a los naranjas.
  • Las luces de los núcleos urbanos están encendidas por lo que es un momento ideal para realizar fotografía de ciudades con cielos azules.

shutterstock_94543360

LA HORA DORADA

En este caso, la luz, que es suave y difusa, tiene unos tonos rojos, naranjas y amarillos. No hay sombras duras ni altas luces por lo que es una iluminación muy apreciada por los fotógrafos para la fotografía de paisajes o retratos. Durante la hora dorada se pueden conseguir magníficos contraluces en los que el elemento principal aparece silueteado.

shutterstock_393703630

Por la mañana, la hora dorada ocurre antes que la hora azul, mientras que por la tarde aparece después.

4) La medición de la luz

Es importante comprender que no hace falta que salga el astro rey en todas las imágenes de atardeceres y amaneceres. Acabas de ver que los momentos más apreciados son las horas mágicas, unos instantes en los que el sol todavía no ha salido o acaba de ponerse, y cuya luz baña la escena a retratar.

shutterstock_357465311

De todas maneras, ajustar la exposición correcta en este tipo de fotografías es algo complicado porque introducimos un elemento muy luminoso que puede afectar a la medición general. Para realizar fotos en las que sí aparece el sol sigue estos pasos:

  • No midas directamente en el sol; hazlo en otro punto luminoso como las nubes.
  • Ajusta el exposímetro con un poco de sobreexposición (uno o dos puntos) y no en el centro. Así tu cámara será capaz de captar los detalles de las altas luces pero también los obtendrás en las sombras.
  • Ajusta la sensibilidad ISO en el valor más bajo. Utiliza diafragmas cerrados para que toda la escena aparezca enfocada (mucha profundidad de campo). Esto te obligará a usar velocidades de obturación algo lentas (por lo que necesitarás el trípode).
  • No te preocupes si el sol aparece quemado. Ten presente que es un elemento muy luminoso y que siempre parecerá un círculo blanco. Lo interesante de estas fotografías es cómo lo incluyes en el resto de la composición.

shutterstock_132413567

LOS RAYOS DEL SOL

Si decides incluir el astro rey en tu composición puedes hacer que éste tenga los típicos rayos con los que siempre lo dibujamos. De otra forma, el Sol parecerá una bola blanca que, lejos de ser atractiva, afeará la fotografía.

shutterstock_228722404

La técnica para hacer aparecer estos rayos es ajustar el diafragma en posiciones muy cerradas. Es decir, sitúa este ajuste en números f altos (18, 22, 32) y así verás las estelas, que seguro quedarán muy interesantes en la imagen.

5) La composición lo es todo

Al fin y al cabo, los amaneceres y atardeceres son unos fenómenos que se incluyen en la fotografía de paisajes. Por lo tanto, hay varios elementos, como la composición, que deben respetarse para este tipo de imágenes. Cuida el encuadre para que las fotografías de las alboradas y de los ocasos sean especiales y espectaculares.

Recuerda la regla del horizonte para situar correctamente esta línea según lo que quieras destacar en la fotografía. Si lo más importante para ti es el cielo, pon el horizonte en la recta del tercio superior. En cambio, si deseas resaltar el suelo o el mar, el horizonte debe colocarse en la línea inferior.

shutterstock_387692950

Incluye elementos en el primer plano para dirigir la mirada del espectador hacia el sujeto más importante del encuadre, que puede ser el sol. Compón los elementos de acuerdo a la regla de los tercios, el triángulo dorado o la composición áurea. Estos elementos pueden ser árboles, piedras, casas, monumentos o personas.

shutterstock_415467814

La fotografía de atardeceres y amaneceres es ideal para realizar retratos de sujetos delante de un fondo bonito. Sin embargo, verás que hay un problema relacionado con la luz. Si el fondo se ve bien iluminado, el retratado se mostrará oscuro. En cambio, si la persona está correctamente expuesta, lo que hay detrás de ella aparecerá quemada. La solución es medir la luz del amanecer o atardecer e iluminar con un flash al retratado.

shutterstock_78347674

La otra opción para hacer retratos durante amaneceres y atardeceres es siluetear a la persona frente al sol. Para ello, mide la luz del astro rey y no ilumines al personaje para que salga totalmente oscuro. Así solo se verá su silueta.
fotografiar_amaneceres_atardeceres

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios. 

HACE 3 AÑOS