REVIEWS

‘Captain Fantastic’: el estreno esperado (y rompedor) de Viggo Mortensen

Como si estuviésemos en la jungla, apartamos los arbustos de secuelas, precuelas y ‘por si cuelas’ para vislumbrar en la cartelera ‘Captain Fantastic’; una de las propuestas cinematográficas más apetecibles de los últimos meses.

De los pocos estrenos modernos que abordan temas universales reconocidos por todos y que, mientras entretiene, crea posicionamiento en el espectador.

Dirigida por el también actor Matt Ross (serie ‘Big Love’); está protagonizada por Viggo Mortensen, sobre cuyo trabajo se sostiene gran parte del valor añadido de la cinta.

captainfantastic-mediatrends3

El riesgo del cine ‘Indie’ americano

Quedarse obnubilado mirando en silencio al infinito no significa necesariamente mostrarse más reflexivo ni más profundo.’

Podría ser uno de los reproches más recurrentes al cine norteamericano calificado como ‘Indie’. Confundir extravagancia con emancipación social, profundidad con ensimismamiento…; son claves de un cine que desde luego ha conseguido hacerse reconocible casi como género propio.

No es cuestión tanto de bajos presupuestos como de estilo. ‘Pequeña Miss Sunshine’, ‘Viaje a Daarjeling’, ‘Lost in Translation’, ‘Juno’, ‘Los Tenenbaums’, ‘Napoleon Dynamite’… Un cine casi contemplativo, que pretende exponer sentimientos a flor de piel en unos protagonistas característicamente impasibles.

No hay grandes tramas, argumentos complejos ni atisbo alguno de acción o suspense. Ciertos toques de filosofía académica, resistencia pasiva al sistema…; todo rodeado de interminables pausas y silencios capaces de sacar de quicio a más de un espectador.

captainfantastic-mediatrends6

Silencios y pausas sin motivo es como aquello de ‘la potencia sin control...’. El cine clásico japonés, entre otros, bajaba el ritmo hasta casi detenerlo; pero siempre mientras se sucedían en sus protagonistas unos dilemas y dramas internos tremendamente crudos. El espectador había asistido a los acontecimientos previos y en sus pausas sabía que se condensaba todo el dolor o la pasión. Había motivo, había fondo dramático capaz de conmover.

El cine ‘indie’ muestra su costumbrismo como una manera de encarar la sociedad; con silencios que únicamente manifiestan el vacío existencial frente al consumismo, la moda, los cánones establecidos. Dos horas de pasividad moral frente a un sistema que no convence pero al que tampoco se transgrede manifiestamente.

VigoMortensen-mediatrends7

‘Captain Fantastic’ triunfa en Cannes

Aclamada en Sundance, un festival impulsado por Robert Redford y hecho a la medida del género; lo inusual de ‘Captain Fantastic’ fue llevarse la ovación en Cannes (y premio a la mejor dirección en la categoría ‘Una cierta mirada’). Festival con un concepto de cine independiente completamente distinto.

Este es su tráiler:

Y ha tenido tanto ‘de boca a oreja’ porque busca una diferencia frente al cine ‘indie’ típico: posicionar al espectador.

La educación; las ventajas e inconvenientes de crecer al margen de la sociedad; el ideal de las relaciones paterno-filiales… Podrá pecar en su tramo final de caer en el sentimentalismo fácil, pero no de no plantear temas importantes y reconocibles por todos.

captain2

Y es que la sociedad norteamericana desde que lideró el consumismo voraz siempre ha estado debatiéndose entre el amor a sus valores tal y como les han sido inculcados y la necesidad de huir definitivamente de ellos.

Gestionar la presión de tener éxito; la competición sin escrúpulos para llegar lejos en el mundo empresarial o universitario; sobrellevar un sistema social intrusivo, cruel con el que queda fuera y controlador con el incluido…

Manejar todas esas emociones impuestas no es sencillo; por eso siempre ha sido el modelo social no dictatorial que más ha soñado con escapar de sí mismo.

‘Captain Fantastic‘ mantiene un tono comprensivo y humano, sin exponer posturas de blanco o negro, sino respetando los matices y sobre todo las motivaciones. Algo clave en un cine que quiera conectar con la taquilla: primero hacerse entender y, una vez bien agarrado, conducir al espectador por el sendero de las emociones.

En definitiva, una ocasión poco habitual de pasar un rato entretenido y salir con ganas de comentar; estilo ‘Yo en su lugar…’

Habrá que aprovechar.

HACE 3 AÑOS