COMPARATIVAS

14 cosas de Steve Jobs que no sabías (hasta ahora)

De carácter irascible, obsesivo, seductor, desagradable y absolutamente impulsivo. Así describen quienes le conocieron a Steve Jobs. Y es que el padre de Apple fue un hombre de muchas excentricidades y curiosidades, que no dejaba indiferente a nadie, aunque en público se mostrara como una persona afable y comunicativa. Si eres de lo que creen que lo saben todo del fundador de Apple, estás muy equivocado. Porque hoy descubrirás 14 cosas de Steve Jobs que no sabías (hasta hoy).

1. Su sueldo en Apple era de 1 dólar al año

eua-1981-1-dolar-serie-a-12l-san-francisco-escaso-impecable-13385-MLM74746605_1579-F

Aún así, Laurene Powell Jobs, viuda del co-fundador de Apple, ocupa la séptima posición de la lista Forbes de los empresarios tech más ricos del mundo de 2015, con un patrimonio estimado de 21.400 millones de dólares.

Asimismo, sus ingresos como accionista de Disney superaban los 48 millones de dólares anuales.

2. Podría haber sido el primer CEO de Google

Y es que los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, trataron de reclutar a Jobs para su compañía.

3. Era un vegetariano con trastornos alimenticios

shutterstock_296109101

Que Steve Jobs era un vegetariano empedernido, a raíz de leer ‘Diet for a small planet‘ -todo un hit en los setenta en Estados Unidos-, es sabido por todos. Lo que quizás no todo el mundo sabe es que, según un artículo de 2008 de la revista Forbes, Jobs era ‘un adicto a las verduras verde oscuro, como los espárragos’.

Asimismo, ‘su piel se le llegaba a poner un poco naranja de tanto comer zanahorias‘, tal y como cuenta un amigo suyo en el libro.

Y por si todo esto no fuera suficiente, en 1977, segundo año de vida de Apple, no comió más que frutas.

Según su hija Lisa, sus obsesiones con la comida estaban relacionadas con su carácter ascético: tenía la ida de que se podía llegar a la iluminación mediante la abstinencia estomacal.

4. Su número de empleado en Apple era el 0

Todos los empleados de Apple tienen una tarjeta, en la que figura el nombre del empleado y su número, según el orden en el que fueron contratados. Steve Wozniak, fundador de Apple, recibió el número 1 y Jobs el 2.

Tras su ataque de celos por estar tras su socio, a Jobs le acabaron dando el número 0 para que dejara de quejarse.

5. En su armario tenía más de 100 jeans Levi’s

shutterstock_492486466

Según dicen, en su armario disponía de más de 100 tejanos Levi’s, ya que los usaba todos los días. Siempre los combinaba con unas zapatillas New Balance talla 14 (de USA).

6. Vendió un ordenador científico al rey Juan Carlos I

114288NEXT_Cube-IMG_7154

Una de las curiosidades menos conocidas de Jobs es que vendió un ordenador al mismísimo rey de España, Juan Carlos I.

Se trataba del ordenador NeXT y lo pactaron tras una breve conversación en una feria de San Francisco en la que ambos coincidieron.

Lo mejor del caso es que el NeXT, que aún no había salido a la venta, era un ordenador de uso científico, no personal, por lo que no sabemos qué debió de contarle Jobs al monarca para convencerle de que necesitaba ese dispositivo.

7. Tiene una figura de bronce en Hungría

1429526_600

Graphisoft, una empresa de software húngara, creó una figura de bronce de Steve Jobs, calificándolo como ‘una de las personalidades más importante de la era moderna’.

La estatua de bronce, del escultor Erno Toth, mide más de 2 metros de altura y pesa 220 kilos, y está emplazada en el campus del fabricante de software, en Budapest.

8. Quería llamar al iMac ‘MacMan’

En agosto de 1998, Apple lanzaba el primer iMac, un ordenador para principiantes que supuso la recuperación de la compañía.

Sin embargo, el nombre del ordenador no estuvo claro desde un inicio. Sin ir más lejos, Ken Segall, el publicista de Apple, desveló en 2012, en su libro ‘Insanely Simple‘, cómo Steve Jobs quería llamarle al primer iMac ‘MacMan’.

Finalmente, Segall consiguió que esa idea se obviara y se acabara llamando iMac.

9. No se lavaba mucho

shutterstock_442261234

Se rumorea que cuando trabajaba para Atari fue pasado al turno nocturno debido a su falta de higiene personal y mal olor.

10. Mintió a su socio Steve Wozniak

Cuando Jobs creó conjuntamente a su socio Steve Wozniak ‘Breakout’ para Atari, un juego en el que una pelota bota contra una barra, Jobs le dijo a su socio que compartiría la mitad de los beneficios con él.

No obstante, Atari le hizo ganar a Jobs 5.000 dólares, pero éste le dijo a Wozniak que sólo había conseguido 700 dólares, por lo que le acabó dando 350 míseros dólares.

11. Negó la paternidad de su primera hija

the-story-of-lisa-brennan-jobs-the-daughter-steve-jobs-claimed-wasnt-his

Durante dos años, Steve Jobs negó ser el padre de Lisa, nacida en 1978, fruto de su relación con Chrisann Brennan, con la que rompió antes de que ésta diera a luz. ¿Por qué lo hizo? Pues Jobs alegaba una supuesta esterilidad, por lo que obligó a su novia a sacar adelante a su bebé mediante ayudas sociales, al limitarse a pasarle a su hija una manutención de unos pocos de cientos de dólares, pese a que él era ya un acaudalado multimillonario.

Años después, Jobs dijo que siempre supo que era hija suyo, pero que ‘no podía admitirlo. Quería que ella abortara. Criar a un hijo es algo muy duro y yo no estaba preparado‘.

Años más tarde, quiso compensar su comportamiento poniendo el nombre de su hija a un producto de Apple: el ordenador Lisa (aunque el departamento de marketing de la compañía afirmaba que, en realidad, se trataba de las siglas de ‘Local Integrated System Architecture’).

El ordenador fue un desastre comercial y los últimos 3.000 dispositivos se enviaron directamente a un vertedero.

12. Idolatraba a Bob Dylan y Pablo Picasso

Jobs aseguró en una entrevista que sus ídolos eran Bob Dylan y Pablo Picasso, porque ‘ambos siempre estaban arriesgándose a fracasar‘.

13. Tenía una moto BMW que prestaba a Bill Clinton

jobs_bmw

En el salón de su mansión tenía una motocicleta BMW que, a menudo, prestaba a Bill Clinton.

14. Su oficina sigue intacta a día de hoy

Time Jobs 4

Según Tim Cook, el actual CEO de Apple, su oficina sigue intacta a día de hoy, varios años después de su muerte. Al parecer, hay la idea de trasladar la oficina al nuevo campus de Apple.

HACE 3 AÑOS