TENDENCIAS

‘Inferno’: Tom Hanks retoma su papel de héroe tranquilo

Cuatro novelas ha escrito el estadounidense Dan Brown protagonizadas por el experto en simbología Robert Langdon: ‘Ángeles y demonios’, ‘El Código Dan Vinci’, ‘El símbolo perdido’ e ‘Inferno’. Las dos primeras fueron adaptadas al cine en 2009 y 2006, respectivamente. Primero la segunda y luego la anterior en orden cronológico. Ahora llega a los cines la cuarta novela. ¿La tercera? Quién sabe cuándo. Aquí está claro que el orden no altera el producto.

Con el personaje de Robert Langdon también regresa a la gran pantalla Tom Hanks. El veterano actor estadounidense de 60 años repite por tercera vez al igual que el director Ron Howard (‘Willow’, ‘Una mente maravillosa’). La suya es una colaboración cinematográfica muy productiva que no se limita a las adaptaciones de las obras de Dan Brown. También han coincidido en películas como ‘Apolo 13’ y ‘Un, dos, tres… Splash’.

En ‘Inferno’, el personaje de Tom Hanks se encuentra con un problema grave de inicio: sufre amnesia por culpa de un accidente. Por suerte para él, Felicity Jones da vida a una doctora que le ayudará a recobrar la memoria y a resolver un enigma que podría salvar a la humanidad. Sí, como es habitual cuando está por medio el personaje de Robert Langdon, hay unos acertijos relacionados con símbolos que sólo él puede resolver.

En el caso de la nueva película, los acertijos tienen que ver con ‘La Divina comedia’ del italiano Dante Alighieri. Esa obra de poesía del siglo XIV, una de las más importantes de la literatura italiana, está dividida en tres partes o cantos: Infierno, Purgatorio y Paraíso. Al reino de Lucifer hace referencia continuamente la película ‘Inferno’.

Robert Langdon, prototipo de héroe tranquilo y sagaz

Tom Hanks (en la imagen con Felicity Jones) protagoniza Inferno, película basada en una novela de Dan Brown del mismo nombre.

Si ya has leído las novelas o visto las películas, recordarás que el personaje de Robert Langdon tiene como punto fuerte la inteligencia. No es un héroe de acción. Es profesor de Simbología religiosa en la Universidad de Harvard. Sin embargo, al contrario que otro célebre profesor, el doctor Jones, Indiana Jones para los amigos, no oculta un héroe de acción en su interior.

Langdon se ve envuelto en conspiraciones y debe pelear por su vida o la de otros, pero casi siempre lo hace por medio de su inteligencia. Se dedica a resolver enigmas contra el reloj. Así, en ‘Ángeles y demonios’ se enfrenta a una conspiración de los Iluminati para volar el Vaticano cuando los cardenales tienen que elegir a un nuevo Papa.

En ‘El Código Da Vinci’, por su parte, el profesor de simbología busca el Santo Grial y descubre poco a poco, pista a pista, una conspiración para ocultar la verdadera historia de Jesucristo. Un papel al que aportó Tom Hanks su presencia y con el que logró una gran taquilla: 758 millones. Le fue bastante mejor que a ‘Ángeles y demonios’, que se quedó en 485 kilos. Aun así, dio beneficios, lo que se espera que también haga ‘Inferno’.

El rol de Robert Langdon le viene que ni pintado a Tom Hanks. Nadie mejor que él para representar a este modelo de héroe tranquilo. Alguien que parece una persona corriente pero que gracias a su inteligencia o su perseverancia y sacrificio es capaz de lograr importantes gestas. Aquí tienes otras películas donde el actor cumple con este perfil.

‘El puente de los espías’

El director Steven Spielberg llevó a los cines un hecho histórico: el intercambio de prisioneros realizado en Berlín en tiempos de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En ‘El puente de los espías’, Tom Hanks da vida a James Donovan, un abogado de Brooklyn que primero tuvo que defender en un juicio al espía soviético (magistralmente interpretado por Mark Rylance) y después tuvo que participar en las negociaciones para el intercambio.

Un papel de héroe tranquilo para Tom Hanks, que estuvo muy convincente, como siempre, en la piel del abogado empeñado en conseguir un rehén extra: un preso estadounidense en poder de la República Democrática Alemana. Un hombre que sólo puede valerse de su intuición y su astucia para doblegar a los entonces enemigos de Estados Unidos, que no están dispuestos al intercambio 2×1 que él propone.

‘Capitán Phillips’

De nuevo un hecho real, el secuestro del buque estadounidense Maersk Alabama en 2009 por piratas somalíes, le dio a Tom Hanks la posibilidad de lucirse en la gran pantalla. Borda el papel del capitán del barco mercante, Richard Phillips, un hombre capaz de mantener la cabeza fría y actuar con prudencia incluso en la situación más peligrosa.

Lo mejor de ‘Capitán Phillips’ es el duelo interpretativo del actor con Barkhad Abdi, que sorprendió con su primer papel como el líder de los piratas somalíes. Eso y que el director Paul Greengrass no quiso hacer una película con buenos y malos y muestra el punto de vista de los piratas, que están abocados a llevar esa vida delictiva. A ellos, que están armados hasta los dientes, se enfrenta Tom Hanks con una única arma: su inteligencia.

‘Náufrago’

Robert Zemeckis dirigió a Tom Hanks en ‘Náufrago’, película en la que el actor se encuentra solo casi todo el metraje. El motivo: su avión sufre un accidente y él es el único superviviente. Llega a una isla desierta donde tendrá que aprender a valérselas por sí mismo sin ayuda y con la única compañía de un balón al que llamará Wilson y que se convierte en otro personaje.

De nuevo el actor estuvo genial. Se mete en la piel de un ejecutivo llamado Chuck Noland que vive por y para el trabajo, una persona corriente, que de repente se encuentra en una situación extrema y tiene que tirar de ingenio y perseverancia para salir a flote. Aguantar cuatro años en una isla desierta sólo está al alcance de un héroe. Y Tom Hanks lo es: el héroe cotidiano. Fue nominado al Oscar por este papel, aunque no lo ganó.

‘Apolo 13’

Otra situación de extremo peligro y otra vez que Tom Hanks actúa con toda la calma del mundo. Es cierto que, en su situación, tampoco podía hacer mucho más, pero siempre mantiene la cabeza fría. En este caso, al mando del Apolo XIII, una nave que viajó a la Luna en 1970 y que se quedó a medio camino. ¿No te parece tan grave? El regreso a casa fue toda una odisea y los tripulantes salieron vivos de milagro.

La nave empezó a fallar, el oxígeno se les agotaba y en la Tierra decenas de personas de la NASA se devanaban los sesos para ayudar a los astronautas. Mientras eso pasaba, en el espacio, Hanks, Bill Paxton y Kevin Bacon seguían las instrucciones mientras el tiempo se les acababa. Ron Howard dirigió ‘Apolo 13’ y para ello contó de nuevo con su actor fetiche (entonces todavía no lo era).

‘Forrest Gump’

Inteligencia no le sobra al personaje principal de ‘Forrest Gump’, pero a cambio tiene constancia y ganas de superarse para exportar. Y una bondad sin límites. Con este papel, Tom Hanks ganó su segundo Oscar y demostró que hay muchas formas de convertirse en un héroe. Por ejemplo, corriendo mucho para salvar a tus compañeros de pelotón.

El bueno de Forrest Gump no es muy inteligente y aun así está presente como protagonista en varios momentos muy destacados de la historia de Estados Unidos. Un papel que le vino como anillo al dedo al actor, que se lució con él. Y pensar que el intérprete elegido previamente para este rol fue John Travolta…

HACE 4 AÑOS