HOW-TO

Cómo hacer fotos macro

Desde cerca, el mundo se ve de otra manera. Las fotografías macro son espectaculares y nos ayudan a observar detalles que de otra forma pasarían desapercibidos. Hay muchísimos ejemplos: la belleza del pétalo de una flor, los increíbles ojos de un insecto o una gota de aceite recorriendo una aceituna. Se trata de una técnica que requiere, como la de paisajes, de mucha práctica. Así que no te pierdas estos consejos para hacer fotografía macro.

¿Qué es la fotografía macro?

shutterstock_118732663

El prefijo macro significa grande. De este modo, la macrofotografía es aquella en la que el sujeto u objeto retratado aparece igual o más grande que en la realidad. Pero antes de iniciarte en este mundo debes conocer un elemento importante: el factor de magnificación. Básicamente es la relación de tamaño que hay entre el sujeto fotografiado y su representación en la imagen.

La mayoría de los objetivos macro tienen una escala o factor de magnificación de 1:1, lo que significa que lo que retratamos con él tiene el mismo tamaño en el fotograma final. En cambio, un objetivo con una magnificación de 1:2 hará fotografías en las que el sujeto tendrá la mitad de tamaño que en la realidad.

CALCULA EL FACTOR DE MAGNIFICACIÓN

En la mayoría de lentes macro viene especificada esta relación de tamaño, pero si quieres conocer el factor de magnificación de cualquier objetivo, debes seguir estos pasos:

  • Coloca la lente a la distancia mínima de enfoque. Encontrarás esta medida en la lente y viene indicada en metros y pies.
  • Haz una fotografía a una cinta métrica.
  • Divide el ancho del sensor entre los milímetros que puedes contar en la imagen.
  • El resultado te ofrecerá el factor de magnificación del objetivo usado.

El equipo que debes usar

La fotografía macro es de esas técnicas algo complicadas que necesitan unas herramientas específicas para llevarlas a cabo.

Si vas a iniciarte en esta faceta fotográfica, ten presente un equipo básico que podrás mejorar o ampliar poco a poco.

CÁMARAS

Quizás sea la herramienta que menos importa en la fotografía macro porque lo que identifica a esta técnica es el objetivo usado.

De todas formas, las cámaras compactas, las Bridge y todas las réflex de aficionado incorporan un automatismo al que llaman macro. El símbolo que lo identifica es una flor y seguramente lo encontrarás en el principal dial de la máquina junto al modo deportes, retratos o paisajes.

fotografía-macro-símbolo-macro

Cuando activas esta opción, lo que hace la cámara es imitar las condiciones en las que se suele tomar la fotografía macro en cuanto a apertura de diafragma (muy abierto) y velocidad de obturación rápida. También aplica estilos o filtros de contraste o color para potenciar la imagen. Si las condiciones de luz no son propicias, la cámara puede decidir incluso activar el flash incorporado.

OBJETIVOS

Son las verdaderas herramientas que definen a la fotografía macro. Lo que debe permitir la lente es acercarnos muchísimo al sujeto, es decir, su distancia mínima de enfoque debe ser muy pequeña.

Notarás que un objetivo normal no enfoca si estás muy cerca. Para conocer la distancia mínima de enfoque basta con buscar un número, que viene en metros y en pies, y que se encuentra en la lente junto al símbolo de la flor o un infinito.

fotografía-macro-distancia-mínima-enfoque

Ese número indica la distancia, a partir del plano del sensor (no del extremo del objetivo), a la que se puede enfocar.

El origen viene representado en el cuerpo de la cámara junto al visor mediante un círculo y una línea. Si la distancia mínima de enfoque es de 30 cm y el objetivo mide 25 cm, el sujeto puede estar a menos de 5cm de la lente para ser enfocado. Esto es una distancia muy cercana, por lo que el sujeto aparecerá muy grande en la foto.

fotografía-macro-plano-sensor

En el mercado hay muchos objetivos macro que cubren varias distancias focales y tienen distintas aperturas de diafragma máximas. Busca el que más se adapte a tus necesidades fotográficas, pero ya te avanzo que la mayoría son del tipo teleobjetivos.

INVERTIR EL OBJETIVO

Si por el momento no puedes adquirir un objetivo macro, una solución para acercarte a este tipo de fotografía es reutilizar tus lentes convencionales.

Hazte con un anillo inversor, colócalo en la montura de la cámara y enrosca el objetivo, pero al revés. El inconveniente es que no podrás ajustar el diafragma, siempre dispararás en la máxima apertura, por lo que la profundidad de campo será muy pequeña.

TUBOS DE EXTENSIÓN

Se trata de una herramienta que se sitúa entre el cuerpo de la cámara y la propia lente. De esta forma se reduce la distancia mínima de enfoque, por lo que puedes acercarte más al sujeto fotografiado y hacer que éste aparezca más grande en el sensor.

shutterstock_230525821

TRÍPODE

Ante todo, paciencia y trípode. La fotografía macro requiere una gran dosis de calma porque suele implicar mucho tiempo de preparación, encuadre, composición y enfoque de elementos muy pequeños y difíciles de afrontar. Un buen soporte para la cámara y el objetivo se convierte en esencial para evitar la trepidación, el movimiento provocado en el momento de disparar.

shutterstock_71779132

Además, el trípode facilita la acción de enfoque del sujeto. En fotografía macro, la profundidad de campo suele ser ínfima, por lo que hay que atinar casi al milímetro.

Para ayudarte en esta tarea, existen las rótulas milimétricas y los raíles de enfoque macro, que permiten el movimiento de la cámara milímetro a milímetro para enfocar elementos muy pequeños.

Algunos consejos

Hay que tener presentes algunos puntos importantes para tomar fotografías macro y que el resultado sea satisfactorio:

  • No vale el “aquí te pillo, aquí te mato”. Una organización previa sobre lo que se va a fotografiar es indispensable. Para las flores, por ejemplo, una jornada previa para planificar y pensar cómo tomar las imágenes ayudará mucho en el momento de la sesión final. Irás a tiro hecho.
  • Cuida el fondo. No te conformes con el segundo plano que viene dado. Puedes llevar en tu mochila un set de pequeñas cartulinas de colores para complementar el sujeto principal de la imagen.
  • Levanta el espejo. Para evitar la trepidación de la cámara en el momento de disparar, es buena idea levantar el espejo antes de tomar la fotografía. Así te aseguras de que todas tus fotos macro quedan congeladas.
  • Visión en directo. La cámara permite el modo Live View en la pantalla trasera. Actívalo para facilitar el enfoque manual y hacer nítido aquel punto que deseas destacar. Ten presente que estás trabajando con sujetos muy pequeños por lo que el visor tradicional puede no ser muy adecuado.
  • Espera a los insectos. Para este tipo de fotografía macro es mejor no ir a por los bichos, si no esperar a que ellos vengan a ti. Estudia en sesiones anteriores por dónde y cómo se mueven, a qué lugares van y, sobre todo, fotografía durante el amanecer. Es el momento del día en el que su actividad no es tan intensa.

shutterstock_157246784

Creatividad

El macro es una rama de la fotografía muy bonita y que da como resultado imágenes muy espectaculares. Además, es un campo abonado para dar rienda suelta a tu creatividad.

shutterstock_46541869

Por ejemplo, utiliza una gota de agua como si fuera una lupa. Con un cuentagotas, coloca un poco de agua en el pétalo de una flor y en el segundo plano sitúa un elemento. Acércate todo lo que puedas y verás que la gota invierte la imagen que hay detrás.

shutterstock_103447313

Prueba a realizar fotografías macro a la comida. Verás que cualquier alimento toma otra dimensión si te acercas lo suficiente. Descubre texturas y realza colores.

HACE 1 AÑO

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario