HOW-TO

Cómo evitar los fraudes telefónicos

Más de 40.000 casos de fraude relacionados con la telefonía móvil llegan cada año a los buzones de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Y es que los timos telefónicos reportan ganancias millonarias a los estafadores, que han visto en la proliferación de los smartphones una forma sencilla de enriquecerse.

Hoy en día estamos más expuestos que nunca a todo tipo de timos, así que cabe ser precavido para no convertirse en una víctima más del fraude telefónico. A continuación te contamos cuáles son las modalidades de estafa más comunes, cómo puedes evitarlas y en dónde debes denunciarlas.

Fraudes telefónicos más comunes

shutterstock_302638241

Los ladrones utilizan tretas cada vez más ingeniosas para hacerse con nuestros datos personales y nuestro dinero. Así que, para evitar ser estafado, lo más importante es conocer de antemano el tipo de fraudes más comunes. Aquí te dejamos una pequeña lista con algunos de ellos:

  • Evita descargar contenido de tiendas de aplicaciones no oficiales. Algunos estafadores desarrollan apps espía a través de las que roban los datos (incluidas las cuentas bancarias) de sus víctimas.
  • No devuelvas llamadas a números largos y con prefijos extranjeros. Los estafadores realizan llamadas rápidas (de sólo un tono) para que a sus víctimas no les de tiempo a descolgar el teléfono y se vean obligadas a devolver la llamada. En ello consiste el fraude, puesto que el número al que se realiza la rellamada tiene asignado un coste de establecimiento y una tarificación por minuto muy elevados. Además, lo más común es que, al devolver la llamada, la víctima escuche una grabación con la intención de prologar lo máximo posible el tiempo de la llamada.
  • Los estafadores suelen hacerse pasar por funcionarios del gobierno, empleados de banca e incluso trabajadores de empresas de servicios públicos de suministros (agua, electricidad y gas). Así que, antes de dar información personal por teléfono o responder a un mensaje de texto, asegúrate de que realmente has solicitado algún servicio a alguna de estas empresas u organismos.
  • Nadie gana premios sin haber participado antes en un sorteo o concurso. Así que si no has participado en ninguno, no des tu información personal y bancaria a ningún interlocutor que te llame asegurándote que has ganado un coche, una casa o un viaje.
  • Si estás buscando trabajo, ten mucho cuidado con las llamadas que te informan de una posible oferta de empleo y te piden que llames a otro número de teléfono para conocer más detalles acerca del puesto. Antes de llamar busca el número en Google y asegúrate de que no se trata de una estafa. Si es una artimaña de un estafador, ese número será de tarificación especial y la llamada te costará unos cuantos euros.
  • No respondas mensajes de texto de números desconocidos o que te avisan de que tienes un nuevo mensaje de voz. Lo más probable es que termines suscrito a un servicio de mensajería de pago.

En el mundo de las estafas la picaresca no tiene límites. Así que si no quieres pasar a engrosar la lista de víctimas de estafas telefónicas, no está de más que te mantengas al día de las noticias por si surgen nuevas modalidades de estafa.

shutterstock_383077021

¿Dónde puedo denunciar un fraude telefónico?

Si pese a ser cuidadosos acabamos siendo víctimas de una estafa telefónica, es importante realizar la pertinente denuncia. Para ello podemos acudir a las asociaciones de consumidores o a cualquier comisaría de policía de nuestra ciudad. Aunque la Policía Nacional también cuenta con un formulario en su página web para tramitar online este tipo de denuncias.

Si te conviertes en víctima de una estafa telefónica no te quedes de brazos cruzados. Denúncialo para que los timadores no puedan continuar lucrándose engañando a la gente.

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

HACE 4 AÑOS